sábado, mayo 03, 2008

Día MUY intenso

¡Vaya día intenso! Aunque empezamos con calma, que para eso estamos de vacaciones y yo estaba deseando "vivir" la casa, nos hemos hecho hoy nuestro desayuno en casa, nada de Dennys ni salir a desayunar, desayuno más sano y casero y disfrutar un poco de la casa. Que al final vienes, pero sólo de paso si desayunas, comes y cenas fuera al final la casa es como un hotel sólo para dormir y no quiero, quiero la casa. Así que nos desayunamos nuestro zumo (aquí de 4 litros) y unos bagles con queso filadelfia.






Luego nos fuimos a los Everglades, (nota del autor: Anita deja de leer que vienen los cocodrilos) a pasar la mañana a hacer el safari en barco viendo animalitos. Nada más llegar había ya un cocodrilito esperándonos, aunque fuera para las fotos. El recorrido fue larguísimo, el más largo que hemos hecho nunca, era tarde y los animales no estaban por la labor de dejarse verse, así que el que guiaba el bote se paso todo el rato dando vueltas para poder enseñarnos más animales, aún así vimos cocodrilos, tortugas y muchos pájaros.







Cuando terminó el recorrido en barco te llevan a ver un pequeño espectáculo en el que te cuentan las costumbres de los cocodrilos, les alimentan delante de ti, que es muy espectacular, porque hacen un ruido tremendo. Los cocodrilos comen durmiendo, tienen un sistema instintivo porque el cuando algo les toca el paladar cierran la boca a toda velocidad, aunque estén dormidos; así que duermen bajo el agua con la boca abierta, cuando un pez accidentalmente entra en su boca y roza con la cola se cierra la boca y se lo traga sin que tengan ni que despertarse. Los cocodrilos pasan el 99% del tiempo inmóviles en su vida. La demostración terminó con un "artista invitado"... ¿Adivinas?... ¡¡¡Yo!!!





La guía preguntó si yo era valiente o si tenía problemas de corazón... como le dije que no (todo esto en inglés.. que bastante dificultaba las cosas), con la de gente que había, que era un pequeño teatro me tuvo que tocar a mi... así que saco un cocodrilo pequeño y me lo dio y ella iba explicando las partes del cocodrilo y yo con el en la mano... me acordaba de alguna/o de verse en esa situación. Por que además el bichejo era bastante nervioso... ¡¡¡Hasta me hizo darle un beso al cocodrilo!!! Y lo peor es que todo en inglés, que entre que tenía que descifrar-traducir todo lo que decía sumado a la vergüenza de estar delante de todo el mundo con el cocodrilito en la mano. Eso si, al final arranqué unos aplausos que para el orgullo del artista vienen muy bien :-)


Pero nuestras experiencias con bichos no habían terminado. Tras la exhibición permiten que toques mi cocodrilito y te hagas una foto con él (pagando, claro) y cuando estábamos ya un pequeño grupo con la guía para hacer las fotos, porque Rosa quería tocarlo... un chico grita... ¡¡¡A dos metros de nosotros había una pitón de dos metros de larga!!!! La guía se puso blanca, nos echó a todos atrás y llamó corriendo a los de seguridad. Era una serpiente salvaje, no era de las de su exhibición, había ido a poner los huevos allí. Nos dijo que no son venenosas, sus peligros son dos, primero que son tremendamente fuertes, matan a sus presas estrangulándolas y aunque te cogiera mal no tardaría más que unos segundos en romperte una pierna o un brazo. Y por otro lado en su boca hay unas bacterias muy tóxicas que si te llegase a morder prácticamente funcionarían como un veneno. Así que imagina la situación... fue como un momento congelado en el tiempo, nadie se movía porque no sabía que hacer. Llegaron los de seguridad a por ella y fue espeluznante, la serpiente empezó a hacer un ruido como un siseo super fuerte y se tiró a por ellos... y a todo esto todos seguíamos paralizados a dos metros de la serpiente...entre los dos de seguridad la atraparon, no te imaginas la fuerza de un momento como ese, un animal tan fuerte luchando contra los dos tios, grandes como camiones.


Todavía se me pone la piel de gallina. Para salir tuvieron que pasar cerca nuestra y Rosa si se asustó y salió corriendo, Javi se mareó, por que le dan pánico las serpientes y cuando se dio cuenta de lo cerca que había estado se mareó. Al final se la llevaron y la cosa se calmó, pero a todos se nos quedó una cara que te puedes imaginar.




Salimos de allí super emocionados, lo que empezó como una visita tranquila terminó con un giro muy emocionante.









Así que nos fuimos a comer, a Red Lobster, ya sabes que es uno de nuestros sitios favoritos. A comer marisco y carne.... mira las fotos, si lo dicen todo, no tengo ni que hablar.




... ¿No te suena esta foto?

Por la tarde, una parte de compras por que íbamos a cenar en casa, fuimos a Sam's Club, un sitio de compras alucinante, donde sólo pueden entrar los socios, pero que tiene unos precios alucinantes... pero alucinantes... hemos hecho una pequeña locura... ¿Te acuerdas que hace unos días te enseñé mi nuevo portatil?... ¡¡Pues nos hemos comprado otro!! Había uno alucinante y baratísimo, así que nos hemos comprado Javi y yo uno cada uno... ¿Y el mio nuevo...? Ja ja ja ja ja ¡¡¡Se lo he vendido a Rosa!!! Negocio perfecto :-)))))))))))))))) Salimos de allí los dos la mar de contentos con nuestros portátiles, que son muy parecidos al nuevo de mi padre.



Insisto... ¡¡Los descapotables no tienen maletero!! Pero que peligro tenemos...


Luego continuamos la visita por Miami y nos fuimos a ver una de las partes más elegantes de la ciudad, el barrio de Coral Gables, una zona residencial que llaman la "Ciudad Perfecta" por que son casitas bajas, muy elegantes, con sus jardines perfectos y calles perfectas. Un sitio muy tranquilo, donde quieren vivir todos los ricos de Miami. A Miguel y Rosa les encantaron las casas, Miguel lo grabó entero y vídeo y Rosa hizo decenas de fotos. Yo no, me gusta tanto aquello que prefiero irlo viendo todo y no perder detalle, cuando vengas por aquí lo leerás.


Y cuando llegamos a casa, estábamos tan cansados que la cena que habíamos pensado hacer en casa, no teníamos ni cuerpo para hacerla y terminamos cenando en el restaurante de Lily de maravilla, como siempre. Esto de las vacaciones es que cansa mucho :-) Y habíamos tenido un día de lo más emocionante y teníamos que procesarlo.

4 comentarios:

  1. Si me quedaba alguna duda de saltarme esa parte de la visita a Miami, se me acaba de resolver, serpientes y cocodrilos...que junto con las ratas y los murciélagos son los cuatro bichos (no humanos) que más asco que me dan en el mundo mundial

    Muy fuerte lo de los portátiles...ya no podremos llamarlos igual, snif, snif... se acabó Sara-Mago...fué bonito mientras duró

    Besitos mil

    ResponderEliminar
  2. victoria6:19 p. m.

    Estais como cabras pero no una cabras cualquiera, sino unas cabras locas.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:29 a. m.

    jajajajajjajajaja. Que caña, me lo estoy pasando que te cagasss viendo el blog. Sí que es verdad,tita,q estan como cabras y los míos tambien. Bueno que disfruteis, y nos lo hagais disfrutar a nosotros también. Rosa, que caña, con los cocos, Miguelito que bien te sienta el descapotable ; javi que bueno estas en pijama por diossssss y dvd eres mi heroe, con la higuana o cocodrilito en la mano o lo que sea. Un besito, P.H

    ResponderEliminar
  4. Sonia G1:17 p. m.

    Hoy mirando el 20 minutos he encontrado una noticia que dice que hay unas votaciones para elegir al mejor alcalde del mundo en el 2008 y Rosa Aguilar es la única española que se encuentra entre los 50 primeros. Se puede votar en www.worldmayor.com
    Está en inglés y no me entero mucho de cómo se hace.
    Votar por Rosa!

    ResponderEliminar