miércoles, enero 21, 2009

La Historia del Jamón

A todo el mundo le ha hecho mucha gracia la historia del jamón, que si aparecía o no aparecía el jamón en los comentarios del Blog mientras estábamos de viaje... en realidad la historia es una tontería, pero da la casualidad que tengo unas fotos que nos hicimos en plan tonto el día en que llegó y me van a servir para ilustrarte la historia... parece que preveíamos que el jamón iba a dar juego -D

¡Nuestra primera cesta navideña! Siempre lo digo, que en ninguno de mis trabajos me han dado Cesta de Navidad, así que tengo esa espinita clavada o cuando me han hecho un regalo no ha sido "comestible", así que este año llegó Rufi (la señora que nos ayuda con la casa) un día diciendo que había llegado un jamón a casa.. conociendo lo despistada que es yo me imaginaba una guitarra o vete tú a saber. Pero la sorpresa fue que cuando llegamos a casa realmente era un jamón y de los buenos que nos enviaba una agencia con la que trabajamos. ¡Que ilusión!

Nos pusimos a hacer un poco el tonto en casa, como ves por las fotos. Un jamón de pata negra en casa, que lo más parecido que tenemos son unas botas de montaña oscuras.. ¡Que fácil es hacernos felices! je je je je Eso si, al que más feliz le hizo ver un jamón en casa es a Thor, que le pirra el jamón, desde que la hija de Juana le plantó un plato de jamón de jabugo "5 Jotas" para él. No se separó del jamón fuese donde fuese...

Al final decidimos llevarlo a Córdoba y esta es la historia del Blog, llevarlo a una carnicería, que nos lo cortase un profesional y nos lo envasase en sobres de 100gr al vacio para que no se nos estropease, que en casa con la calefación se nos han estropeado alguna vez y los sobre son lo más cómodo. Lo llevamos a un carnicero de confianza y dejamos el encargo de que llamasen a César para que él lo recojiera, pero él se volvió a Madrid sin que le hubiesen llamado y nuestro viaje sorpresa a Orlando hacía que no pudiésemos ir a por él.. así que le tocó a mi padre que ni sabía donde estaba el jamón, ni la carnicería ni a nombre de quien estaba... de ahí mis continuas preguntas, a ver lo habían localizado ya.

Al final el jamón está "sano y salvo" (¡Que teatrero soy!) en casa de mis padres, esperando que bajemos a por él y nosotros con ganas e hincarle el diente...

Y te pongo una receta de Receta de Jamón Glaseado

5 comentarios:

  1. Antonio Bueno7:37 a. m.

    Que rule ese jamooooooooooón

    Aquí todos somos Thorete y también nos gusta las cinco Jotas,o las una, las que sean, jejejeje.

    Saludos para mi tercer niño.

    Antonio Bueno

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:02 p. m.

    Nunca un jamón había dado tanto que hablar como el vuestro, es una historia muy tierna y jugosa, que lo disfrutéis.

    Un beso muy fuerte, Patricia

    ResponderEliminar
  3. Yo fui "testiga" de la llegada del jamón y puedo aseguraros que le hicieron un homenaje al pobre jamón ....Vosotros si que sabéis, lo bueno del jamón, pero sin tener que cortarlo (aunque confieso que a mi, eso de cortar el jamón, me gusta)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya pinta tiene el jamón!.Cuando volvais quedamos y nos hacemos unas tapitas....para entrar en calor, que hace un frío... y vosotros ahí, en la playa, en manga corta.¿A que no os habeis dado el bañito por mi?.Si ya lo sabía yo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:29 a. m.

    La foto de Thor mirando el jamón es genial.

    Un saludo ,

    Fabian

    ResponderEliminar