martes, abril 17, 2007

Aventura en las Pirámides de Giza


Desde pequeños todos soñamos con ver las Pirámides de Egipto, son un símbolo de lo exótico, de un mundo y una cultura lejanas y algo sinónimo de expediciones y aventuras, pues hay que tener cuidado con lo que se desea porque se puede cumplir, este ha sido nuestro día de Aventura en Giza. El desayuno del Hotel Pyramids Park Resort te lo puedes imaginar por lo que te he contado, una maravilla, me he desayunado mi arroz con especias, salchichas y una tortilla recién hecha. Pero teníamos de todo, cereales para los niños, toda clase de frutas y ensaladas, me ha gustado muuuuuucho.

Hemos salido para Giza, allí están las tres pirámides, es el mismo Cairo, pero una zona exterior, tipo Alcobendas. Las casas llegan hasta las mismas pirámides, que yo tenía una idea "romántica" de las pirámides en medio del desierto, aisladas. Pero no, están a la vista desde el hotel y con tiendas cerca del entorno. Hemos pasado el control de seguridad, eso no te lo he contado pero para entrar a todos los monumentos de Egipto tienes que pasar por un arco detector de metales, pero es trámite es sólo eso... pasar, con tu mochila acuestas, todo el mundo pita, claro, pero les da lo mismo, ellos cumplen en que tienes que pasar por el arco... ¿Sabrán para qué sirve? Y ahí tenemos las pirámides, inmensas, gigantes, estaba emocionado, estaba ALLÍ, las tenía delante, las veía en directo, son de verdad grandes, las rocas que las componen son gigantescas.


Este blog es compartido ahora y ya aprovecho para saludar a los nuevos visitantes, muchos nos conocéis de la fiesta del cumpleaños de Lola el año pasado en Zaragoza. Lola ha enviado la dirección del blog a todo el mundo y una amiga suya nos envió un mensaje, que si yo creía que los vendedores del resto del país eran pesados, que me preparase que los de El Cairo, que son peores.. ¡Qué razón tiene! Directamente estos te empujan con lo que estén intentando vender, todos iban a que Alejando cogiese lo que vendiesen y se te pegan y van contigo todo el camino aunque vayas todo el rato diciéndole que no, es más aunque lleves un turbante puesto, el que vende turbantes se te sigue pegando ¿Cuantas cabezas cree que tienes? 

Yo sigo sin entender nada, pero bueno, me voy inmunizando, no me separo de Alejandro, soy su guardaespaldas porque aquí creen que es simpático darle un pellizco en la cara al niño. Aunque Alejandro se defiende solo perfectamente, no veas que cortes les pega cuando se ponen pesados, no se esperan que un niño les conteste. Había muchos niños pidiendo y me han contado hoy, que había una mujer con un bebé diciendo que le diesen dinero para leche del bebé, total que unos le han dicho que se la compraban y han ido a una tienda, pero ella decía que no, que a la farmacia, han ido y ella ha cogido la más cara que había en la tienda. El guía les ha dicho luego que es un timo, que el farmacéutico se pone de acuerdo con gente que usan bebés para hacer eso, engañar a los turistas para que compren cosas en la farmacia para los niños, luego el farmacéutico las da una parte del dinero y se la queda él con las compras y el resto del dinero. También nos han dicho que no les demos al final ni los gorros ni los bolígrafos, que los demos a alguna ONG que le dará mejor uso, los padres usan a los niños para conseguir cosas, las venden y así no los llevan a estudiar, es mejor no fomentar eso... ¿Qué hago yo ahora con los dos kilos de caramelos que traigo?


Cuando llegamos a las pirámides hacia sol, pero corría algo de viento, nos hicimos las fotos y fuimos a ver la Pirámide de Kefrén, la segunda en tamaño y que aún conserva un poco del revestimiento en la parte superior. Mide 143 metros de alto, pero aparece más alta por estar en terreno más elevado que la de Keops. 215 metros cada lado y se conecta con la Esfinge, que la construyó el mismo faraón.


Luego nos fuimos a la de Keops, la más grande, construida por el faraón Jufu, que los griegos llamaron Keops y nosotros adoptamos su nombre. Tiene más de 4500 años y nosotros hemos llegado un día que las cosas iban a ponerse muy feas... el viento cada vez era más fuerte, nosotros nos lo tomábamos todo a broma, para variar, estuvimos subiéndonos a a la parte que se puede escalar para acceder al interior, aunque no entramos porque por dentro no hay nada que ver, no están ni siquiera decoradas. El viento empezó a ponerse feo, el viento movía la arena y piedras y hacía un daño como no te puedes imaginar, además hoy todos íbamos en pantalones cortos. Comíamos arena, respirábamos arena y poco a poco se veia cada vez menos. Al final era insoportable, dolía la piel de la arena golpeándote y estábamos cubiertos totalmente, me he sacado arena de los bolsillos como si me hubiese rebozado cual camello en el desierto. Al final nos refugiamos (pagando 40 libras) en el Museo del Barco Solar, un gran barco que se encontró en la pirámide y que se ha reconstruido y han hecho un museo para mostrarlo, la verdad es que es impresionante estar viendo una barca que tiene tantos años y que casi te podrías montar en ella. Salimos del museo corriendo al autocar, la cosa se ponía realmente fea...


La tormenta de Arena
Es poco lo que te puedo decir, dejó de verse todo, no veías nada a tu alrededor, todo el mundo buscó refugio y llegó un momento en que no se veía ni el sol, se hizo de noche de lo espesa que era la tormenta. He vivido en ocasiones la situación del clima extremo, atrapados en las rocosas por una tormenta de nieve, un terremoto... pero de verdad la sensación no-poder-hacer-nada ante algo así.. y sólo es viento y arena! Todo el mundo corriendo para esconderse y nosotros en medio de las pirámides! ¿No quería mi yo-niño vivir una aventura en las pirámides? Toma dos tazas....

Te pongo las fotos en grande, porque realmente ha sido algo increíble  unas imágenes que la cámara apenas se acerca a vivirlo en directo... todo el mundo corriendo, dejar de verlo todo, que la arena te entraba por todos sitios ¡Se me llenaron los bolsillos del pantalón de arena!


¿Dónde te escondes en medio del desierto? En realidad o te escondías en el autocar (los que lo teníamos) o debajo de las piedras. La gente corría buscando donde meterse...


Esto que ves es un coche de policía  muchísimos polis se quedaron aislados, la radio dejó de funcionar por la estática de la arena y cubrió todo el cielo, se perdió hasta la señal por satélite de las televisiones de la ciudad.

La tormenta ocupó todo El Cairo, toda la ciudad se cubrió de arena, todas las calles y muchas cosas dejaron de funcionar, en nuestro hotel tuvieron que meter limpiadores manuales en la piscina para sacar los kilos y kilos de arena que se habían depositado y claro está tuvieron que cerrarla. Nosotros no salimos en el resto de la tarde de la habitación para nada.

Se hizo de noche, esto es cuando todavía estábamos en el desierto y no se veía más allá de dos metros delante de ti, esto que ves es el sol, que sólo era un puntito en el cielo, lo demás oscuridad marrón.


Esta foto se la dedico a Ana G. Porque incluso en medio de algo tan duro como una tormenta de ese calibre se veían imágenes realmente únicas. Esto que ves son las sillas para el espectáculo de las pirámides nocturno empezando a llenarse de arena, me ha encantado esta imagen y creí que ni saldría.


Para colmo de males, y como todo puede ir siempre a peor, en el momento en que estaba la cosa más complicada, medio aislados entre las dos pirámides intentando salir, la ventana superior del autobús se rompe y empieza a entrar arena, la gente que estaba alrededor asustada y tuvieron que hacer turnos para ir sujetándola hasta que la situación se calmase, allí estábamos bien, pero claro, si empezaba a entrar la arena nos veríamos en problemas.

Cuando salimos de entre las pirámides se calmó momentaneamente un poco la cosa y nos vimos como ves en la imagen, frente a frente con la esfinge, una vista increible y unos pocos locos....
Nos pusimos los turbantes, dejamos el autobus y nos fuimos a la esfinge ¡Qué estas cosas sólo se ven una vez en la vida! Imaginatela en medio de la arena, era como un sueño, no había casi nadie, el ruido de la arena, la visivilidad casi nula...

Sé que alguno de vosotros lo ha visto en los telediarios, salió la noticia de la tormenta en el Cairo , a muchos del viaje les han llamado y llegado mensajes para ver si todo estaba bien. Si, genial, en realidad sólo ha sido una aventura más. Nos han dicho que estas tormentas son rarísimas, nunca tienen esta intensidad ni duración, nos ha tocado vivir algo único y lo hemos experimentado en toda su fuerza. Se despide tu reportero que a este paso será reportero de guerra :-D

Y para viajar a Egipto:
Alquiler de coches en Egipto
Hoteles baratos en Egipto
Vuelos baratos a Egipto
Banderas de Egipto
Información sobre Egipto
Navidad en Egipto
Fondo de Escudo de Egipto para iPhone
Salvapantallas de Egipto

8 comentarios:

  1. Me he reido un moctón con las fotos del turbante. Teneis que haceros bailando la danza del vientre

    ResponderEliminar
  2. Qué impresionante lo de la tormenta de arena!!! Me he quedado con la boca abierta, sois muy afortunados de haber vivido algo así en un sitio tan mágico. Lo que siento mucho es que toda esta maravilla quede empañada con el comportamiento de sus gentes. Es horrible que un policia te robe, y más en un país así que te sientes indefenso. Bueno en el Cairo todo es distinto (por lo menos a mi me lo pareció, excepto lo pesados).
    Nosotras estuvimos en el mismo hotel y cenando también en el italiano, que me encantó, y llevas razón que está muy bien de precio para ser lo que es.

    Por cierto, estais todos muy wapos en la fiesta árabe.

    Un besote muy grande para todos, viajeros y bloggers

    ResponderEliminar
  3. Mari Carmen2:00 p. m.

    Hola cariño.
    Impresionantes las fotos de la tormenta de arena estoy deseando que llege papa para que las vea.
    Tengo muchas ganas que llege el sabado para teneros aqui.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. marymarisol2:45 p. m.

    Hola cariños muasssssssssssss
    Uffffffffff que sensación de agobio mas grande viendo las fotos de la tormenta, por dios tiene que ser impresionante y el ruido que tiene que hacer.
    Estais super fashion con los turbantes, lo que me he reido,pero os sientan muy bien a los 3.
    Que elegante el hotel que esta proximo a las piramides, es muy bonito.Por cierto ¿Podeis describir la sensación que da estar delante de las piramides y la esfinge?Tiene que ser impresionante y muy emocionante. Que envidia me dais,fijate en este viaje me habeis dado poca envidia,jajajajaja.
    Muassssssssssssssss enormes para los4 y otro para la gente del blog

    ResponderEliminar
  5. Cómo me conoces ya.....es la foto que más me había gustado, venga, dilo, soy una rara...........lo acepto

    Vaya tormentazo, pero la verdad es que la sensacion de ver las pirámides ha debido ser impresionante

    besitos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:19 p. m.

    Hola soy Conchi, que pasada lo dela tormenta de arena ha tenido que ser impresionante vivirlo en directo. Estais muy guapos en todas las fotos y el turbante os queda muy bien.BESITOSSSSSS

    ResponderEliminar
  7. Hola chicos:preciosa la foto de los tres con el turbante y la esfinge detrás.Las demás fotos:alucinantes.Me hubiera gustado vivirlo, pero bueno,con las fotos ya me hago una idea.Siempre estais en el sitio justo en el momento justo.Voy a leer lo de abajo.Besos.

    ResponderEliminar
  8. muy buenas las fotos estoy por viajar el 10 de julio deseeo info sobre las excurciones estoy 3 dias en Giza gracias

    ResponderEliminar