miércoles, noviembre 15, 2006

Viaje Viena - Madrid


Ya sabes que a mi Spanair para viajar no me gusta, casi todos mis viajes con ellos han sido retraso más retraso y algún que otro susto, como un vuelo desde Lanzarote que se abrió una escotilla de carga.. en fin. Pero he de admitir que nos han dado un vuelo comodísimo, cuando llegamos al mostrador en Viena pedimos cambiar los billetes para ir en Bussiness, pero nos dijeron que no lo hiciésemos... cuando llegamos al avión vimos porque, íbamos casi solos en el viaje, teníamos tres filas para nosotros solos. La clase bussiness son asientos normales, pero entre dos dejan uno libre y la única ventaja es que la bebida y los frutos secos es gratis, pero nada más. Así que fuimos de maravilla, todo tirados en los asientos, se hizo el vuelo cortísimo y cuando llegamos a Madrid, al Aeropuerto de Barajas, por las maletas como tenía la etiqueta de primera clase de Austrian Airlines ¡Salieron las primeras! Una experiencia totalmente nueva para mi eso de no tener que esperar.

Cuando salimos nos esperaban César y Mari... ¡Qué lloraba! Estaba más emocionada que nosotros mismos. Abrazos, besos y taponamos la salida de los demás pasajeros, pero nadie protestó se notaba la emoción y luego el chow, meter las maletas en el coche, pero al final cupieron.. más o menos y pudimos ir a nuestra casita ¡Qué emoción! Después de casi dos meses volver a ver nuestra urbanización, nuestra casa....

No hay comentarios:

Publicar un comentario