domingo, septiembre 27, 2009

Restaurante El Ermitaño, Benavente

Hace un par de años Ana de Prado, amiga nuestra que trabajaba en Gifmania, decidió dejarlo todo y empezar una nueva vida en el mundo de la hostelería. Se trasladó a León para estudiar cocina y dar un giro de 180º a su vida. La cocina era una de sus pasiones y lo ha convertido en su medio de vida, estudió con una de las mejores notas de la clase y luego hizo prácticas en el Parador de León. Así que no ha tenido difícil encontrar trabajo en el Restaurante El Ermitaño de Benavente (Zamora), que tiene una estrella Michelín.


Como íbamos a ir a Medina del Campo a pasar el fin de semana de balneario, Javi y Ana organizaron un desvío (de 100 km ) para ir a verla, conocer donde trabaja y pasar el día con ella. Que antes venía a menudo por Madrid, pero poco a poco cada vez viene menos y hacía ya tiempo que no nos veíamos.

El Restaurante es un edificio muy grande es un gran caseron restauradísimo, Ana nos contó que se quemó en el año 2000. Y como se suele decir de las desgracias surgen las oportunidades por que han hecho una gran restauración y modernización, el resultado es un edificio clásico muy cuidado pero con todas las comodidades.

Una cosa muy chula es que no tiene un único gran comedor como suele ser habitual en los restaurantes, sino que son pequeños espacios con varias mesas que te da una sensación muchísimo más íntima a la hora de comer. Además permite un servicio más dedicado al tener el camarero menos mesas para atender.

El servicio es excelente, la atención muy buena y "se lo trabajan", el maitre nos preparó unos menús según le íbamos diciendo, ya que por los problemas de Javi con el pescado no nos merecía la pena hacer el menú degustación. Así que según le decíamos lo que nos gustaba nos confeccionó un menú a medida.

Mi aperitivo fue una crema de pimientos asados con huevas de anchoas y aceite de oliva. Una crema muy suave que había hecho la propia Ana, que se hace con pimientos asados sin piel y pasados por la Thermomix con un poco de nata.

El aperitivo de Javi era de lengua ahumada picada, mezclada con más cosas. Estaba muy muy rico. Yo nunca había probado la lengua, la verdad es que por que me daba algo de "grima" pero aquí la probé y me gustó mucho. No hay que tener prejuicios con la comida.

Cuando íbamos camino de Benavente, Ana ya estaba trabajando en la cocina y nos envió un SMS diciéndonos que pidiésemos: Rollitos de Cecina con foie y membrillo, que era una especialidad de la casa. Javi y yo al ver el mensaje nos miramos ¿Cecina, foie y membrillo juntos? ¡Vaya mezcla! Y luego cuando lo vimos en la carta ponía que el foie era cocido, no a la plancha. Así que dudamos si pedirlo o no. Pero al final (por suerte) hicimos caso de la recomendación y lo pedimos ¡Una delicia! La mezcla de los tres sabores daba un gusto genial, los rollos que ves son la cecina envolviendo el foie y luego la salsa de membrillo al lado... ¡Genial!

En otro entrante que nos pedimos fue un foie a la plancha, que sabes que es una de las cosas que más me gustan de la cocina, un foie, además este estaba muy poco hecho por lo que estaba más sabroso todavía.

Y yo de plato me pedí carne a la parilla que la acompañaron de una ensalada de brotes con salsa de lima que estaba muy buena. Ana me contó que la había hecho ella y cortaba los brotes uno a uno para la ensalada. Es un sitio donde se cuida muchísimo todo el tema de la materia prima.

Y el mejor de todos los platos, fue el de Javi, el maitre recomendó que en vez de pedir una carne más común probase algo más elaborado y le sugirió este Ossobuco, que estaba hecho como una lasaña con una capa de pasta china con la carne y una crema que era como una bechamel de patata asada y una salsa que estaba buenísimo, para los dos lo mejor de la comida.

Y los postres... mmmmmm el mio era una mezcla de queso de cabra con chocolate blanco, es eso que parece un huevo, era como un helado, pero no estaba frío  como una crema más sólida, sin ser una mouse. Uvitas peladas y dados de gelatina de mosto.

Y el postre de Javi era una "cama" de pastes a medio cocer de chocolate con chocolate con leche, manzana y chocolate negro.

Como te decía la imagen del local es un sitio clásico, pero luego te fijas en los detalles y lo que parecen vigas son las conducciones de aire acondicionado, tiene wifi y cosas por el estilo. Verdaderamente sobresaliente.

Y una genialidad de El Ermitaño es que cuando terminas el postre te ofrecen el café y entonces te dan una tarjeta para que te subas a la buhardilla del caserón donde tienen una especie de cafetería, es un espacio para relajarse, con una decoración de madera e instrumentos musicales. La genialidad es que así cambias de espacio y la comida no se hace tan larga y de su lado liberan la mesa con posibilidad de doblar turno.

Es un espacio muy sencillo y muy cómodo. Allí esperamos a que Ana terminase su jornada y se reuniera con nosotros para enseñárnoslo todo.



Ana vive en el propio restaurante, ella y otros trabajadores, el sitio es mucho más grande de lo que parece.

Una de las cosas que hace del restaurante un sitio especial es su horno, tienen un horno de leña tradicional que tienen 24h al dia caliente para mantenerlo en funcionamiento óptimo. Se nota mucho en como está cocinada la comida que sea en algo así en vez de un horno moderno.

Y este es el horno por dentro de la cocina, dentro tiene una plataforma que está siempre girando para ir metiendo la comida. Es una maravilla.

Y este es el espacio de Ana en la cocina, es donde ella elabora los complementos de los platos y los aperitivos. Poder visitar la cocina de un restaurante así es una cosa que me hacía muchísima ilusión.

Esta es la parte de la cocina destinada a los entrantes y los primeros platos, cada lado a una cosa, todo está separado y muy organizado. Ana nos lo dijo, que esa cocina funciona como un reloj, que ella ha aprendido mucho ahí.

Otra cosa muy chula del sitio es que tienen un huerto, que es visitable por los clientes del restaurante, en el que cultivan plantas aromáticas que se usan en los platos y algunas verduras.

Otra parte del "negocio" (aunque Ana no trabaja en esto, sino sólo en el restaurante) es que organizan eventos, sobre todo bodas. Tienen unos jardines enormes (y muy bien cuidados) donde ofrecen banquetes.
El sitio es una preciosidad y con la buena comida que tienen, deben ser una bodas espectaculares. Sonia e Ignacio ¿No os podéis replantear la vuestra y nos hacíamos una escapada a Benavente?




Al final nos quedamos toda la tarde con Ana, como ella vive allí estaba en su casa, nos pusimos al día en todo el tiempo que hacía que no nos veíamos y rememoramos los viejos tiempos.

Fue una visita muy apetecible, conocimos un restaurante genial y pasamos un día muy bueno con una persona a la que queremos mucho y echábamos de menos.

9 comentarios:

  1. Me parece un sitio precioso y me encanta saber que a Ana le va tan bien. Hay que tener mucha valentía para dejarlo todo y empezar de cero. Me alegro por ella!

    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Hola Anita!

    Es una valiente :-D

    un besazo

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Hola chicos!
    Me hizo mucha ilusión veros! Fue una visita genial. Y me alegro un montón que os gustase la comida y el sitio.
    Volved cuando queráis.
    Espero ir pronto a Madrid.
    Besitosssssss

    ResponderEliminar
  4. Se te ve DELGADISIMO en esta última foto.

    ResponderEliminar
  5. Ana, me ha encantado verte otra vez y con tan buen aspecto y tan feliz. Me alegro mucho.
    Chicos, gracias por las fotos y por la envidia que me dá.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Es que se está quedando hecho una sílfide...

    ResponderEliminar
  7. Hola Anita!

    Nos encanto verte, ya lo sabes :-D

    A ver si te contratan ya en el Gastro de Sergi Arola, como deberian que te tengamos más cerca!!

    Un besazo

    DVD

    ResponderEliminar
  8. Hola Phrase!


    Muchas gracias :-D

    Estoy mantenienome contra mi propio pronóstico, no he recuperado mas que un kilo. Con el "viaje zampon" que nos espera por delante, estoy menos esperanzado en mantenerme :-D

    un abrazo

    DVD

    ResponderEliminar
  9. El lugar y las presentación de los platos me parecen sensacionales. Me falta la degustación.

    ResponderEliminar