martes, diciembre 04, 2007

Museo Guggenheim Bilbao


Ya conocemos los Guggenheim de Nueva York, Berlín y Las Vegas, pero nos quedaba el que teníamos más cerca... ironías de la vida. Koldo y Maider nos dieron la sorpresa que irnos de excursión a Bilbao, ciudad que tampoco conocíamos para ver el Guggenheim ¡¡Que es una pasada!! A mi Frank Gehry, el arquitecto me gusta mucho y hemos visto varias cosas suyas, pero el Guggenheim de Bilbao es una obra maestra.


La ciudad de Bilbao es muy grande, bastante más de lo que me esperaba y no es muy bonita, la verdad, vimos poquito, pero me dio la impresión de gran ciudad industrial, pero no tan bonita como San Sebastián. De todos modos la visita era para ver el museo, no la ciudad, tampoco tengo una imagen muy completa de ella como para juzgarla.

El museo es una pasada, mucho más grande de la imagen que tenía, con el puppy delante, un perrito gigantesco de flores. El museo por dentro es muy asequible, sigue la corriente actual de museos que se ven en poco tiempo con colecciones temporales para que el museo sea más vivo, para mantenerte al día tienes que ir más veces, sobre todo en los de Arte Contemporáneo, los museos "de toda la vida" como el Louvre o el Prado con que vayas una vez ya lo has visto, porque su colección apenas cambia, pero en estos museos como el Moma de Nueva York y el Guggenheim de la misma ciudad no tienen apenas colección permanente, sino que organizan exposiciones temporales todo el tiempo, una tras otra para mantener el museo más vivo. La verdad es que es muy buena idea, así vas más a menudo (no voy al prado desde nu me acuerdo... pero al Thyssen voy varias veces al año, porque siempre hay algo nuevo que ver).


Nos dimos la sorpresa de que la exposición que tenía organizada era de arte norteamericano (¿Es qué nos persigue todo lo yanki?) que es mi favorito, así que tuvimos cantidad de suerte, además una exposición muy buena, con Basquiat, Keith Haring, Warhol, Liechtenstein, etc. Con su colección de arte de artistas vascos y la famosa obra que siempre me habla mi tío Fernando que estaba deseando ver, un montón de caramelos y puedes cojer uno, porque cada noche rellenan el montón.... curioso :-P ¡Para que luego digan que todo está inventado! Eso si, tenías que ver la cara de la gente cuando cogimos los caramelos, nos miraban como si fuésemos unos vándalos... luego terminaron todos cogiendo caramelos.


Por la parte trasera del museo hay un mirador muy chulo con estas ¿cerezas? de colores y vistas al Puente de La Salve, que es super chulo, todo de colores. Me gusta que las infraestructuras tengan su gracia, tanto puente gris ya aburre y no es tan difícil dar una gracia, a este se la han dado muy bien.

El Museo es una pasada, el edificio sobre todo, te deja con la boca abierta. Bilbao ha ganado cantidad con tener algo así, es mucho mejor que los de Las Vegas y Berlín, eso si, la tienda de souvenirs es muy pequeñita, me costó encontrar un marcapáginas para mi colección y la de Anita. Como todo el fin de semana, fue una visita genial, una sorpresa de lo más agradable y una cosa más que agradecer a Koldo y Maider.

Para los viajeros a Bilbao:

3 comentarios:

  1. Anónimo10:14 a. m.

    A mi me pasa igual, yo llevo tiempo sin ir a un museo de Córdoba y no sé si tienen cada año alguna novedad, aunque para mí que no.

    ResponderEliminar
  2. El comentario anterior había sido mío

    ResponderEliminar
  3. Hola cuñao!

    Córdoba ha empezado a mover más el tema de las exposiciones temporales, cuando viviamos nosotros allí no habí anada, pero en general los museos son lo mismo. Medina Azahara si que está cada vez mejor.

    Mañana nos vemos!

    DVD

    ResponderEliminar