domingo, marzo 15, 2009

Fin de Semana Sociable

Este fin de semana hemos sido sociables como perritos, como estábamos en casa hemos estado viendo a nuestra gente, que hay que aprovechar los fines de semana, no están sólo para hacer el vago, aunque hemos tenido la tarde del domingo para reponernos un poco de las visitas en cadena. El viernes cenamos con Cesar y Marisol, que teníamos ganas de que probasen los platos del Obrador de Gloria, así que fuimos a encargarle una quiché de verduras sin pimiento, por que a ellos no les gustan y Gloria nos comentó que las cosas están empezando a flojear, que pasada la novedad de la apertura, ahora va menos gente a comprar y está notando una bajada muy fuerte, nosotros seguimos promocionándola todo lo que podemos, el otro día, que nos cortamos el pelo enviamos a las peluqueras a por la comida allí. A Cesar y Mari les encantó la comida, lo pasamos muy bien y vimos la película: Un Chihuahua en Beverly Hills, que es tan mala como parece, pero teníamos curiosidad y hemos pagado esa curiosidad con un rollete tremendo.


El sábado comimos con Elena y Marquitos, no nos veíamos desde hace tiempo y teníamos ganas de verles, que Marquitos está enorme. Desde que Elena dejó Gifmania nos hemos visto poco, pero no queremos perder el contacto, antes nos veíamos todos los días y no podemos pasar a lo contrario.



Elena está estupendamente, muy centrada en sus estudios, que se está preparando unas oposiciones y muy estable en todo lo demás. Marquitos enorme, irreconocible. Al principio tenso con Thor, pero Thor si que lo recordaba y no se separaba de él, sobre todo por que por la altura del niño, Thor puede alcanzar en tiempo record lo que se le caiga. Nos fuimos de paseo a ver el antiguo colegio de cuando era pequeño, tendrías que verle todo emocionado de acordarse.



Lo que me hizo mucha gracia es que a Marquitos, lo que más ilusión le hacía era sacar a pasear a Thor, quería ser él el que fue llevando su correa todo el tiempo, él pidió que saliésemos de paseo con el perrito, así que lo hicimos y estaban para comérselos los dos juntos todo el rato.



Y sorpresa, cuando volvíamos a casa de dejar a Elena y Marquitos en el metro nos llamaron Rocio y Alfredo, que estaban de compras cerca y se iban a pasar a saludarnos, que la última vez que Alfredo subió a Madrid no pudimos vernos.



Y la sorpresa sorpresa es que nos dieron la invitación de boda, que nos han dicho que tenemos el honor de ser de los primeros amigos en tenerla, todavía no han empezado el reparto y sólo algunos miembros de la familia la tienen ya. Nos sentimos muy honrados :-) La invitación es muy original con un retrato de ellos en relieve y un texto muy original, no es como todas las invitaciones.


Con ellos todavía en casa empecé a preparar la cena por que teníamos invitados, a Antoñín y Cristina, que no nos juntábamos desde la famosa primada. Tengo que decir todo orgulloso que triunfé con la crema de zanahoria, que me salió genial y la acompañé después de una ensalada de pasta. Nos lo pasamos muy bien, cena tranquila con debates interesantes, soy un melón y estaba tan entretenido que no hice ninguna foto.

Y el domingo ha empezado con un día radiante, un sol casi de verano, así que nos hemos ido de paseo toda la mañana y a medio día nos hemos ido a la reunión con las chicas de la piscina, esas reuniones de los domingos que te conté y que son super entretenidas.


Esta vez menos concurrida que la otra vez que fuimos, con la ventaja de que con el buen clima, así que nos hemos echado a la terraza de cháchara con Juana, Susana, Meri y Pilar. La reunión divertidísima, estoy deseando que llegue la temporada de piscina para tener estas reuniones todos los días.


Pues eso, lo que te cuento, un fin de semana muy sociable, que es lo mejor, tener a tu gente cerca, que para descansar en el sofá siempre hay tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario