domingo, abril 12, 2009

Restaurante Silk & Soya


No te haces una idea del tiempo que hace que quería ir a  Restaurante Silk & Soya, es un restaurante amigo de mis tíos  aquí en Alcobendas. Antes era un buffet libre al que solíamos ir de vez en cuando, pero el dueño lo cerró para convertirlo en algo mucho más moderno y elegante, una sala-complejo con dos diferentes restaurantes, uno tailandés y otro japonés con una sala lounge para tomar copas relajado. Mis tíos estuvieron en la inauguración y nos dijeron que el sitio era una pasada, pero que era carísimo, más de 200€, así que nos quitaron las ganas y pese a que lleva años abierto, me he conformado con mirarlo desde la calle con muchas ganas, por que los restaurantes de comida tailandesa me encanta y tener uno cerca de casa y no ir es doloroso.


Como andamos de Semana Santa los dos solitos, le dije a Javi, que quería que saliesemos, que aunque nos hemos quedado para descansar, salir de cena, romper la rutina y sobre todo ir a sitios nuevos, seguir descubriendo, así que me tenía que sorprender, dejaba en sus manos el sitio de la cena y me dejaba invitar je je je je. Sólo me dijo que tenía que ponerme guapo, que no era de ir con sudadera, así que me puse guapetón pensando que nos íbamos a Madrid cuando me dio la sorpresa que nos quedábamos en el pueblo y llegamos a la puerta, yo estaba nervioso por las ganas que tenía de ir y preocupado, por que ya habíamos cometido el exceso el otro día en el Sergi Arola Gastro como para otro, pero me dijo que ya había mirado él los menús que no era tan caro.


El restaurante se llama "Silk & Soya" (traducido es Seda y Soja), pero luego vas al restaurante thai que se llama "Silk and Spicy" (Seda y Picante) o al japonés "Soya and Olive" (Soja y Olivo), ya ves el juego de palabras con el nombre en si. El sitio forma parte de un centro comercial, pero el acceso es por separado, se entra desde la calle, con una entrada espectacular, con esculturas asiáticas y un pasillo con plantas, llegas a un ascensor de cristal que te lleva a un gran pasillo que te deja con la boca abierta, es el distribuidor, ahi tienes la recepción, donde confirman tu reserva y te derivan al sitio que tengas reservado. Es un pasillo muy grande lleno de grandes fuentes de cristal con agua, como las ves en la foto, que me encantaron. El sitio es muy elegante, decorado con muchísimo buen gusto, me sorprendió eso, no me lo esperaba tan elegante. El sitio me sorprendió de verdad, como se suele decir supero mis expectativas.



En el ascensor tienes los diferentes menús que tienen en los restaurantes, los menús de degustación y otros especiales.


La sala tiene un acuerdo con la firma japonesa de moda Kenzo y los uniformes de los trabajadores son de esa firma, también hay un menú degustación "Kenzo" y si lo pides te regalan una corbata de la marca :-)


Y luego otro, que pronto tenemos que ir a probarlo, otro acuerdo con la firma Biotherm, que es la que nosotros usamos. Pues han desarrollado un menú de platos saludables (25€), como con sus cremas, se supone que los platos están estudiados para mejorar tu salud. Platos sencillos, verduras, carne, etc. Ese lo sirven en la parte japonesa ¡Yo quiero ir ya! Y si te lo pides te llevas una selección de productos Biotherm.

No pude hacer fotos por que el iPhone no se porta muy bien en los sitios oscuros y el restaurante está en penumbra, para mantener la atmósfera íntima. Así que he buscado estas fotos por la red, por que el sitio es una chulada, merece la pena verlo. Mi tía me dijo que se había gastado su amigo una fortuna en la decoración, ahora hemos visto en que.

Nos sentaron en una mesa delante de los ventanales, con vistas al Arroyo de la Vega. Imagino que por la Semana Santa, pero había poca gente, se estaba verdaderamente en un ambiente íntimo. Miramos los menús degustación, que son lo que más pega, pero como la mayoría tenían platos de pescado, decidimos pedir platos y otro día lo hacemos.

Los camareros super majos, como vieron que nos habíamos pedido demasiado nos aconsejaron qué pedir para no pasarnos. Empezamos con un plato de entrantes a compartir con tortitas de calamares, brochetas de pollo con salsa de cacahuetes y rollitos de vegetales.


De platos principales, Javi se pidió un plato de pollo con vegetales y yo tallarines de arroz con brotes de soja y de acompañamiento arroz basmati enano con huevo. Los platos son ligerísimos, de esta comida que notas que te está sentando bien y además estaba riquísima. A mi la comida thai me gusta mucho y aquí he encontrado un verdadero filón. ¡Y a cinco minutos de casa!



Claro que todo lo sano de la comida lo estropeamos con el pedazo de postre, nada thai por cierto, una pirámide de mousse de chocolate, recubierta de chocolate y acompañada de una bola de helado de chocolate negro con especias, que nunca lo había comido así y es muy original. Javi se pidió unos canutillos de chocolate. Lo de arriba es el baño, mira que chulada y lo de debajo un reservado en la parte japonesa.

No sé si conoces la web cucharete.com, que es como el Blog pero para restaurantes de Madrid, un sitio muy famoso y clasifica a Silk&Soya como uno de los 10 mejores restaurantes de la Comunidad.

Fue una cena muy chula, por que nos gustó a los dos, que con Javi es todo un hito, que le guste tanto un restaurante asiático, así tengo asegurado que podremos volver sin tener que hacerle chantaje. Además nos sentó de maravilla y de precio está muy bien. ¡Tengo sitio favorito nuevo!

1 comentario:

  1. Se han echado de menos las fotos e la comida, que siempre ilustra muy bien a la hora de "conocer" el sitio.

    De Cucharete, además de fiaros muy mucho de sus críticas, os recomiendo ir a alguna de sus "quedadas" (no hace falta ser un habitual comentando en el blog y eso). Gente genial, buen rollo y MUY buenos sitios para ir a comer en relación calidad/precio.

    ResponderEliminar