sábado, marzo 29, 2008

Alimentación a Debate


Hoy hemos comido en IHOP, el acrónimo de la Casa Internacional de las Tortitas (International House of Pancakes), un sitio donde desayunamos una vez Javi y yo y que teníamos ganas de probar para comer. Te pongo este ejemplo, pero no se trata de acusar al restaurante, en realidad lo que te cuento se aplica a cantidad de restaurantes, porque es la filosofía de los americanos a la hora de comer. Maria José, que vendrá en Septiembre, siempre nos dice que lo que peor lleva de venir aquí es pensar en la comida, no en lo buena o mala que esté, porque creo que no te he dejado dudas de que creo que aquí se come genial, comida tan buena (de sabor) como la de aquí en ningún sitio, pero claro... ¿Y la parte nutricional? ¿Y el valor nutricional de lo que comes? Maria José es cirujana cardiovascular, así que tiene que ver cosas que pongan los pelos de punta de lo que le hace la gente a sus corazones por su alimentación, es normal que esté sensibilizada.

Cuando hemos llegado no tenía mucha hambre, así que me he pedido un bistec, tenía buena pinta en la foto, con cebollita y champiñones a la plancha con queso fundido, no era un plato grande.. y empieza la camarera  El plato incluye tres acompañamientos más que son un plato de sopa, una ensalada y un plato de verduras al vapor, además de 4 panes de ajo y patatas fritas.... ¡¡Pero si yo sólo quiero el bistec!! Esto lo tenemos en España y se llama Menú del día, pero pedir un plato y que traiga un cargamento de comida añadido, le he tenido que decir a la camarera que sólo me trajese la ensalada. Es sólo un ejemplo de lo desmedidos que son aquí con las raciones. Aquí es normal pedir al final de la comida un tupper para llevarte el resto, pero es lógico, es una bestialidad comerte todo lo que te traen ¡¡Si mi abuela ve este despilfarro de comida pone a todos los americanos a dieta!!


Y hablando del valor nutricional de los alimentos, juntos a nosotros estaban tres niñas comiendo, no tendrían más de 15 años y dos de ellas casi no cabían en el asiento, cuando hemos visto lo que comían y bebían... para denunciar a los padres. Estaban comiendo la comida con tortitas como si fuera el pan, tortitas cubiertas de mantequilla acompañando a la ya de por si cargada comida, porque no olvides que aquí de aceite de oliva nada, aquí todo con grasa o mantequilla. En algunos sitios si tienen un aceite vegetal, pero nada que ver con nuestro oliva. Y lo que bebían es lo que te pongo ahí arriba, era como gaseosa con tozos de cosas de colores dentro, al final la intriga nos ha podido a todos y le hemos preguntado a la camarera que qué era eso.. Beezlenut Splash: "Sprite con trozos de gelatina" se me ha puesto el vello de punta de pensar, primero en lo empalagoso que debe estar y segundo en el torrente de calorías que debe aportar un vaso de eso, es azucar liquida mezclada con azucar sólida.... y luego ¿Qué me dices de las toritas recubiertas de caramelos, chocolatinas y salsa dulce con un Chupa-Chups arriba del todo? ¿Quien diseña estos menús? ¿La asociación de dentistas de américa? Porque no olvides que son menús para niños. Criticamos a McDonald's por sus menús, pero son infinitamente más sanos que estos que hemos visto hoy.


Lo de los obesos en América ya no es un problema, es una epidemia, porque lo llevan muy bien, tienen todas las tallas en las tiendas, no existe discriminación por el físico en los trabajos.... pero quizá haga falta un poco de eso, que es malo, pero por lo menos puede hacer que la gente se retenga un poco y piense en lo que hace. Es difícil medir el impacto en nuestro cuerpo de lo que comemos, el refranero ya lo dice "Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena", no podemos saber lo que hacemos hasta queno nos genere problemas. Aquí hay una verdadera epidemia, pero es que está institucionalizada, porque no es que tu te cuides mal comiendo, es que si vas a cualquier sitio y pides un simple bistec te traen comida para llenar toda la mesa de platos, para una sola persona.



Nosotros hemos comido muy bien, incluso sano, porque todos miramos, ya por instinto lo que vamos a comer, pero queda claro que en el restaurante hoy éramos la excepción. ¡Viva la dieta mediterranea!

1 comentario:

  1. Muuuchaaa comidaaaa! Alli voy yo con mi antigua dieta de 1000 calorias y al entrar ya estoy llena nada más que con el olor de la comida.
    Mª José (que bien queda lo de cirujana cardiovascular) ¡Cuánto me acuerdo de tí! Espero verte cuando vengan estos un fin de semana. Me alegro mucho siempre que coincidimos. De todas formas se acerca feria así que lo mismo nos encontramos (tu sabes que de fiesta en fiesta). En Semana Santa no pudimos porque yo no estaba que si no...
    Yo tengo muchas ganas de ir a Miami pero Igna no puede y a mí ir sola en el avión tanto rato y si encima tengo que hacer escalas me da un poco de miedo (tu me conoces y sabes que tiro más bien a torpecilla).
    Supongo que tendré que esperarme 1 o 2 años para poder ir porque el año que viene sera imposible, aunque si al final vamos de viaje de novios a New York como dice Igna podremos hacer alguna parada.
    Besos a tod@s

    ResponderEliminar