sábado, julio 26, 2008

La Mudanza

César y Mari se van de Alcobendas, ya te lo había comentado, se van a vivir a Campo Real, en Madrid, un pueblo (pueblo... pueblo...) a media hora de aquí. Nos pidieron que les echásemos una mano el día de la mudanza para llevar las cosas y luego van a pasar una semana en nuestra casa durmiendo, para estar más cómodos mientras ultiman el dejar una casa y preparar la nueva.


En el trabajo de Cesar le han dejado un camión nuevo, el que él suele llevar para que se hiciera la mudanza y no le costase nada, ha sido todo un detalle. Y luego ellos dos han estado unos días preparándolo todo muy bien. Como te puedes imaginar hay pocas cosas que trastoquen más la vida diaria que una mudanza y la paliza que es, así que nos ofrecimos encantados por que son ellos, pero la verdad es que si yo me mudarse pagaría a una empresa de mudanzas para hacerla, pero a ellos si que les ayudo. Es curioso como haces cosas por los demás que no harías por tí mismo.


Cesar y Marisol han hecho muy bien sus deberes, dejaron todo más que preparado, como ves en la foto, todo metido en cajas y ya etiquetado con lo que contenía y todos los muebles envueltos en plástico de embalar para protegerlos. En el camión tenía tres carretillas y un tras-palé (o algo así se llama) así que en realidad hemos cargado muy poco con las cosas, se ponían y se llevaban ahí con toda comodidad y luego en el camión tenía una plataforma que se subía y bajaba para subirlo todo sin esfuerzo, que por cierto, me he hecho todo un experto en el control de esa plataforma y como me tocó estar de vigilante del camión la manejaba ya como si llevase toda la vida haciéndolo.







Y esta es la casa que dejan, tras cinco años viviendo en ella y aunque sólo sea por un año, que después volverán a vivir a Alcobendas, pero ya a su casa en propiedad que les están terminando.


La mudanza fue muy rápida y aunque empezamos a las 11 de la mañana, a medio día ya habíamos terminado de meter todo lo del piso en el camión y salimos camino de Campo Real, eso si, fuimos por donde trabaja mi hermano, a Arganda del Rey, que nos llevó a un asador a comer, invitándonos por el favor de la mudanza que fue una pasada, un chuletón de buey para reponer energías que estaba buenísimo. Uno de esos sitios que sólo conocen los camioneros y que se come de maravilla, como dice el dicho, come donde veas comer un albañil, un camionero o un cura.


Y llegamos a Campo Real, pueblo que ha resultado que era famoso por sus aceitunas, que las probamos y están riquísimas, así que ya tenemos quien los provea de ellas. Son aceitunas enteras, verdes, pero con un sabor suave. Dejamos el camión en la puerta e hicimos una cadena humana para sacarlo todo e irlo colocando en la casa según fuera el contenido, que para eso estaba señalado y fue sorprendemente rápido, en menos de una hora estaba ya todo en la casa repartido (que no colocado).


La casa nueva es una chulada, los dueños se ve que la prepararon a conciencia por que está todo lleno de detalles. Las paredes son lisas, pintadas a colores, con la carpintería a juego con el color, gresite en los baños, suelo de tarima, etc. Una casa muy chula y bien de tamano, son dos dormitorios, pero las piezas son amplias.


Nosotros nos lo pasamos bien en cualquier sitio, así que resultó ser una mudanza de lo más divertida. Pese a ser un trabajo duro, estar cargando y descargando, lo llevamos de maravilla, fue rápido, no muy cansado y nos reimos tanto con las cosas que nos pasaban que creo que tengo más aujetas de reirme con Mari que de cargar y descargar.


Aunqúe así quedó mi niño, la verdad es que suda enseguida, pero si que se dio un buen lote de trabajar, con eso de ser el fortote de la casa le tocaba cargar y descargar lo más pesado con Cesar, yo para esas cosas soy mas "tierno" :-P


Si crees en las casualidades esta es genial, mientras movíamos los muebles cayó una postal de uno de ellos y resultó ser una postal de Nueva York que les enviamos hace cinco años desde allí para inaugurar su buzón nuevo ¡Por que se estaban mudando! Justo a la casa que dejaban cuando ha aparecido la postal... casualidades :-)

4 comentarios:

  1. Cada vez que pienso que algún día (eso espero...) tendré que sacar todas las cosas que tengo y llevarlas a un nuevo hogar, me echo a temblar.... así que os admiro mucho por la organización. Sin duda, cuando me mude os llamaré :-)

    Para Mari y César: vuestra casa mola un montón (me chifla el gresite)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Anita!!

    Han sido muy organizados, la verdad es que han hecho facil lo dificil, que tiene mucho merito.

    la casa nueva está bien, lejos, pero bien, aunque con suerte será para poco tiempo y ya tendrás su casita.

    Un besazo!!!

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Otra vez que hagais una mudanza es mejor que os acordeis de tratar con los verdaderos y auténticos profesionales de mudanzas, los cuales os darán presupuestos gratuitos y así no tendreis ningún esfuerzo sobrenatural y ninguna sorpresa

    ResponderEliminar
  4. Es conveniente tratar siempre con los verdaderos profesionales del sector, empresas de mudanzas altamente cualificadas para este trabajo

    ResponderEliminar