miércoles, enero 16, 2008

Montar una casa

Como te contaba ayer nos hemos encontrado la casa con algunos detalles que nos dejó en anterior dueño para salir del paso pero hoy nos tocaba la gran tarea: Montar una casa. Nos hemos pasado todo el día de compras, primero mientras nos instalaban el teléfono e Internet, hemos hecho la madre de todas las listas, desde un aspirador a limpia-cristales  pasando por almohadas o boles de desayuno... todo lo que podamos necesitar estos días, porque más adelante ya nos tocará a mi y a Javi la tarea de la decoración y algunos arreglos que hay que hacer.

En Sam's Club ha sido la mega-compra, dos carros hasta los topes, desde la aspiradora del futuro (yo creo que en realidad es una moto) a un tostador de bagles, los panes de desayuno de aquí, como rosquillas saladas que están buenísimos. Hemos ido a lo bestia, practicamente no hemos dejado ninguna calle por comprar algo, porque nos hace falta de todo, al salir el coche hasta arriba y eso que hemos alquilado el más grande que había, un Chevrolet Uplander que en España la gente se pararía en la calle a mirarlo porque es un tanque.


Hemos terminado agotados, como cansa lo de comprar... así que nos hemos ido a reponer fuerzas a Red Lobster, poco te puedo contar que no sepas ya de este restaurante, parada obligatoria en todas nuestras visitas a los Estados Unidos, restaurante marinero, especializado en langostas y que sin embargo es uno de los mejores sitios para ir a comer carne, como hemos hecho todos, menos Sole que si se ha pedido una pasta con langosta y gambas, los demás todos al pollo. Les ha encantado el sitio y la comida, Mari Carmen que lleva desde que llegó diciendo que va a comer poco para no engordar, no ha perdonado nada. El camarero majísimo y hemos salido super contentos... y de vuelta a las compras.



Hemos ido a Wal*Mart, la mayor cadena de supermercados que existe y la empresa con más empleados del mundo. En un hipermercado gigante que tiene los mejores precios del país y hemos vuelto a salir con dos carros llenos, esta vez, uno y medio nuestro de cosas para el piso y otro medio carro de Sole, Mari Carmen y Vanesa, sobre todo de cremas, que han alucinado con los precios que tienen aquí.


Hemos vuelto al piso y corriendo a la playa, que llevamos 24h en Miami y no habíamos visto el mar de cerca, así que hemos ido andando desde el piso que está muy cerca el acceso a la playa, aunque la playa se ve desde la ventana, el acceso es entre dos edificios un poco más arriba en la calle. La playa estaba desierta ya, era algo tarde, pero todavía tenía ese color verde turquesa característico y el agua seguía con muy buena temperatura. Después nos ha tocado la parte "sucia" del día, limpiar el piso, aunque nos lo han dado en buenas condiciones, está el edificio en obras, están reformando la fachada para ponernos los balcones de cristal y ya aprovechando para pintarla, así que había polvo y que quieres que te diga... prefiero estar seguro, aunque sea limpiándolo nosotros, de que todo el piso está en perfecto estado de revista. Así que nos hemos dado una pequeña palizilla de limpieza y de tirar cosas de las que nos han dejado que no nos gustan, estanterías, lámparas, alfombras, cosas de cocina, un mini-horno, una cajonera y no sé cuantas cosas más. Pero al final esto se ve de otra manera, de otro color, va tomando nuestra impronta. Hemos comprado sábanas y colchas nuevas, cojines... cosas para que la casa sea un poquito más nuestra.

Y te dejo que las vamos a llevar a un restaurante Australiano para cenar... se lo han ganado. Vaya anfitriones que somos que las hemos tenido ayudándonos todo el día.

2 comentarios:

  1. Primo como vives....
    haces muy bien.

    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Hola Primo!!!!

    Me encanta que estés también por aquí! Si, nos lo estamos pasando bien, un viaje raro, medio para montar la casa, medio de vacaciones.... pero mola esto :-D Que tú ya lo conoces, no te tengo que contar nada.

    Un abrazo

    DVD

    ResponderEliminar