miércoles, septiembre 02, 2009

El Deportista Enmascarado

Yo no suelo tener fuerza de voluntad, para mi dejar de fumar ha sido una de las mayores hazañas de mi vida, por lo que me costó y lo superé. Pero salvo este caso, no suelo ser capaz de llevar cosas que me cuestan, como una dieta o ir al gimnasio y me canso enseguida. Cuando Javi se iba a ir a Almería y yo me quedaba "sin control" pensé que tenía una buena oportunidad para ponerme en forma. Javi es muy entusiasta del deporte, demasiado para mi, por eso le tengo que parar los pies  sino me tendría haciendo deporte 6 horas al día. Así que al estar yo sólo tenía la oportunidad de hacer lo que quisiera a mi ritmo.


Así que planeé un "plan dos semanas" para ponerme en forma y adelgazar, tener un objetivo ayuda mucho y tener como meta sorprender a Javi cuando volviese, estar más delgado era algo que me estimulaba mucho. 

¿Ha funcionado? Perfectamente ¡He perdio más de 6 kilos! Y sé que en realidad he perdido más en grasa, pero como he recuperado forma física he creado más músculo y el músculo es muy pesado . No es que esté ahora musculoso ni parecido, pero ya no estoy "fofo" sino que he perdido la barriga, me ha adelgazado la cara y las piernas. Me lo noto mucho, pero se me nota más desde fuera. Maria José, una vecina al volver de vacaciones, desde un tercer piso me vio pasar y ya me lo notaba.

Ha sido difícil y cansado, no es fácil, pero es verdad que me he sentido muy motivado para hacerlo. Lo que te puedes hacer una idea, tú que me conoces de lo que me ha costado mantener el secreto de estar haciendo algo así. No he querido decir nada a nadie, por que estas cosas es mejor que sean de uno, así el estímulo de sorprender a los demás ayuda. Y si no lo consigues por lo menos no lo pasas peor teniendo que dar explicaciones. Ha habido días en la oficina que estaba agotado y me ha costado mantener el ritmo de trabajo, pero como tenía una "fecha de caducidad" del plan, tambien ayudaba.

Lo que más he hecho esta vez, a diferencia con otras veces que me he "puesto a dieta" (nunca he hecho dieta en realidad, pero hay veces que he empezado a controlar lo que como) es que he hecho deporte. Y la verdad es que es lo que más anécdotas me ha dado.

Al día siguiente a irse Javi puse el despertador a las seis menos 10 de la mañana y a las seis estaba saliendo todo preparado a hacer deporte. O eso creía yo, como no tengo ni siquiera un chandal cogí uno de Javi, los zapatos deportivos, unos nuevos que tenía para hacer deporte (y sin estrenar) y mi iPod pequeño con sus auriculares. El primer día que se hace algo así, el cuerpo está preparado por que no está cansado y como tú estás más motivado por la novedad aguantas muy bien, otra cosa fue mi uniforme. Nada más empezar a correr los auriculares saltan cada uno en una dirección ¡Con lo grandes que tengo las orejas y que no me entren los auriculares! Por más que lo intentase estaban todo el rato saliendose, así que terminé corriendo con el iPod en el bolsillo.

Cuando llegué casa los zapatos me habían hecho unas ampollas que no te haces una idea, mis pobres piés que de paseos saben mucho, pero eso de correr es otro cantar, así que me había hecho daño en el talón. Menos mal que me dijeron que metiera los pies en agua con sal y eso me lo curó muy rápido y no dejé de correr ningún día, aunque cambié de zapatos el día siguiente.

Por la tarde, despues de comer la otra sesión de deporte de todos los días es que he estado nadando, el primer día 20 minutos sin parar, cada día añadía 5 minutos más, hasta que al final he terminado nadando 1 hora y 5 minutos sin parar todas las tardes. El socorrista terminó cronometrándome alucinado cada tarde.

Después de correr cada mañana y nadar cada tarde tambien hacía sesiones de pesas en casa con el objetivo de fortalecer brazos y pecho.

Claro que tras el primer día entre el correr por la mañana, el nadar por la tarde y las dos sesiones de pesas, amanecí al día siguiente que no tenía agujetas, sino que todo yo eran agujetas. Te juró que creí que es que me había hecho daño haciendo deporte, por que dolían demasiado, no me podía ni mover. Hacer las cosas más simples eran un suplicio.


Menos mal que la cosa pasó pronto y dio paso a todo lo contrario, la verdad es que he mejorado de forma física muy rápido. Mi cuerpo es muy agradecido y ha ido muy rápido todo, perdía unos 600gr al día con facilidad. Los primeros días, lógicamente fueron muy rápidos, cuando volví el crucero pesaba 84.5 y a los pocos días hice esa foto que ves ¡No te imaginas que ilusión! Era la primera vez que bajaba de los 80 kg desde que vivo en Madrid, estaba por debajo de lo que pesaba en la boda, que es cuando más delgado he estado. Ahora estaba viendo los frutos y no me he quedado ahí.

El peso se estabilizó y he ido perdiendo más lentamente el resto del tiempo hasta quedarme en 78kg, pero sé que en realidad he perdido mucho más en grasa ¡Me siento genial!

El hacer deporte lo he acompañado de una dieta, en cuanto que se fue Javi me fui al super y compré cantidad de comida, sobre todo verdura fresca y a echarle imaginación. No he pasado hambre, de eso sería incapaz, he comido las mismas cantidades que hago normalmente, pero lo que si he hecho es cambiar los alimentos. Muchos salteados de setas y verduras que me encantan, mucho salmón, carne a la parilla... pero no he probado apenas los fritos, ni los frutos secos ni las salsas. Si he comido mis tostadas cada mañana y pasta y arroz algunos días, a medio día, pero menos pasta y más acompañamiento ligero. Tambien cous-cous y sobre todo me he vuelto un experto en batidos de yogur, como Javi hace los zumos cada mañana, yo no tengo costumbre, así que decidí hacerme otra cosa y compré frutas y yogures naturales para hacer mezclas cada día ¡Y me encantan! A las 7 cuando vuelvo de correr me hago un batido y me sienta de maravilla.

Esta mañana le he dado la bienvenida a Javi haciendo un batido de fresas con kiwi y yogur Activia que le ha encantado.

He tenido muchos cómplices, mucha ayuda y sobre todo muchos ánimos, sobre todo de Pibona, que ha sido quien me ha animado cada día y me ha dado consejos. Como un día que cuando estaba todo lo más lejos posible me dio un dolor en las piernas super fuerte y me tuve que volver andando como pude. Se lo conté a Pibona y me dijo que eso pasa por no estirar y calentar antes de empezar, lo hice y desde entonces todo perfecto.

El salir tan temprano tenía otra compensación, la "fauna" nocturna me daría para muchas entradas del Blog, el tipo de persona que está a las 6 de la mañana. Las veces que he sorprendido al conserje nocturno de la urba durmiendo, los barrenderos y sobre todo una señora que sale a esa hora a andar y que cuando me la cruzaba le daba los buenos días y le daba cada susto a la mujer que me miraba como si fuera un loco homicida :-P Una cosa muy bonita, que ha hecho que la última semana cambiase mi recorrido es que he descubierto que el parte de Alcobendas tiene cientos de conejos, que por la noche salen a reunirse y correr por allí es verlos todo el tiempo, de todos los colores y tamaños, una preciosidad.

Ha sido algo muy interesante, me ha gustado, me he sentido muy bien cada día saliendo a correr y nadando, mi cuerpo ha mejorado, mi salud ha mejorado y mi estado físico, me siento muy bien, más delgado, más atractivo (¡Javi lleva todo el día diciéndome lo guapo que me he quedado!) y orgulloso de haber hecho algo que, a priori, me parecía imposible. No lo voy a cortar del todo, voy a seguir nadando todos los días, las pesas cuando pueda y controlaré lo que como, no quiero perder todo esto que he conseguido. ¡Y por fin te lo he podido contar!

Y para los que SI sean amantes del deporte:

5 comentarios:

  1. Me encanta la gente con fuerza de voluntad!!!...Felicidades!!! Y ahora simplemente a mantenerse. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Noelia!

    Pues parece qeu soy nuevo en ese grupo, por que nunca la he tenido, es un nuevo hayazgo :-D

    Muchas gracias, estoy muy contento del resultado.

    Un abrazo

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Bueno, sorprendido me ha dejado, con la boca cerrada. David era una persona que no se caracterizaba por tener fuerza de voluntas, sino mas bien lo contrario, estaba totalmente falto de ella. Cuando le daba por algo, ya sea una serie, un tipo de musica, un plato de comida, lo que fuera, esa obsesion le podia durar una semana. Suerte que no se ha cansado de mi... pero bueno, que deporte, nunca, tenia que arrastrarlo LITERALMENTE a la piscina, nunca, he conseguido que salieramos a hacer deporte juntos. Una vez lo logre convencer para que viniera conmigo al gimnasio, pero cada uno por su cuenta, yo en mis clases, y el en las suyas, y al 2 dia dejo de ir... porque se cansaba... por lo que fueron tantos los cabreos por verlo abandonar, que decidi no decirle nada de deporte... y la sorpresa que me ha dado me llena de esperanzas. No porque fisicamente este mejor (esta guapisimo) sino porque se que su salud se ha visto mejorada en un 100%, una persona nerviosa, con algo de sobrepeso, empresario, que come fritos y grasas, y que tiene barriguita, tiene una probabilidad alta de tener en unos años una enfermedad coronaria... a mi eso me da muchisimo miedo, porque ademas, se unia que no tenia fuerza de voluntad, por lo que si en el futuro, le ponian a dieta forzada, estoy seguro que la haria, pero lo llevaria muy mal.... mucho mejor poner el remedio ahora, disfrutar de ese remedio, tener una vida mas saludable, sentirse mejor consigo mismo, subir la autoestima, y tener un aire de bienestar.... eso es lo mejor para ser mas feliz, y no solo tu, sino a la gente que te rodea, porque hace que tengas hasta mejor humor. Yo cuando no hago deporte estoy irascible, por auquello que ya conte en cierta ocasion de las endorfinas... en fin, que despues de enrrollarme como una persiana solo tengo que decir.... OLE DVD!!!! estoy muy orgulloso de ti !!!!

    ResponderEliminar
  4. Se me olvido decir... que no tenia fuerza de voluntad, ahora me ha demostrado que si la tiene.... o siempre la ha tenido, pero escondida, y ahora la ha sacado a relucir....

    J.T.

    ResponderEliminar
  5. DavidyJesús5:58 p. m.

    Bueno, bueno, bueno, no hay palabras. Genial y dos olés más para David. Ahora que lo has conseguido toca mantener la rutina de deporte y buena alimentación. Jesús regresa ahora al gym y sí es constante (igual que Javi). Sin embargo yo llevo pagados 4 meses y habré ido dos semanas a lo sumo (soy como mi tocayo antes de sacar esa fuerza de voluntad fantástica). David, te envidio "sanamente", nunca mejor dicho. Desde el lunes vuelvo al gimnasio, prometido, y controlo las comidas, porque este agosto ha sido de excesos. Sobre todo me he asustado mucho con el tema de las enfermedades coronarias que comenta Javi. La verdad es que uno nunca cree que le puede tocar, hasta que ocurre...y ya no somos críos.

    Lo dicho que me has motivado a retomar el ejercicio aeróbico y las pesas y soltar estos 5 kilitos que me sobran. Muchas gracias.

    Un abrazo family.

    ResponderEliminar