jueves, octubre 01, 2009

¿Dónde están las llaves?

El estres es bueno, lo he descubierto con la estancia en el balneario. El estado de nervios te mantiene alerta y despierto, si te relajas de atontas o por lo menos es lo que nos ha pasado a nosotros este fin de semana. Tanto SPA, tanta agua, tanto descanso.... y al final terminamos el viaje de los nervios... como empezamos.

El último día decidimos que no nos quedábamos hasta por la tarde en el balneario, aunque no es que esté demasiado lejos, no llega a dos horas, pero los domingos ya se sabe como son para el tráfico y que la verdad ya estábamos más relajados de lo acostumbrados, así que decidimos, con calma, hacer las maletas y volver a casa después de desayunar. Nos dimos el último paseo por el balneario y sus esculturas y nos fuimos a casa.


Era el cumpleaños de Mery y nos había invitado a un aperitivo y llegábamos con tiempo, de hecho llegamos a Alcobendas y nos dio tiempo a ir a un sitio nuevo que te hablaré el lunes de él, a por la comida y llegarnos al aperitivo de Mery. El viaje fue rápido y cómodo y sólo empezaba a haber más tráfico cuando estábamos llegando, nosotros no nos encontramos retenciones, pero en un rato se notaba que las habría.


Llegamos a casa, cojemos las maletas... abre tú la puerta que no tengo las llaves a mano. No, mejor abre tú que no sé donde las he dejado, deben estar en la maleta... empezamos a buscarnos las llaves.... y ¡Niguno de los dos las encontraba! Momento de pánico total, abriendo las maletas en el parking de la urba, buscando por todos lados...

No teníamos ninguno de los dos las llaves, por mucho que buscásemos... el pensamiento terrible era que nos hubiésemos dejados las llaves en el hotel, pero.. ¿los dos a la vez?

Llamamos por teléfono al hotel para que mirasen en la habitación... ¡Y lo que se debieron reir! Efectivamente, los dos nos habíamos dejado los dos juegos de llaves en el cajón de la mesita de noche de la habitación. La cosa no se queda ahí, nadie tiene en Alcobendas copia de las llaves, así que estábamos con las maletas y en la calle.

Como las penas con mosto nos menos... nos fuimos al cumpleaños de Mery. Allí empezamos a buscas opciones, por que no tenímos llaves ni de casa ni de la oficina, ningún vecino tiene copia de las llaves. Como nos dieron tan pocas llaves con las puertas y no se pueden hacer copias, pues las tenemos muy contadas... así que teníamos dos opciones... o nos íbamos de nuevo a Valladolid con el coche a por las llaves o aprovechadno que teníamos maletas con ropa nos montábamos un campamentos chabolista en el cesped de la piscina hasta que nos enviasen las llaves.... ¿Qué duda verdad?

Javi se acordó que al regar la jardinera de la oficina antes de irnos de viaje se había dejado la ventana abierta, así que pensamos que si podíamos saltar por el balcón del vecino al balcón de la oficina podríamos entrar por la ventana.... así por lo menos teníamos una cama en la que dormir. Al hotel les pedimos que nos enviasen a "portes debidos" y urgentes, las llaves, que no íbamos a ir a por ellas, pero de todos modos hasta el día siguiente no llegarían.

Así que efectivamente, saltamos el balcón, por suerte la ventana estaba abierta y había un juego de llaves que nos permitía abrir la puerta, por que es de las que se necesita la llave para abrir por dentro. Llamamos a Cesar y Mari que tienen llaves, menos mal que nos acordamos, aunque ellos estaban en Fuenlabrada y las llaves en Camporeal, por la noche volverían a casa y podríamos ir a por ellas para poder dormir esa noche en casa, pero hasta la noche no volvían...

Así que... como ya estábamos en la oficina.. ¡Nos pusimos a trabajar! Nos pasamos la tarde del domingo trabajando y sin poder entrar a casa. Lo nuestro es surrealista....

Por la noche Cesar y Mari recogieron las llaves de Camporeal y se llegaron a Alcobendas a traernoslas y ya pudimos ir a casa y dormir en nuestra cama. Al día siguiente llegó el paquete que ves en la foto con los dos juegos de llaves... el despiste nos costó 25€ y una sorpresa de lo más desagradable.


Lo dicho, nosotros estresados no dejamos pasar una... nos relajamos y nos dejamos la cabeza en cualquier sitio.....

8 comentarios:

  1. Para mataros .... si es que la relajación no es buena

    Besito

    ResponderEliminar
  2. jajajaja...que mala suerte...mira que es difícil dejarse las dos copias...

    ResponderEliminar
  3. Manuela8:13 a. m.

    Ya os VALE!!. Yo a parte de escribir en el Blog, escribiria un libro de anecdotas....os pasan cada cosa!!
    Ya veo que lo vuestro no es la relajación.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Hola chicas!

    Yo creo que con esta nos hemos superado :-P

    Es mala suerte, torpeza y una dosis de "no saber relajarnos" :-D

    Un besazo para las 3!

    DVD

    ResponderEliminar
  5. Manuela1:44 p. m.

    Hoy sabado he amanecido mejor, pero ayer estaba hecha polvo!!!!Sabia que estaba dificil que le dieran los JJOO a Madrid, no por no tener un gran proyecto, que lo tenia, no por no ser una grandisima ciudad, que lo es, si no por que en esto juegan muchos factores, aunque sean INJUSTOS.
    Estoy triste y queria que lo supierais.
    Besos de una catalana y Voluntartia Olimpica en Barcelona 92 que lo queria ser tambien de Madrid 2016

    ResponderEliminar
  6. Yo era voluntario, puse mi foto en tengo una corazonada, desde por la mañana estaba convencido que lo podíamos lograr, viendo la presentación se me saltaron las lagrimas, a las 6 de la tarde iba a poner un post animando y diciendo que ya estaba hecho, pues vi el video de Brasil y no me gusto, y me enfade muchísimo cuando no ganamos, ahora me he resignado solo espero a Madrid 2020... No eran unas olimpiadas para Madrid, sino también para córdoba, y no se si se repetirá otra vez, pero bueno animo a todos los que habéis tenido una corazonada

    ResponderEliminar
  7. A ver si actualizais más el blog aunque me imagino que estareis esperando para el gran viaje

    ResponderEliminar
  8. SONIA G5:33 p. m.

    QUÉ POQUITO QUEDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar