sábado, noviembre 01, 2008

Halloween

Hemos vivido Halloween en Estados Unidos, algo que he soñado toda mi vida. Es una fiesta que nos gusta mucho y siempre tienes ganas de ver si todos los tópicos que has visto en las películas son realidad. Desde que llegamos hemos estado viendo decoración por todos sitios, pero en realidad toda la acción se concentra en el día en si.


Lo primero es decirte que esa imagen que tenemos de los niños disfrazados por la calle casa por casa en Miami no se da. Seguramente en el resto del país si, en las ciudades pequeñas y pueblos de todo América si saliesen los niños, pero en las grandes ciudades los niños se van a los centros comerciales. Estábamos en el Mall por la tarde cuando empezaron a llegar los niños disfrazados y van tienda por tienda, donde los dependientes les dan los caramelos, como si fuesen por las casas. Es una opción más segura para los niños.


Otra cosa que no me imaginaba y que nos encantó a todo es que también se disfrazan los animalitos, decenas de perros disfrazados por la ciudad. Sobre todo se disfrazan de mariquitas y de flores, pero se vieron otros muchos son una monada.

Despúes del centro comercial, todos los niños de Miami Beach se reunieron en Lincoln Road, y allí que nos fuimos nosotros. Es una calle muy grande peatonal donde los niños fueron tienda por tienda recolectando caramelos. Miles de niños disfrazados de todos los temas, no es sólo de cosas de terror, sino que superheroes y toda clase de personajes de mezclan. Cortaron las calles que cruzan con Lincoln Road para que fuese todavía más segura y estar más tranquilo. Había disfraces relacionados con las elecciones, me encantó (y asustó) ver a Sara Palin. Pero lo que se veía era mucha gente con chapas de apoyo a Obama, muchas menos se vieron a McCain.

Toda la calle estaba decorada, todos los escaparates con cosas de halloween y todos los dependientes de las tiendas y camareros de los restaurantes estaban disfrazados, era un ambiente genial, muy festivo. Todos nosotros estábamos como niños de ver tan buen ambiente, tan divertido, tantísima gente.

Nosotros tambien pillamos caramelos, tengo que admitir que somos un poco como niños, en la recepción del edificio pusieron para los niños y llegamos nosotros a saquear la bandeja :-) ¡QUe ricos los caramelos de sandía!


Esa noche Lincoln Road hace su agosto, ya es la calle mas cara de la ciudad, es donde se reunen todos los restaurantes caros, todas las tiendas de diseño y galerías de arte. Pero esa noche muchos restaurantes cierran al público, sólo puedes comer en ellos por reserva o lo que llaman "cliente de botella" es que tienes que asegurar para poder sentarte que vas a consumir mucho, así que te cobran la primera botella por anticipado, a modo de reserva, por la que te pueden cobrar perfectamente 300 dólares. Los sitios estaban decorados genial, un ambiente de fiesta muy logrado, nos lo pasamos genial, hemos tenido mucha suerte de pasar esta fiesta aquí.



Y para los amantes de Halloween, te recomiendo:
http://www.halloween.com.es/
http://www.juegamania.com/Juegos-Halloween/
http://www.halloween.com.es/gifs-animados/
http://www.letramania.com/Fuentes-De-Halloween/
http://www.halloween.com.es/postales/
http://www.salvapantallas.com.es/Protectores-de-Pantalla-Halloween/
http://www.halloween.com.es/leyendas-urbanas/
http://www.iphonefondos.com/Wallpapers-iPhone-Halloween/
http://www.halloween.com.es/manualidades/
http://www.halloween.com.es/relatos-terror/
http://www.dibujosparacolorearmania.com/Dibujos-Halloween/
http://www.halloween.com.es/gastronomia/
http://www.halloween.com.es/disfraces/

2 comentarios:

  1. Pues me da un poco de pena eso de que los niños no vayan de puerta en puerta en plan "truco o trato", pero si que es normal que en una gran ciudad no se haga eso y que reservado a lugares más pequeños

    Yo no soy de disfraces y esas cosas, pero la verdad es que tiene bastante buena pinta todo.

    Besitos mil

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:28 p. m.

    Que pena que Thorete no pueda ir a Miami. Lo digo porque he visto ese perro disfrazado y por un segundo creia que era él.
    Carlos

    ResponderEliminar