miércoles, octubre 21, 2009

Cataratas de Niagara

Hoy era el día que más miedo me daba de todo el viaje, por que creo que ha sido la mayor aventura en tema de viajes que hemos hecho por nuestra cuenta (y riesgo). Nos hemos levantado a las 5 de la mañana para tomar un avión (muy chiquito) hasta Búfalo.


En Búfalo hemos alquilado un coche ( en http://www.alquilerdecochesmania.com/), este que ves, muy cómodo, el más cómodo que hemos tenido hasta la fecha.

El cual he conducido yo...

... para alegría de mis compañeros.

Y nos hemos ido a Canadá. Hemos cruzado la frontera desde el coche, que ha sido toda una experiencia para todos. Para viajar aquí tambien recomiedo:
Alquiler de coches en Canadá
Alquiler de Coches en Cataratas del Niágara


Y hemos ido a Canadá, por supuesto para ver las Cataratas de Niagara.

Este es uno de los platos fuertes de la Luna de Miel comunitaria que estamos haciendo, por que era complicar más las cosas para un viaje por nuestra cuenta. Pero la verdad es que todo ha salido de maravilla.

Las cataratas de Niagara te dejan sin palabras, son algo tan grande, tan demasiado grande que te producen cierto estupor. Su magnitud se escapa al verlas, el dato lo dice todo, cada minuto caen 154 millones de litros de agua. Ni siquiera me puedo imaginar esa cantidad a que corresponde.
Javi y youa habíamos estado en las cataratas hace años con mis padres. Esta es la primera vez que hemos vuelto desde entonces. Y hemos hecho y visto cosas nuevas, como la experiencia de estar casi donde cae el agua, nos hemos metido lo más debajo que se puede a verla....

Yo creí que la cámara se iba a romper de lo chorreando que se ha puesto, por mucho que la protegiésemos la pobre ha terminado como una sopa, pero ha aguantado muy bien.


Por las fotos ya puedes ver lo impresionante que es y como hemos terminado de agua. Menos mal que nos han dado los ponchos estos que nos han salvado de terminar como sopas.





Estos túneles te premiten llegar a ver el agua caer por detrás, pero en realidad es tanta agua la que cae que sólo alcanzas a ver una gran pared blanca.


Las Cataratas del Niagara son el principal destino de las Lunas de Miel de los novios americanos, así que nuestros novios que ya son medio yankies, no podían dejar de conocerlas.





El gran clásico de las Cataratas es el barco "Maid of the Mist" que es el barco que te montas y te llevas cerca de donde cae el agua, para que lo veas en directo y de cerquita, para que te pongas chorreando de agua.


Nos hemos puesto nuestros ponchos como unos valientes y hemos ido... a empaparnos.



Pero merece tanto la pena, la sensación de que el ruido de tanta agua al caer te deja casi sordo, que tienes que gritar para escuchar al que tienes al lado. Mientras apenas consigues ver por todo el agia microlizada que la catarata produce todo el tiempo que hace que estés totalmente empapado por mucho poncho que lleves.




Estar ahí abajo a todos nos ha puesto la piel de gallina (y no sólo por el frio).


La parte canadiense es la más turistica, aunque tendamos a pensar lo contrario, son los canadienses los que tienen montado un gran circo de super hoteles, casinos y tiendas.
Y lo más divertido del día han sido las ardillas. Las canadienses son negras y las americanas marrones o grises. Ignacio se ha pasado todo el día con las ardillas, ha debido de darle de comer a media población ardillil de las cataratas.

Son muy monas, son como peluchitos, muy graciosas que se te acercan a ver si les das algo de comer. En un momento Ignacio se la dicho a una "Venga, vámonos" y la ardilla se ha venido detrás nuestra, yo creí que Ignacio volvía de la boda con una nueva amiga de mascota.



Me encantaría ver la cara de Victoria de ver a su hijo tener así de cerca, tocar una ardilla silvestre.

Nos hemos pasado el día entero en las cataratas, Sonia y yo teníamos muchas ganas de ir a Toronto, que está muy cerca, pero al final el sentido común se ha impuesto y nos hemos quedado en las cataratas todo el tiempo.







A última hora nos hemos pasado al lado americano, así teníamos ya el trámite de entrada hecho. Aunque pensemos mal de los americanos, mientras la parte canadiense de las cataratas es un parque temático, la americana es un parque nacional precioso, muy cuidado y sin hoteles.


Es un cambio enorme de una zona a otra.

La parte americana es más natural, más virgen.





Para la próxima vez que vayamos tenemos que hacer esta otra visita a las cataratas del lado americano para verlas desde abajo, como hemos visto hoy las canadienses.






Ha sido un día genial, agotador al máximo, pero genial. Hemos disfrutado de un tiempo bueno para pasar el día y hemos visto todo muy bien. Los novios no paraban de repetir ¡Que maravilla de Luna de Miel estamos teniendo! ¡Que maravilla de Luna de Miel estamos teniendo! todo el tiempo que a nosotros, como organizadores nos hace sentir muy bien que se lo estén pasando los tres tan bien.

Y ahora un par de fotios que le he quitado el color, me encantaría poder hacerlo con más, el sitio da desde luego para muchas. Espero que te gusten:


3 comentarios:

  1. Has emborrachado o drogado a Javi para que te deje conducir? jajajajaja

    Si es que no confían en tí....sonmuy malos

    Un besito a los 5

    ResponderEliminar
  2. Hola Anita!

    Me tuve que imponer para poder conducir, Javi es un tirano :-D

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:09 p. m.

    Viendo estas fotos en las cataratas, con los chubasqueros, me ha venido a la cabeza aquellos de...

    DELANTE NO MOJA!!

    GEMA

    ResponderEliminar