martes, septiembre 23, 2008

Me ha tocado "El Alma"

Dos años casados, dos maravillosos años casados. Ya ha pasado todo ese tiempo desde nuestra boda (con el pérmiso de la tuya), la mejor boda del mundo :-) Y no es una fecha que queramos dejar de celebrar, uno de los días más felices de mi vida no puedo dejar de celebrarlo. Así que el mejor sitio para tener una noche especial es nuestro restaurante más especial, nuestro sitio favorito en el mundo, un sitio del que sé que no tengo que decirte ni el nombre, por que ya sabes de que sitio hablo, del Restaurante El Alma, que en nuestro caso, más que con nuestra alma, ese sitio está más relacionado con nuestro corazón.


Anoche nuestro corazón se llenó mucho más de ese sitio, te hablo de la noche del sábado, que decidimos celebrar nuestro aniversario en Córdoba en la intimidad, por que sabíamos que el día 23 en Madrid no íbamos a tener un momento tan propicio. ¿Cuando fue la última vez que Javi y yo tuvimos una cena romántica? Ni me acuerdo, así que nos tocaba. Además el sábado fue un día especial por otro motivo y estábamos los dos muy ilusionados, la mañana la pasamos en una reunión de trabajo con Alquimia Informática maratoniana, para preparar por todo lo alto nuestra entrada en 2009 con nuestro gran proyecto para Gifmania 2.0. Por la tarde Javi y yo estábamos emocionados, nos pasamos toda la cena comentando las diferentes posibilidades que se nos presentan gracias a Antonio y Rocio y lo que nos va a cambiar la vida cuando todo esté hecho. Llegamos a "El Alma" como mucha ilusión y con ganas de celebrar, tanto el pasado con nuestros dos años, como el futuro que se nos abre, con mucho trabajo, pero un futuro de ilusión posible.


Nada más llegar nos vio Javier, el dueño y nos plantó un gran abrazo, ya te puedo decir que además de inmejorable comida y gran servicio, de "El Alma" siempre me llevo mucho cariño. Preguntó si teníamos reserva, al decirle que si, me llevé la primera regañina de la noche... me dijo que tenía que haberle llamado a él directamente para reservar, que siempre es mejor que él sepa que vamos a ir. De hecho nos cambió la mesa que nos tenían asignada, para ponernos en una zona más reservada para estar en la intimidad, en una esquina de la sala interior, cuando le dijimos que veníamos a celebrar "en su casa" nuestro aniversario.

El restaurante estaba lleno, como siempre, nosotros pedimos nuestra cena, de entrantes nos pedimos un "Foie a la Plancha con manzana y gelatina de Pedro Ximénez" y una ensalada templada con queso de cabra y frutos secos, que estaba todo riquísimo. Aunque mi "pequeño tesoro", ese detalle que me encanta es el pan de pasas recién hecho que te ponen y la botella de aceite de excelente calidad que tienes en tu mesa para acompañar al pan, una delicia. Un pequeño detalle que no vas a encontrar en otro sitio, por que no es pan calentado, es pan recién hecho para ti. Siempre te ponen un pequeño entrante, que cambian cada día y esta noche ha sido un foie de pescado con marisco y huevo de codorniz, claro, que yo me he comido los dos de la mesa.... mmmmm ventajas de ir con Javi (que es alérgico al pescado).


De platos principales, Javi se pidió un lomo de vaca, que es todo un chuletón, que estaba super tierno y muy jugoso, una carna excelente. Yo toda una innovación, pedí pescado ¡Y que pescado! El Alma es el único restaurante de Córdoba que sirve Atún Rojo de almadraba (técnica de pesca tradicional), la especie de atún más exquisita, la más cotizada (en japón se pagan hasta miles de euros por una pieza), que antes se exportaba por completo y ahora se está empezando a servir en los mejores restaurantes de España. Yo me lo pedí en tartar, es decir, pequeños trocitos crudos, casi como si la carne estuviera picada, que se sirve mezclada con especias y vegetales picadísimos, pero que no afectan al sabor del pescado, sólo lo complementan. El sabor del atún es fuerte, es un pescado fuerte pero que no se parece al sabor del pesado que estás pensando, es un sabor diferente, yo tengo que decir que nunca había probado nada parecido.


Como postre nos recomendó el camarero un nuevo sorbete de gengibre con mango, el mango es una fruta que me gusta mucho, sobre queda muy bien con otros sabores, pero el gengibre no me gusta. Se usa mucho en los restaurantes japoneses para cambiar de plato, por que el sabor medo picante, medio jabonoso, te "limpia" el paladar y te prepara para otros sabores, pero como sabor en sí mismo, el gengibre me parece como lamer una pastilla de jabón. Pero.. somos unos chicos valientes y nos pedimos uno cada uno. Cuando de repente aparece Javier, con una tarta (de queso) con los velas y una botella de champán, Javi y yo nos quedamos... emocionados es poco. Todo el mundo nos miraba. Por supuesto brindamos los 3 a nuestra salud. Nos trajeron sólo un sorbete, por que la tarta era para nosotros.


Del sorbete, te digo que me sorprendió mucho, Javier nos contó que durante las vacaciones fue a un restaurante indio y vio ese postre y lo pidió, le gustó tanto que convenció al camarero para que le diera la receta. Yo tengo que decir que me gustó mucho más la tarta de queso, el sorbete estaba muy bueno, Javi lo estaba disfrutando y a mi me tiró más la tarta que estaba mmm de las mejores que he comido. Del champán no dimos demasiada cuenta, estaba muy bueno, pero no me suelo llevar muy bien con él, de hecho a la mañana siguiente tenía resaca y estoy seguro de que es por él.


Nos quedamos para estar un rato más con Javier, que nos invitó a una copa y se sentó con nosotros, ya estábamos a última hora y las mesas se iban quedando vacias. Me encantaba ver como controla el trabajo, estaba sentado en la mesa pero no perdía ojo de todos detalles de las demás mesas. Puedo decir de él que es una de esas personas perfeccionistas y cuidadosas de lo que hacen. En un momento de la conversación le decía que si él dejaba de estar allí, el restaurante perdería la impronta que deja en él. La restauranción como el arte, es uno de los sitios donde más se ve la personalidad del "artista".



Conocimos al jefe de cocina, cocineros y camareros, que se iban despidiendo cuando se iban, por que cerró el resturante con nosotros dentro, la conversación demasiado interesante para cortarla, aunque el sueño nos venciera, que ya sabes que nosotros no somos de trasnochar. Hasta las 4 y media de la madrugada, hablando sin parar, con esa sinceridad y naturalidad que te da esa mezcla de alcohol y confianza. Pero la sensación que teníamos era de vivir un momento especial, no fue sólo ir de cena a un sitio diferente, sino que salimos de allí con esa alegría de un aniversario que refuerza esa sensación de ser unas personas muy afortunadas. ¡Gracias Javier!


El remate, tengo que decirlo, es que cuando pedimos la cuenta apareció esta nota que te pongo aquí debajo en el cesto, nos quedamos helados, el detalle de sobra ya había sido la botella de champán y no te digo ya la tarta con las dos velas. Pero nos sorprendió invitándonos a cenar, de principio no íbamos a aceptar, me pareció demasiado. Pero lo pensamos, no tenía por qué haberlo hecho, no tenía ningún compromiso, ya iba sobrado de detalles, si lo estaba haciendo era por que le apetecía, había hablado por teléfono con su mujer, así que el detallazo podía ser idea de los dos. Así que se lo agradecimos de todo corazón con un abrazo, fue un gesto muy bonito, si empezamos a discutir por pagar, lo habríamos estropeado.

Volvimos a casa emocionados, románticos y felices del aniversario que habíamos pasado, creo que no podría haber salido todo mejor. Tenemos la suerte de tener mucha "magia" a nuestro alrededor, lo tengo claro.

Puedes ver otros Restaurantes de Córdoba en http://www.restaurantescordoba.com.es/

7 comentarios:

  1. FELICIDADES!!!!!!!!!!!

    de nuevo.... cómo no va a haber magia a vuestro alrededor si vosotros sois pura magia!

    Espero que algún día, ya que no pude estar presente en la boda, pueda celebrar con vosotros uno de vuestros aniversarios, el 5º, el 10º, el 15º o las bodas de plata directamente .....

    Muchos besitos felices

    ResponderEliminar
  2. Hola Anita!!!


    de nuevo... muchas gracias.

    Claro qeu si estarás, tenemos toda la vida por delate para celebrar muchos aniversarios.

    Un besazo!!

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Oleeeeeeeee....que bonito!!!...los dos post que he leído hoy tuyos, han sido muy emocionantes. El primero, por la inquietud de saber si habías recuperado el móvil. El segundo, por lo romántico.

    Por muchos años más, y que yo lo siga leyendo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola David y Javi:¡¡MUCHAS FELICIDADES!!!.Es increíble lo rápido que pasa el tiempo.Por fin entro en el Blog.Espero que hayais tenido una comida especial y David, que me digas lo que te ha hecho Javi para comer.
    He leído lo del iphone y me encanta comprobar, una vez más, que hay gente buena y honrada.
    Después he entendido cuando estabas en casa y hablabas con Javi por telf.diciéndole que te dejabas otra vez el iphone.Eres un desastre, rey.
    Saludos a la gente del blog. Mari, a ver cuando vienes y nos echamos unas risas. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Juana! Te escribo desde la cola de Alcampo, esto del iPhone es una maravilla. Sí no lo pierdo, claro. Mari ya es del "mas allá" (arganda), ya no la vemos por aquí. Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Noelia!

    Muchísimas gracias, ultiamemte estamos emocionantes ;-)))

    Esperamos que si, que todos sigamos por aquí, así de bien.

    Un abrazo

    DVD

    ResponderEliminar
  7. Muchas FELICIDADES, parece mentira que pase tan rapido el tiempo y que bien, lo pasamos en la boda, siempre lo recordaremos.
    Bueno ya falta solo un mes para nuestro viaje, ya mismo el mes se pasa rapido,que bien no lo vamos a pasar, yo estoy deseando estar alli.
    Muchos besos para toda la gente del blog, Juana espero que nos veamos el dia antes de irnos.
    Bueno guapos espero que celebreis, muchisimos años vuestro aniversario, besitos.

    ResponderEliminar