domingo, septiembre 27, 2009

Noche Flamenca

Seguramente sea la última del persona del mundo a la que te imaginarías pasando una noche en un tablao flamenco ¿Verdad? No te culpo, si a mi mismo me dices que voy a salir de flamenqueo me echo a reír  Nunca me ha llamado la atención demasiado, desconocimiento más que nada. Pero como tenemos esta vida que tenemos que nos apuntamos a todo, nos propusieron ir a un tablao a ver un espectáculo flamenco y allá que nos fuimos... nos faltaba el sombrero cordobés.

Javi, Luis, Pilar, Juana y yo somos "los más flamencos". Además como si nos hubiésemos puesto de acuerdo, Javi, Juana y Luis iban de blanco y Pilar y yo de negro, parecía que fuesemos a actuar nosotros.

El origen de todo esto está en la famosa fiesta de cierre de piscina, que Juana se vistió de sevillana y se le despertó la vena flamenca, así que organizaron esta pequeña escapada a uno de los sitios más famosos del mundo del flamenco: Casa Patas. Además llevábamos un enchufazo, pero me han pedido discreción y yo soy un chico muy discreto, así que sólo te puedo decir que desde que llegamos tuvimos un trato especial.

Cenamos allí mismo, es un restaurante tipo andaluz, muy tradicional, de esos que entras y ya te gustan, con un ambiente muy distendido, de colegueo, nada formal, pero a la vez se le nota el buen nivel.

La comida buenísima, pedimos para hacer picoteo y nos invitaron a un par de fuentes de un jamón de pata negra que quitaba el hipo. Platos típicos andaluces y de muy buena materia prima.

En fin, ya me conoces y ya me ves como disfrutaba yo la comida en Restaurante Casa Patas.
Web del Restaurante Casa Patas, Reservar Online

Ya ves como es el sitio, de lo más normal en apariencia. Había muchos grupos de extranjeros, ya que al ser un sitio famoso, sobre todo para los entendidos del mundo del flamenco, es un sitio de "visita obligada" y se notaba que más de la mitad de los que estaban allí eran de otros países y había de todo, muchos ingleses, franceses, japoneses, etc.

Pero no creas que es un espectáculo para turistas, es un espectáculo para entendidos del flamenco, los que estaban allí eran gente del mundillo y se notaba, aunque no fueran españoles.

Después de la cena pasamos a ver el espectáculo, era una sala en el mismo local, no demasiado grande, de hecho hubo gente que se quedó sin entradas.

Nosotros como te he comentado llevábamos un enchufazo, así que teníamos la mejor mesa reservada, justo en el escenario, el local eran sillas puestas en filas, salvo en el escenario que tenían unas mesas para los clientes VIP. Y no se podía estar más cerca, directamente nos apoyábamos en el escenario.

Yo de flamenco no sé nada y no te voy a decir que me guste por que mentiría, pero ver algo en directo te da una perspectiva muy diferente de un una forma de arte. Aunque hubiese visto 200 horas de flamenco en televisión no se podrían comparar con 5 minutos en directo.

Además nuestra posición junto a los músicos hacía que lo sintieras de una manera diferente, una fuerza que era contagiosa, te metías más dentro del espectáculo. Lo mejor era el violín, nos llevamos todo la sorpresa de que había un violín dentro de conjunto y suena genial, la sonoridad del violín hace que sea mucho más espectacular.

Podría decir que esta es la primera vez que he escuchado flamenco, por que estaba totalmente embobao con lo que estábamos escuchando y lo aprecié de otra manera. Que no me comparé un disco de flamenco, ni lo veré en la tele, mis gustos no han cambiado por la experiencia. Pero si que tengo una opinión diferente y sobre todo lo comprendo mejor de lo que lo hacía antes. Repetiría otra visita encantado en cualquier momento.
Y tema apare el bailarín. Si la música me sorprendió, el tema del baile me ponía la piel de gallina. Todos teníamos la misma impresión y es que "había energía" en el escenario y era contagiosa.

La fuerza, la destreza y la técnica para bailar son algo de verdaderos profesionales, siempre he visto el baile flamenco como tac tac tac chun chun chun y sin demasiado ritmo ni coreografía. Verlo en directo ha hecho que lo entienda más, no es la ejecución de una danza sino la expresión en movimiento de la fuerza de la música.

A diferencia de la música "normal" el flamenco tiene muchos altos y vajos, se notaban mucho los ritmos, como a veces la cosa era más tranquila para al momento siguiente llegar a una apoteosis del bailarín y los cantantes que hacía que se te pusiera la piel de gallina.

Si yo que soy un lego en la materia y no tengo ninguna experiencia para disfrutarlo más, imagino que para un conocedor del tema debe ser muchísimo más.

Las dos cosas que más me llamaron la atención fueron, primero que no se podía hacer palmas, yo me imaginaba que una actuación de flamenco era todo el mundo tocando las palmas mientras unos cantan y otros bailan... pues nada más lejos de la realidad, tocar las palmas es cosa de los del escenario, el público quietecito para no distraerles.
Y luego me llamó mucho la atención como se "jaleaban" entre ellos. Los cantantes entre si se iban animando y sobre todo al bailarín (¿O se dice bailaor?) con "Venga los bailaores buenos", "Ánimo Jose Andrés", "Ese David"... estaban todo el tiempo haciendo comentarios así, que me chocaban mogollón.

Cuando llegamos a nuestra mesa la de al lado estaba vacía, era justo a nuestro lado y nos dio pena por que habíamos visto que se había quedado gente fuera sin entrada. Cuando se apagaron las luces entró una pareja y se sentó a nuestro lado, cuando les miro... ¡Fran Rivera! Como entraron con las luces apagadas nadie se había dado cuenta y en durante un rato nadie se había fijado en ellos. Me quedo pensando ¿A quién se lo digo?... me acerco con disimulo a Javi "A tu espalda tienes a Fran Rivera" .. Javi: ¿El de Carmina?. Si ese. Pero claro, es que estaba a nuestro lado y cualquier movimiento era muy indiscreto. Pilar lo tenía mejor por que lo tenía enfrente así que me acerco y se lo digo al oido... ¡Los ojos como platos al verle! Y se lo dice a Juana al oido que se puso blanca.

Estaba con su novia, que es una bailaora del grupo de Sara Baras, así que desde el escenario la saludaron "y a su acompañante" para no decir el nombre y que todo el mundo se enterase de que estaba allí. Durante todo el espectáculo, me hacía mucha gracia por que los dos lo vivían como si estuvieran en el escenario, Fran Rivera no es una persona que me imaginase tan forofo del flamenco. Se pasaron los dos todo el espectáculo jaleando a escenario. Cuando el espectáculo terminó todo el mundo se fue, como estábamos de invitados nos quedamos cuando la gente se había ido, junto a Fran Rivera y la novia, hablando con los artistas y la gente de la sala. Y ya en ese momento de más tranquilidad Juana le pidió hacerse los dos la foto. Tengo que decir que siempre he pensado que es un tio borde y seco, por lo que se ve en la tele, pero la verdad es que me pareció muy amable. Como en el caso del flamenco ¡Lo que te hace cambiar una opinión conocer las cosas en directo!. Una cosa tengo que decir: ¡Es guapísimo! Un chico realmente guapo, de los que llaman la atención, está mucho más delgado de lo que parece por la tele, demasiado delgado creo yo, pero bueno, está muy guapo de todos modos y además es majo. Fue la sorpresa de la noche.

Cuando salimos de Casa Patas ya era tarde, pero estábamos todos tan animados, lo habíamos pasado tan bien que no queríamos irnos a casa, aunque al día siguiente tocaba trabajar. Así que ¿Qué se hace en estos casos? Pues ¡Nos fuimos a Chueca! No he ido a Chueca por la noche desde antes de vivir en Madrid, pero nos llevaron a un sitio muy chulo que se llama: Stromboli.

Un local de diseño 100%, no es un sitio de ambiente gay exclusivamente, allí va todo el mundo.
Era todo de fibra de vidro blanca y de colores, además todo iluminado de modo que las luces hacen de decoración del local, pero como va cambiando de colores hace unos efectos muy chulos.

Yo no soy de salir de pubs, ya lo sabes, para mi era toda una excepción ir a un sitio así. Pero esa noche, con lo bien que nos lo estábamos pasando los cinco, el buen rollo que nos había dejado en el cuerpo el espectáculo de flamenco y lo de Fran Rivera, esa noche como si me dicen de ir al Circo a amaestrar leones con un tutú de bailarina.

Nos pedimos todos unos "Mojitos de Frutos del Bosque" que llevaban menta como los normales, pero estaban mezclados con fresas, frambuesas y moras, una mezcla deliciosa.

El sitio nos encantó y estuvimos muy tranquilos para llegar a ese momento de "conversaciones intimas" fruto del transnoche y los frutos rojos :-D Así que allí nos dieron las tres de la madrugada, felices como perdices.

Y volvimos cuando ya era demasiado tarde para seguir sin sentirnos culpables por que al día siguiente tocaba retomar la normalidad, pese a que todos nos habríamos quedado hasta el amanecer... y volvimos al trenecito.....como ya te dije ¡Jo que noche!

5 comentarios:

  1. Manuela8:47 a. m.

    Pues a merecido la pena esperar!!
    Supongo que esto del flamenco, es lo que tu comentas, no es lo mismo verlo en la tele que en directo, donde ves a los cantaores i balaores la fuerza que desprenden y que se debe de contagiar cuando estas tan cerca.
    Y ese Fran,tan guapo, lastima que la foto salga un poco oscura.
    Bueno, y el balneario que tal??, ya contarás.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. David, POR FIN!!!.
    Veo las fotos y me vuelvo a acordar de lo bien que lo pasamos. ¿Cuando hicistes las fotos al cuadro flamenco?. Eres como de la CIA, tío, ni me enteré. Y eso que no se podía...
    Ole y ole.
    Qué bueno estana el jamón!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Quería decir "estaba", que he puesto "estana"...

    ResponderEliminar
  4. Hola Manuela!

    Si, el flamenco gana mucho viendolo en directo, se ve de otra manera.

    Las fotos eran muy difíciles por que el local estaba en penumbra, por lo menos se ve algo y Juana tiene su recuerdo :-D

    El balneario genial, me tengo que organizar para irlo contando esta semana.

    Un abrazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  5. Hola Juana!

    Tenía el iPhone sobre la mesa discretamente y cuando la gente aplaudía yo lo cogía y sacaba las fotos, así no se notaba tanto. Para todos, es que no se permitçia hacer fotos que distrajeran a los artistas, así que las hacía en ese momento para no molestar.

    Es jamón era para ponerle un monumento :-D

    Tenemos que repetirlo, que ya se me ha ocurrido alguna idea... ya os la comentaré a ver que os parece. Pero tendrá que ser a la vuelta del viaje, que nosotros estamos ahora a toda prisa.

    Un besazo

    DVD

    ResponderEliminar