domingo, diciembre 16, 2007

Que fácil es delinquir

Hoy he querido ver si realmente es tan fácil usar la tarjeta de crédito de otra persona, el tema nuestro de la tarjeta de solucionó sin consecuencias, pero me parece alucinante que sea tan fácil usar la tarjeta de otro. Así que esta tarde he hecho una de las mias, estaba haciendo la comida cuando me he despistado y se me ha quemado... si, a todos nos pasa, hasta a mi que voy de cocinillas se me va el santo al cielo, así que como a "Rey muerto, Rey Puesto", Javi, coje la cazadora que nos vamos a comer fuera, nos hemos ido al Gino's, que han mejorado muchísimo sus ensaladas y ahora ya me gusta ir (le he tenido manía durante mucho tiempo).

Total que hemos comido y a la hora de pagar he cogido la cartera de Javi tranquilamente y he dejado su tarjeta, la camarera me ha pedido el DNI y con todo el morro del mundo le he enseñado el de Javi como si fuera mio ¡Imagina el parecido entre nosotros! y lo mejor es que cuando me ha traído el recibo lo he firmado delante de ella con el primer garabato que me ha salido en el momento.

¿¡Cómo es posible que sea tan fácil!? Nunca me lo había planteado, pero es demasiado fácil.. demasiado.

6 comentarios:

  1. Ya veo que es fácil delinquir y debo decir que la camarea es ciega y/o tonta.
    En fin no quiero insultar a nadie, es una broma pero como tú dices el parecido no es evidente.

    ResponderEliminar
  2. VAMOS A VER SEÑORES... SI ESTABA JAVI ALLI DELANTE NO ES DELINQUIR PORQUE LA MUCHACHA PUEDE PENSAR QUE TU LLEVAS SU TARJETA Y QUE ÉL AL NO QUEJARSE TE LA DEJA UTILIZAR Y FIRMAR.
    EL FALLO ES DEJARTE FIRMAR PERO SI EL IMPLICADO ESTÁ DELANTE Y NO DICE NADA... NO VA A SER ELLA LA QUE DIGA ALGO AL CLIENTE.
    PARA DELINQUIR TIENES QUE UTILIZARLA TU PERO SIN JAVI ALLI.
    AY! MELONES!

    ResponderEliminar
  3. Hola Sonia! Javi no estaba :-D

    Fue al baño en el momento del pago, cuando él llegó yo estaba firmando. La camarera no vió a Javi, para ella el dueño de la tarjeta era yo.... de ahí que me parezca demasiado fácil usar una tarjeta ajena tan sencillamente. Enseñar el DNI, firmar... con que sólo se fijase en la foto o en la firma... pero no, así de fácil me resultó pagar con la tarjeta de crédito de otra persona :-(

    ResponderEliminar
  4. Hola cuñao! Yo creo que la chica miró que el nombre de la tarjeta y el del DNI fuesen el mismo y ni se molestó en mirar la foto o que ni siquiera miró el nombre, sólo que yo le enseñase un documento, quizá pensó que si le enseñaba un documento es que era verdad y no se molestó en asegurarse y como me devolvió la tarjeta antes de que yo firmase pude echar un garabato que no se parecía en nada a la firma del reverso de la tarjeta. No se si ha sido casualidad dar una persona que no se ha preocupado por la seguridad, pero mi instinto que dice que es realmente así de fácil.

    ResponderEliminar
  5. sonia g4:15 p. m.

    Hoy precisamente me ha contado una compi que este fin de semana ha estado en Sevilla. Entró en una tienda de jabones (de esas que te los dan al corte) y cuando fue a pagar ni ella ni su amiga llevaban efectivo. Las dos tenian las tarjetas de sus maridos.
    Se lo dijeron a la chica y pagaron con la tarjeta del marido de mi compi, firmó falsificando y listo.
    El marido se enfadó porque los dos santos esposos son POLICÍAS... ¡Y si hubieran sido dos ladronas?
    Es increible.

    ResponderEliminar
  6. Ja ja ja ja esa es buena. A nosotros nos pasó en Andorra, estábamos pagando unos DVDs y a un amigo no le pasaba la tarjeta porque había excedido el crédito y cogió una el vendedor del mostrador y dijo, "pues le paso a esta lo que queda" ¡Y resultó que era la mia! Si llega a ser de otra persona le carga el tio medio DVD de mi colega y se queda tan ancho.

    ResponderEliminar