viernes, febrero 22, 2008

Soy Jefe (y mayor)


Hoy es el día que en una persona descubre (yo) que ha dejado de ser un chaval y que ya es adulto, más incluso que cuando firmé la hipoteca. Hoy he sido algo, que no creí que sería, siempre eludo la parte de responsabilidad de mi trabajo, el ser "jefe" de nadie. Me comporto en la oficina como uno más, trato a todos del mismo modo a la hora de organizar el trabajo y me mantengo muy lejos de cualquier posición que huela a "autoridad".


Pero hoy he tenido que cambiar de posición, totalmente. A lo largo de esta semana, me he dedicado a recopilar información de como va el trabajo, personal y global y prepararlo, no se lo he dicho ni a Javi. Ha sido un análisis "de jefe", para poder decir esas frases que empiezan "Después de un detenido análisis de los datos...." y tomar esas decisiones que cuesta tanto tomar, como ha sido que vamos a dejar de lado el negocio de los contenidos para teléfonos móviles y nuestra "tienda online", cerramos para centrarnos en las cosas que funcionar mejor, dedicar más energías a los nuevos proyectos con Alquimia Informática (que entre tú y yo, han cambiado el logo de la empresa y el nuevo me encanta) y dejar cosas que nos han dado demasiados dolores de cabeza para tan pocos resultados... pero... son decisiones difíciles de tomar, los móviles en cierto momento nos dieron en empujón para seguir adelante y durante más de un año marcaron nuestra expansión internacional, decir ahora que adiós, muy buenas... se me hace difícil, me gustaba el negocio de los móviles, pero está muerto o agonizando, mejor salir a tiempo. Pero he necesitado llegar a hoy, a mi "día de jefe", para tomar la decisión en firme y que empecemos a eliminar todas las referencias de nuestras webs hacia estos sitios y dedicar promoción a lo más nuevo.


Y luego, más que un jefe parecía un profesor de primaria, he preparado cantidad de gráficos y datos y estadísticas para llenar la pared (a Antonio y Rocio les habría encantado como he llenado la pizarra de datos y números, con páginas impresas a color pegadas para señalar anuncios y porcentajes...) de páginas, con datos de clicks, impresiones, resultados... pero he llegado como nunca a dar una visión más global del funcionamiento de una página, a nivel económico te hablo. Ha ayudado a tomar interesantes decisiones el tener esa visión global, pero he tenido que ponerme en ese papel de analista de datos, ese papel de jefe que pone objetivos. Más de una hora con Elena y Javi redefiniendo lo que tenemos por delante, como afrontar la crisis que se acerca al sector, sobre todo desde Estados Unidos (nuestro 2º cliente por volumen, tras España)... pero "en serio". Nosotros somos pocos, somos jóvenes y nuestro trabajo es divertido, es difícil tomárselo desde el punto que vista que un banquero trataría unos números, no solemos darle vueltas a las cosas y analizamos lo justo para saber que camino tomar, pero no miramos más allá, hoy si que hemos mirado mucho más allá.


Como día 1 de mi vida de jefe, he tenido una de cal y una de arena, creí que lo más me costaría es enfrentarme a un empleado, como le dices a alguien "muy bien" o "muy mal" ¿Quién soy yo para decir nada a nadie? Pues hoy he tenido que ser quien lo diga (y entre tú y yo, me ha costado mucho menos de lo que esperaba), he preparado durante unos días un resumen del trabajo de cada una y me he sentado con ellas (por separado) para analizarlo, revisarlo y agradecerlo o criticarlo, según el caso. Hacer algo que creí que nunca podría y subir un escalón en mi relación jefe-empleado al tener que dar un toque de atención a una persona, decirle a alguien los fallos de su trabajo, sus consecuencias y un aviso por su respeto a los horarios... ese papel de jefe duro, vaaaaaaale, todo lo duro que me puedo llegar a poner, que tampoco es para tanto. Pero temí el qué pasaría el día que tuviese a hacer algo así, regañar a alguien, enfadarme, criticar, no sé.... imagino que me entenderás, que es difícil actuar en ese caso, pero la verdad es que me ha salido natural, bien, ella lo ha entendido todo, he preparado mucho material gráfico para ayudarme y ayudarla y hemos salido los dos con las ideas muy claras.

Después otra reunión, con lo que saqué de las otras tres reuniones que llevaba ya en la mañana, los reuní a todos (y yo hablo como si fuésemos 200...) y de nuevo llené la pizarra de imágenes para explicar las decisiones tomadas y lo que había extraído de las reuniones con Afi y Julia. Lo surrealista de la situación era que yo había llenado la pizarra de fotos de la serie Prison Break y estaba explicando todo el trabajo en función de las fotos de esta serie...visto desde fuera ha tenido que ser una escena super rara con aquello lleno de fotos del protagonista de la serie y todos tan serios, hablando de objetivos, datos... ¡¡Mi trabajo es muy raro!!

Al final del día me he sentido diferente, pero eufórico, ha sido el día en que menos me he acercado al ordenador, sin embargo tengo la certeza de que ha sido un día tremendamente productivo. Mi jefe en Ya.com me decía, cuando me hicieron allí jefe a mi, que yo era un mal jefe porque no sabía como coordinar las cosas, que huía del enfrentamiento, no diré que no tuviera razón, pero hoy siento que han cambiado mucho las cosas... ¡¡Me he hecho mayor!!


Y hablando de trabajo y negocios:
Frases célebres sobre Trabajo
Frases para la Motivación
Juego del Trabajo en Equipo

1 comentario:

  1. Sonia G3:07 p. m.

    Enhorabuena pero...ha tenido que ser super raro verte explicar las cosas en esa pizarra...ahí has perdido puntos. Yo te hubiera estado escuchando pero a la vez pensando "ostras este es mi jefe, este me está diciendo qué tengo que hacer y cómo, este es el que me paga, pero si este está colgao!"
    La próxima vez ten en cuenta los detalles SUPER JEFE.
    Por cierto hay una peícula que hace referencia a este tema. Se llama "El jefe de todo esto". Te la recomiendo.
    Besos

    ResponderEliminar