miércoles, diciembre 19, 2007

Ni...no...ni...no...ni...no....ni....no...


Ayer nos fuimos a comer a Fast Good, por culpa de Juana.. que me dejó un mensaje en el blog diciendo que creía que lo habían cerrado, yo llamé por teléfono asustado (¡Me encanta!) y me dijeron que seguía abierto, ya me dieron ganas de comer allí y nos fuimos. Eso si, hice mi maldad de llamar desde el restaurante a Juana para decirle donde estaba comiendo... por chinchar más que nada.

Cuando llegamos a la urba fuimos a por Thor y cuando estábamos en el jardín entre la casa y la oficina llega con las sirenas puestas un camión de bomberos y para en la puerta y vemos pasar a la policía corriendo hacia la oficina, en ese momento Pilar y otras vecinas empiezan a gritar desde los balcones que sale humo del portal de la oficina y Afi y Julia estaban trabajando en la oficina. Así que Javi y yo salimos corriendo cuando nos para la policía  que por donde puede entrar el camión de bomberos a la urba.... yo blanco, no hay ninguna entrada de vehículos de emergencia, Javi explicándoles que podrían abrirse las puertas junto a la garita del conserje para que entrase el camión, pero no hay una entrada propiamente dicha. Yo cagado... ¿Qué pasaba para que necesitasen que entrase el camión?

Salimos corriendo para el portal y estaban allí un montón de bomberos con policías y en medio de todos ellos ¡Juana! Ya nos dicen que el humo sale del piso bajo, que no ha pasado nada a los demás pisos. Nos calmamos y quedamos con Juana, que estaba nerviosa, mientras los bomberos entraron a la casa a través del piso que hay debajo de la oficina, porque en el piso del que salía el humo no había nadie. Yo subí a ver como estaban Afi y Julia, por si se habían asustado, pero no se habían dado cuenta de nada, cuando descorrí las cortinas de la oficina y vieron el camión de bomberos y los coches de policía con las luces puestas se quedaron blancas.

Juana estaba asustada por su amiga, la dueña del piso que tenía que cruzarse medio Madrid y estaría muy nerviosa, la habían avisado de que salía humo de casa al trabajo y ella misma llamó a los bomberos y avisó a Juana para que estuviese allí. Así que nos quedamos con Juana mientras todo se solucionaba porque el realidad el humo que se veía no era demasiado, así que no tenía pinta de ser nada serio. Los bomberos nos dijeron que se trataba de la caldera, que estaba haciendo una mala combustión y que eso provocaba tanto humo, pero que en realidad no había incendio. Así que ya nos quedamos todos más tranquilos, al final la que se llevó la peor parte fue la vecina de enfrente que tanto bombero y tanto policía entrando por su casa le dejaron todo chorreando y lleno de las plantas del jardín.

Al final en realidad no pasó nada, fue más los nervios, la espectacularidad de ver allí a tanto policía y tanto bombero, las carreras, la preocupación sobre los dueños del piso que el daño que en realidad se produjo, que fue la caldera y un poco de humo. Pero es verdad que esos momentos son muy estresantes.

Lo mejor fue que el dueño cuando llegó dijo que que pena que no hubiesen tirado la puerta abajo, porque la iban a cambiar y así se la pagaba el seguro :-DDDDD
Al mal tiempo, buena cara, esta claro.

Te recomiendo:
- Juego Coche de Policía Loco
Juego Misiones de Policía
- Colorear dibujo de Mujer Policía
- Colorear dibujo de Policía
- Fondos de Series de Policias
Salvapantallas de Bombero
- Colorear dibujo de Bombero

1 comentario:

  1. Anónimo7:00 p. m.

    Hola, soy Juana otra vez.La verdad es que la tarde fue movidita.Perdí un pendiente y todo, pero buscando por la urba lo encontré.Podríamos haber hecho las cosas bien.Asomarnos desde cualquier piso y ver que salía el humo de la caldera, que era de donde yo pensaba que salía, porque la mía echa mucho humo cuando hace frío y llueve y no llamar a Meri, que vino como una loca desde Getafe ni llamar a los bomberos, pero los nervios no te dejan pensar, eso sí, la próxima vez (que Dios quiera sea muy tarde)hacemos las cosas mejor.Los bomberos no eran de calendario, pero eran majos.Besos.

    ResponderEliminar