lunes, marzo 19, 2007

Esperanza en la raza humana


Ayer me contaba mi madre como una persona muy querida por la familia está pasando un mal momento, por el cual no pudo estar en la boda, tiene que cuidar de una persona enferma y se ha quedado sola en la tarea, me pareció algo tan duro y a la vez tan valiente, que la enaltece como ser humano, no es una persona del blog y no me gusta hablar de quien no está por aquí, pero creo que como homenaje a su coraje hago bien enviándole un fuerte a abrazo a Lourdes D. con todo mi ánimo y todo mi cariño.

Y esto me ha hecho pensar en todas las personas que están haciendo eso, cuidar de los demás, por compromiso social o familiar, en lo valientes que son. Ana B., de la ONG que ayuda a niños hospitalizados, Frank en "Solidarios.org" que hace la ronda por Madrid atendiendo a gente sin hogar, Conchi que cuida niños con cancer en el hospital de Córdoba o Victoria, la madre de Javi ha estado cuidando de sus padres durante más de 30 años, que se dice pronto, ha sacrificado su vida laboral por cuidar de sus padres, ha estado a su lado, les ha atendido y acompañado durante un tiempo que es casi toda la duración de mi vida, se ha dedicado por completo a ellos y su familia. Ahora, en estos momentos que han sido tan difíciles, no ha dejado de estar al lado de su madre y tiene que compaginar su retomada vida laboral, con cuidar de su madre varias noches por semana y además llevar su casa. Ahora entiendo de donde ha salido Javi, que no ha dudado en dejar su casa y su trabajo e irse a 400 km por cuidar de su abuela durante un mes, quedándose a dormir y cuidar de su abuela, que es algo muy duro psicológicamente y un gran esfuerzo físico.

¿Cuantas personas conoces que serían capaces de hacer eso? Que se den golpes en el pecho y se les llene la boca de "responsabilidades" conozco bastantes, pero que hagan las cosas día a día sin darse méritos ni colgarse medallas, por desgracia son escasas. Realmente esa capacidad de entrega no es nada habitual y lo peor es que en muchos casos ni siquiera está reconocida ni agradecida, como le ha pasado a esta amiga de la familia. Como yo puedo hacer bien poco en realidad para reconocer ese esfuerzo, más allá de acordarme de ellos y plasmarlo en el blog, estoy deseando que llegue el día que nos vayamos de crucero el mes que viene, para colmar a Javi y Victoria de los mimos y atenciones que ellos han dado a la abuela. Me alegro hoy de haber cogido suites en el crucero, porque se merecen las mejores atenciones. Porque si todo el mundo merece un descanso de vez en cuando, en este caso se lo han ganado con creces (y honores).

El día que nos casamos, Victoria nos dio un premio, un gesto divertido e imaginativo que hoy quiero corresponderle con el mio, mi propio premio y reconocimiento por todo lo que hace por los suyos. Sé que no es mucho, pero aquí queda, para Victoria por ser de esas personas que nos devuelven la esperanza en la raza humana.

10 comentarios:

  1. Sin palabras, pero con los ojos húmedecidos....

    ResponderEliminar
  2. Cuidar a una persona enferma, pasar a su lado horas y horas... es para mí una cosa muy admirable y, es verdad, en muy pocas ocasiones reconocida.

    Muchos besos y mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:19 p. m.

    Esta historia está a medio contar. Victoria no es hija única, tiene 3 hermanas y 1 hermano. Todos están en el mismo barco. Ella no está sola. Por lo tanto mi premio no es sólo un premio, son 5 premios.

    Lo siento, David, pero tal y como lo has explicado y si nadie conoce a esta familia puede llevar a comentarios que no son nada ciertos.

    ResponderEliminar
  4. Hola chicos,lo mejor que me pudo pasar en el ultimo año de vida de mi padre fue que pude junto con mis hermanas y mi madre cuidar de de el, y poder aprovechar el tiempo que antes no habia sabido compartir con el. Cuidar de un ser querido que esta enfermo es algo que se hace desde el corazón y se convierte en la prioridad mayor que en ese momento puede tener tu vida.
    Un beso mu gordo para los dos

    ResponderEliminar
  5. Javier Muñoz4:28 p. m.

    Como siempre hay quien prefiere escribir detras de un anonimo antes que dar la cara. Por supuesto que Victoria no es hija unica, ni tampoco yo soy nieto unico, pero resulta que David a quien conoce más y con quien tiene más confianza es conmigo (por razones lógicas) y con Victoria (mi madre) y resulta que ha elegido darle el "premio" a ella porque cree que se lo merece, porque quiere tener ese detalle con ella, y como siempre porque es libre de hacerlo, igual que la ha querido invitar a un crucero porque cree que se lo merece. Que ella se lo merezca no implica que los demas no se lo merezcan, pero no creo que sea labor de David darle ese "premio" a los demas porque los demas hermanos y hermanas tienen sus propios hijos, yernos y nueras para hacer esos reconocimientos.
    Anónimo no se quien eres, y la verdad, tampoco me interesa, no creo que vayas con mala intención, pero reconoce el detalle de buena voluntad de David.
    Habla de Fran, de Ana, de otras personas que trabajan y ayudan a los demas, resulta que ahora por hablar de unos tenemos que hablar de todas las ONGS de este planera para que no se sientan discriminadas por no aparecer... yo creo que no, pero en fin... uno ya no se asusta de nada... pero Anónimo... lo menos es firmar lo que se escribe, como siempre digo...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:13 p. m.

    No tengo nada que esconder Javier. Soy Maru. He estado un rato intentando elegir una identidad y no he sabido. Tampoco he caido en poner mi nombre al final, perdona.

    No he cuestionado para nada la buena voluntad de David. Simplemente he expuesto lo que pensaba; y leido de esa manera me parecía que Victoria (mi tía) no tenía a nadie más que la ayudara en esta situación. Empezó contando una historia de su familia que nada tenía que ver con la nuestra. Parecía que había alguna similitud, pero no la hay.

    Creo que tú también has utilizado mal mis palabras y estás un poco confundido. Realmente no sé qué te ha podido molestar porque no se ha dicho nada que no sea verdad. Lo siento no he pretendido asustar a nadie, vale??

    ResponderEliminar
  7. Hola Anonimo.
    ¿Dónde dice que Victoria este sola en esto? Claro que no lo está, pero estoy escribiendo sobre lo que pienso de Victoria, porque precisamente ella JAMÁS se daría mérito de lo que está haciendo. Yo no digo ni una palabra de la familia, pero si me apetecía reconocer el valor que para mi tiene lo que hace Victoria y en ella he personalizado esa misma labor que hacen otras muchas personas, en esta y otras familias.

    Y por cierto, a mi los "comentarios" me importan un pepino, no hay nada mejor en este mundo que tener la conciencia tranquila de hacer las cosas lo mejor que se puedan hacer. Yo he visto el amor que se tiene por la abuela y como se le ha demostrado, está genialmente atendida y acompañada, ojalá todo el mundo tengamos esa suerte.

    Salu2

    ResponderEliminar
  8. Javier Muñoz5:22 p. m.

    Hola Maru, ya me acusaron en cierta ocasión de discriminación porque David no hablaba en el blog de unos y de otros si, y nunca entendi eso, por eso te decia que no me asustaba de nada. Sabes que te quiero un montón, y que no he visto en tus palabras intención ninguna de hacer daño, pero no me gusta ver comentarios anónimos en el blog... todo tranquilo... y aclarados todos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5:27 p. m.

    Maru dice...

    Me pierdo con lo que me estás contando. En fin, relájate porque noto mucha tensión y muchas cosas que no me gustan nada de nada.

    ResponderEliminar
  10. Hola Maru, nos hemos solapado. No me ha molestado nada de lo que dices, es por lo de anonimo que Javi ha contestado así, pero es lo de menos.

    La historia que empecé a contar es justo la contraria de la de la familia, es de unos amigos de mis padres y ha pasado lo peor, que una persona se ha visto sola cuidando un enfermo, pero las dos situaciones son absolutamente contrarias. Yo nunca he cuidado a nadie y admiro a quienes lo hacen, por eso escribí sobre Victoria, que me toca más de cerca y es admirable; he visto muchos gestos preciosos en otros miembros de la familia. De ti misma Javi me ha dicho muchas veces como haces todo lo que puedes, teniendo a Alvarito y Paula, para estar muy a menudo con tu abuela, eso tambien es muy bonito. Cada uno hace lo que puede.

    Sobre lo la respuesta primera de Javi, como comprenderás a nadie le hacen gracia los comentarios anonimos sobre la familia. Javi salta como un tigre cuando se trata de defender a los suyos :-D

    Un abrazo, David

    ResponderEliminar