martes, julio 14, 2009

Alianzas de Boda


Hoy te voy a desnudar un poco más nuestra alma, te voy a contar, para que nos conozcas un poco más la historia de nuestras alianzas de boda, que como casi todo lo que importa en la vida... tiene una bonita historia detrás.


Hace años la posibilidad de casarnos, con una boda tradicional, era algo impensable para nosotros, como pareja de chicos era algo que no se contemplaba. Y era una pena, por que en el fondo, tanto Javi como yo somos tradicionales y lo que los dos queríamos era casarnos, como todo el mundo. Ya que encuentras a tu media naranja, queríamos "dar el paso", pero no se podía, ni siquiera soñarlo. Así que hablamos de comprarnos unas alianzas, como las de boda y tener por lo menos el símbolo (el más visible) de estar casados. Era sólo un sucedaneo, pero cuando algo no se puede, lo que más se parezca se convierte en aceptable.

Era una idea, sólo eso, en realidad yo nunca he llevado ninguna joya, ni siquiera un colgante y menos un anillo, se me hacía raro y mi miedo sería perderlo. No nos decidíamos por hacerlo, lo habíamos comentado, pero tambien era raro comprarse unas alianzas sin casarse.


Hasta que de repente, sin pensarlo, lo hicimos. Y fue perfecto. Estábamos en Los Angeles, era nuestra primera visita a la ciudad, todo enorme, luz y una ciudad de un tamaño que se nos escapaba, lo que para nuestra idea son los barrios de una ciudad allí son otras ciudades. En la habitación del hotel, en el centro financiero (Downtown) había revistas y catálogos sobre la ciudad. Uno era "Joyerías de Beverly Hills", te puedes hacer una idea, entre sus hojas había tanto diamante, tanto oro y tanta cosa brillante como para tener un desprendimiento de retina. Pero entre tanta hoja llamativa encontramos una "joya" se trata de una joyería de "diseño para jóvenes", eran unos anillos alucinantes, muy modernos, nada llamativos, elegantes y muy discretos. Y claro, la luz se nos encendió, tantas veces comentada la idea, ahora, por primera vez teníamos delante algo que nos gustaba.



Valientes nosotros, era la primera vez que alquilábamos un coche en Estados Unidos, nos fuimos hasta Beverly Hills, al famoso Beverly Center (si has visto la película "Volcano" ya sabes cual es) y llegamos a la joyería... otro mundo, la idea que tienes de una joyería llena de mostradores de cristal y expositores cubriendo las paredes con todas las joyas a la vista y suelo de marmol.... pues olvídate de todo, era alucinante, todas las paredes eran de cristal, se veía todo desde todos lados y el suelo era una moqueda gris oscura y no había muebles, ninguno a la vista, lo único que había era anillos gigantes que hacía las veces de pequeños expositores con pocas piezas a la vista, no era una joyería "para ir a ver" por que no se veía casi nada, la venta era "por entrevista personal". Se nos acercó una chica japonesa guapísima y empezó a hablar con nosotros (en inglés, claro), que de donde éramos, lo jóvenes que éramos, bla bla y le dijimos que queríamos dos anillos iguales, instantaneamente dijo "¿Para vuestra 
boda?" Un poco perplejos dijimos que si. Y con todos los anillos que tenían en la tienda, directamente nos sacó uno... ¡Amor a primera vista! A Javi y a mi se nos escapó un "Ohhhhhhh!" que lo decía todo. No quisimos ver nada más de la joyería, era el anillo perfecto para ambos, se llama "Fusion" es un cuerpo de acero con un corazón de platino, es el de la izquierda de esta foto, por que estaba tambien el de oro amarillo (a la derecha), pero la verdad es que el de platino me pareció más bonito, aunque los dos eran una preciosidad. Es un anillo moderno, elegante y tan discreto. Un diseño tan sencillo como innovador. No teníamos ni que pensarlo.


Yo salí de allí con el anillo, a Javi se lo tuvieron que hacer a medida. La chica fue encantadora y tan directa en dar con lo que queríamos que me dejó alucinado. Cuando volvimos a Madrid teníamos en casa un postal de la vendedora dándonos las gracias y deseando que lo hubiésemos pasado bien en Los Angeles. El anillo de Javi llegó a Madrid a las pocas semanas. Niessing es una firma de joyería con cosas alucinantes, si quieres ver algunos de sus diseños haz click aquí.

Y desde ese día no me lo he quitado y fueron nuestras alianzas de boda, ni de broma las cambiaríamos aunque no fuesen nuevas. Les tenemos un cariño especial que hoy comparto contigo.

Y te propongo cosas relacionadas como
Postales animadas de Anillos de Compromiso

5 comentarios:

  1. Jolín, son las 2 y 23 de la noche y me has emocionado con la historia, y eso que ta sabía algo de ella...

    No creo que me case nunca, pero si lo hiciese, querría una historia así de bonita para mis alianzas de boda

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola Anita!!!

    Muchas gracias :-) La verdad es que son algo muy querido por nosotros aunque hay que decir que Jav perdió la suya, fuimos a Negone con Miguel y Rosa y en medio de una guerra de bolas la alianza salió volando y no nos dimos cuenta hasta llegar a casa. Aunque se volvió a rebuscar no apareció, semanas después los de Negone vaciaron la piscina de bolas para limpiar y reapareció el anillo y nos llamaron, fue una suerte increible!!!!

    Un abrazo

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Anita, esas cosas nunca se sabe

    ResponderEliminar
  4. A mi me gustaría tener una historia de amor tan bonita como Pretty Woman, Algo para recordar, Un día inolvidable o Notting Hill

    ResponderEliminar
  5. Wow, qué emocionante historia. Sin lugar a dudas este tipo de historias levanta el espíritu. Simbolizar una unión de esta manera realmente es reconfortante :). Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar