viernes, agosto 07, 2009

Noche en el ballet

Ya estamos en Rusia y me voy a saltar un poco hablarte del país y el primer día de estancia, por que me voy a enrollar  así que paso directamente a contarte lo que hemos hecho nuestra primera noche (vamos a estar dos días en Rusia) en San Petesburgo. Los rusos son los maestros de la danza, de la música, del ballet y de otras muchas artes, son un pueblo tremendamente culto y que tiene a sus artistas como héroes. En cuanto que nos dijeron que teníamos la oportunidad de ir una noche al ballet reservamos.

El ballet ruso es el más famoso del mundo, sus artistas tienen fama mundial, lo mismo que sus obras. En este caso además la obra que hemos ido a ver es quizá el ballet más famoso de todos los tiempos: El Lago de los Cisnes.


Es una excursión de las que ofrece el barco, es una función en un teatro grande de San Petesburgo con una compañía de la ciudad. Además una compañía enorme por que había momentos que los bailarines llenaban por completo todo el escenario.



Tengo que admitir que tenía algo de miedo, era una función de dos horas y media, mis ultimas experiencias con danza habían sido fracasos, la última vez fuimos a ver "Romeo y Julieta" y nos salimos a la mitad por que en una hora ni sabíamos quien era Julieta.... estas cosas pueden estar muy bien o ser un truño. En este caso sabes que van a bailar muy bien por la tradición rusa, pero puede que no te guste la historia. Fui con mi madre a ver la ópera "Aida" de Verdi, que siempre me ha gustado, y nos pasamos toda la obra riéndonos de los trajes sucios que llevaban y el decorado de función de colegio que tenían.


El teatro fue una grata sorpresa, era un palación clásico precioso, magestuoso. La sala era grande pero no demasiado y sobre todo los asientos eran comodísimos, el caso es que eran poco más que sillas, pero te sentabas y eran muy comodas, muy amplias, con un reposabrazos para cada uno, que eso en los más modernos no lo tienen. Muy bien el teatro.


El comentario negativo se lo merecen en este caso los españoles del público, que vaya manada de paletos gañanes que lleva el barco... en medio de una representación de ballet sacaban su cámara y como si aquello fuese el fútbol se ponían a hacer fotos con flash, pero no te hablo de 5 o 6 sino de 15 personas por lo menos. Había momentos que te dolían los ojos de tanto flash.... vergonzoso.



Teníamos muy buenos asientos, en el patio de butacas a una distancia perfecta.



La obra como te decía duraba dos horas y media, así que tenía dos intermedios. El primer acto estuvo muy bien, pero como no nos sabíamos la historia que están bailando, te dejabas muchas cosas. El ballet es tremendamente expresivo pero escasamente narrativo.


En el primer intermedio Javi fue y compró un par de programas, así nos leímos la historia (además de tener un recuerdo más) y desde ese momento todo cambió, por que además de disfrutar con el baile, disfrutamos con la historia. Nunca había pensado en lo importante que podía ser el programa en una representación.

Tuvieron un detalle además muy chulo en este primer intermedio y es que nos ofrecieron una copa de champán, así que estuvimos viendo las salas con la copita, que no sé de donde era pero era muy dulce, no sé si los rusos tengan su propio champán, pero desde luego estaba muy bueno.


Lo puedo resumir en sublime, el baile, la música (orquesta en directo), la representación... toda la obra fue una maravilla, creo que en todo el tercer acto ni pestañee. Todo mi miedo de que no me gustase desapareció enseguida y fue todo lo contrario, me encantó, se me pasó el tiempo volando, cuando terminó no creí que hubiese pasado tanto tiempo, por mi habría seguido. ¡Bravo!





Después del teatro nos llevaron de cena, la excursión tenía otro gran aliciente para mi y era que teníamos una cena en un palacio ruso de platos de la gastronomía rusa. ¡Y ya conoces mi curiosidad!

Era un palacio enorme, precioso, cenamos en una sala altísima, con lámparas de cristal, como reyes en el mejor palacio real. Una chulada. Además tuvimos mucha suerte por que nos pusieron de compañeros de mesa a 4 chicos que eran super majos, una de ellos, Maria José trabaja en el Banco Santander y nos pasamos toda la noche con un debate super interesante sobre economía.

Y vamos a lo que importa :-D ¡La comida! Uno de los platos estrella de la gastronomía rusa es el salmón, aquí se hace de todo con él, así que los entrantes eran lonchas del salmón más suave que he probado nunca y un canapé con huevas, que nos han contado los guías que es muy habitual para los rusos en todas las celebraciones comer caviar de salmón (el negro es para los ricos, una latita cuesta 100€, que es impagable para la mayoría). Y luego una especie de guarnición hecha con patata y batata fritas en hebras acompañado de cebolla y queso, todo frito, estaba riquísimo.

El primer plato para mi fue el mejor, eran una crepes rellena de jamón, queso y setas con una salsa y bechamel y queso por encima horneadas que se deshacían en tu boca, un plato delicado, riquísimo.

El plato fuerte es quizá el plato más conocido de toda la gastronomía rusa (no hagas la broma de la ensaladilla rusa) que es el Stroganoff (no sé muy bien como se escribe), que es carne en trocitos con una salsa de nata que estaba riquísima, es un sabor muy suave. Uno piensa en platos rusos y piensa en comida muy sabrosa, platos contundentes, pero la verdad es que son platos muy delicados, sabores muy agradables y muy parecidos a los europeos.

Y lo malo para mi fue el postre, yo soy poco amigo de las tartas, no me sorprende que una tarta no me guste, por que normalmente no suelo ni probarlas. Pero en este caso si que la probé y estaba malísima, era un sabor muy raro por que no era exactamente dulce, sino tremendamente ácida como una mezcla de frutos rojos ácidos con un queso fuerte. Un sabor desagradable, que todo hay que decirlo. Claro que para gustos los colores, precisamente esa mezcla le encantó a Javi que terminó con las dos porciones.

Fue una cena genial, divertida y suculenta. Tengo muchas cosas que contarte de Rusia.... pero lo dejo para la próxima entrada.

Para los amantes del baile y la danza:
Juego Baile de Barbie
Salvapantallas de Pista de Baile
Juego Bailar Gangnam Style
Salvapantallas de Chicas Bailando
Salvapantallas de Don’t Walk, ¡Dance!
Salvapantallas de Harlem Shake Original
Screensavers de Música y Artistas
Salvapantallas de Chicos Bailando Break Dance
Salvapantallas de Just Dance 4 - Gangnam Style
Fondo de Pantalla de Street Dance para iPhone

2 comentarios:

  1. Hola a todos!

    Esta tarde hemos hablado con la residencia donde esta Thorete y nos han dicho que basicamente no nos está echando nada de menos :-D Ni estress, ni falta de ganas de comer, todo lo contrario, tan tragón y jugueton con ellos como con nosotros. De todos modos le echamos de menos y tenemos ganas de verle para darle muchos besos. Nos hemos quedado más tranquilos sabiendo que está así de bien.

    un abrazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  2. Ummmm, estos hijos son siempre tan descastados ....

    Con respecto a Rusia, todo el mundo que conozco ultimamente quiere ir a Rusia y la verdad es que viendo el otro día un reportaje en la tele de Españoles por el mundo que era de San Petesburgo, lo entiendo!

    A mi personalmente no me gusta el ballet, pero me parece una visita interesante. Cuando era pequeña vino a Córdoba Nureye, en una de sus última actuaciones y me invitó mi tía y la verdad es que guardo un buen recuerdo aunque no sea mi expresión artísitica favorita.

    Muchos besitos

    Anita

    pd. gracias por lo de la Taschen, me chiflan sus libros, pero voy un poco atrasada con la lectura del blog -:(

    ResponderEliminar