miércoles, octubre 28, 2009

Amish

Hoy hemos estado en Estrasburgo, resulta que en Pennsylvania tienen una ciudad que se llama como la que yo nací, seguramente porque sus fundadores vendrían de mi ciudad, eran paisanos míos  Así que hemos estado haciéndole una corta visita y es una ciudad pequeñita y encantadora, muy de la "América profunda" con las casas decoradas de Halloween, una calle principal y poco más. Un sitio muy pintoresco, aquí te pongo algunas fotos:








Y hemos ido allí por que el otro día Carmen nos recomendó que fuésemos a visitar a los Amish, ese grupo de personas que nosotros conocemos por las películas y series de televisión que viven en Norte América pero según una forma de vida del siglo XVIII. La idea de conocerlos nos pareció interesante y en nuestro viaje a Virginia hemos hecho un desvío para visitartes y ver como viven. Lo primero es que no son fanáticos, no son como los judíos ortodoxos de Nueva York, son gente que simplemente decidió dejar de evolucionar en un momento de su historia y mantener sus tradiciones y costumbres por el resto del tiempo. Aquí puedes ver un carro típico de ellos, se les ve mucho en ellos por que rechazan la mecánica.

Tengo que aclarar que no existen unas normas para todos los Amish, existen unos 250.000 en el mundo, sobre todo en USA y Canadá, esta comunidad es una de las más grandes. Pero cada comunidad tiene sus propias normas, no son un grupo uniforme, lo que en una comunidad no se admite en otra es normal. El origen de todo esto está en la religión, como suele pasar, ellos son Anabaptistas, quiere decir que no creen que un recién nacido pueda ser bautizado, sino que cuando un hombre o mujer alcanza la madurez debe ser capaz de decidir si quiere ser o no bautizado (cosa que personalmente me parece muy lógica) y no creen en la iglesia como estamento, no creen que un cura tenga más relación con Dios que cualquier otro hombre y no creen que existan sitios santos, como las iglesias, sino que cada uno trata con Dios donde puede o le parece. Así que por esto eran perseguidos en Europa por la iglesia. Si recuerdas lo que te conté ayer del fundador de Pennsylvania  él creó un Estado donde había libertad de culto, así que muchos creyentes de religiones perseguidas en Europa se trasladaron aquí, entre ellos los Amish y han sido respetados hasta hoy. Te decía que no son fanáticos por que lo primero que hace cualquier fanatismo es encerrar a sus fieles y alejarlos de todas las influencias exteriores, cortarles el acceso a la información y cortar las relaciones con las demás comunidades, sin embargo los Amish no son así, aunque parezca mentira tienen muy buenas relaciones con todo el mundo y en algunos grupos es normal que los jóvenes salgan "al mundo exterior" a estudiar o trabajar para que sepan lo que hay fuera y luego decidan si quieren o no formar parte de la cultura Amish. Si deciden no volver no se les repudia (alguna comunidad si) sino que mantienen unas relaciones normales familiares con su gente. De todos modos cada comunidad es muy diferente. La base más o menos común es un profundo alejamiento de todo lo que tenga que ver con la violencia, los Amish rechazan toda forma de violencia, así que eso les hace tener algunas normas curiosas como no dejarse los hombres bigote, por que era típico de los soldados del siglo XVIII y tampoco usan botones en su ropa, por que el botón se inventó como parte del uniforme militar. En esta foto puedes ver a dos niños que volvían esta mañana del colegio en bicicleta.



Esta foto de abajo es genial, la he hecho desde el coche, así que siento si está algo borrosa como las dos de arriba, pero la verdad es que me ha parecido mal hacerles fotos "de cerca", son gente normal, no animales de feria, he querido sacar un par de fotos para enseñarte de lo que te hablo, pero no de cerca, por respeto, sé que lo comprendes. A lo que iba, ellos rechazan la mecánica, pero te hablo en general, algunas comunidades si que tienen cosechadoras. En general la mecánica la relacionan con la violencia, por eso no usan coches, así que como ves, suelen ir en patines por la calle, sé que suena raro pero no rechazan las cosas modernas, como unos patines, sino las cosas mecánicas.



Los problemas de los Amish son la gran influencia del mundo exterior y los choques con las leyes, ellos valoran mucho el trabajo manual son grandes granjeros y su artesanía es muy apreciada, en los niños se inculca el valor por el trabajo, por lo que algunas veces hay problemas por que está prohibido en Estados Unidos que los niños trabajen en el campo. Los Amish rechazan la electricidad, pero algunos grupos si la usan, pero con "limitaciones" y es que no la pueden obtener de las redes normales, la tienen que producir ellos mismos, con generadores o molinos y para fines agrícolas, normalmente. Lo que ellos rechazan es el uso de la mecánica con fines "vanidosos" uno de los objetos modernos que ellos más critican es el secador de pelo, es la conversión de la mecánica en vanidad (¡Nunca lo había pensado!). Algunas comunidades si permiten que se usen aparatos electrónicos, pero siempre que sean a pilas de 12v, y no sean cosas vanidosas, como cámaras de fotos. Los Amish paga impuestos, pero no utilizan nunca servicios públicos y algunos de ellos si tienen teléfono, pero no dentro de casa, ponen una cabina en la calle.


Hoy hemos tenido la suerte de conocerlos de tú a tú, primeros hemos ido a un mercado donde tienen puestos con otros granjeros no-Amish donde venden sus productos y puedes hablar con ellos, son gente muy amable, les hemos comprado cacahuetes (que los estoy comiendo mientras escribo y están riquísimos), frutas (para el batido del desayuno) y varios quesos que estoy deseando probar y no son nada avariciosos, el chico de la fruta nos iba redondeando todos los precios a la baja y al final nos ha hecho una buena rebaja. Entre ellos hablan alemán, ya que los Amish vienen sobre todo de Suiza y Alemania (donde yo nací en esa época era alemana) pero la mayoría saben inglés, por lo menos en la comunidad que hemos conocido hoy. Sus productos son muy frescos ya que lo hacen todo según los métodos más artesanales. Luego hemos ido a la oficina de información turística y les hemos dicho que queríamos comer en una granja Amish, la mujer nos ha mirado de arriba a abajo y nos ha preguntado "¿En serio?" y le hemos dicho que si. No es que no se pueda, que sabíamos que si, por eso le hemos preguntado por alguna, sino que le ha chocado que dos chicos jóvenes quieran comer esa comida que es poco parecida a la americana.


Y nos hemos ido a la granja, se llama "Pájaro en Mano" y no es en sí Amish, pero parte de los camareros y cocineros si lo son, van vestidos con su ropa tradicional, negra, muy sobria, siempre con la cabeza cubierta, ellos con sombrero y ellas con una especie de cofia. Y allí comían tanto gente del pueblo como los Amish, y nosotros en medio claro, alucinando. La comida típica de ellos se llama Smorgasbord y es un buffet de ensaladas, sopas, cremas y carnes. Tenían tambien algunos platos para los "foraneos" como lasaña o espaguetis, pero nosotros hemos sido "Amish por un día" y hemos comido la misma comida que ellos. Son platos muy poco elaborados, sabores muy básicos, yo he comido sopa de pollo con maiz, que estaba todo muy picadito, riquísima, puré de maiz, que nos ha vuelto locos a Javi y a mi, como el de patatas, pero con maiz, delicioso. Y la sorpresa ¡Los Amish comen migas! Con lo que me gustan, no veas que sorpresa más grande, por que los americanos no saben lo que son, pero los Amish tienen muchos platos tradicionales como esa, no veas que alegria me ha dado, me vuelven loco, me he comido dos platos, me iban a salir por las orejas. Y de carne me han encantado las bolas de jamón, es jamón asado con miel que se pica y se hacen albóndigas, pero sólo con carne de jamón, ni especias ni nada y luego se hacen en una salsa dulce con trozos de fruta... mmmmmm A Javi le han vuelto loco unas porciones de manzana rebozada y frita que llevaban canela, así que yo ni olerlas. Tambien tenían Choucroute (col cocida fermentada típica de Alemania) y puré de patatas, platos de pollo, pescado.. no era poco variada, pero los sabores si eran muy sencillos, platos simples de preparar, sin muchos aditamentos. A mi me ha encantado, creo que hay que comer de todo, aunque me encante la nueva cocina, todo innovación, he disfrutado mucho de la comida más básica que haya comido nunca.



Ellos estaban a nuestro alrededor tan normal, los chicos tonteando con las chicas, los no-Amish mezclados con los Amish, no me ha dado para nada la sensación de que sean una secta. Me han caido bien, no son bichos raros como los judíos ortodoxos, sino que son simplemente gente sencilla, gente con una forma de vida diferente y aunque ni la comparto ni la quiero, se merecen todo mi respeto (los judios se merece mi respeto... pero no todo). Han sido muy amables con nosotros, nos hemos sentido muy "normales" con ellos y hemos aprendido mucho hoy de otras formas de ver la vida. Y ahora me vuelvo al siglo XXI...

14 comentarios:

  1. Me está encantando este viaje vuestro!!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Los asociaba a la pelicula unico testigo, habra que verla otra vez

    ResponderEliminar
  3. Lo que se aprende con vosotros!!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Buenos Dias, Anita, si te está encantando a ti, imaginate a nosotros, estamos alucinando con las cosas que estamos viendo y lo que nos queda por ver. Por fin cosas nuevas...

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Hola Carlos, si yo tambien me acordaba de ellos en esa pelicula, de hecho, cuando fui al baño me acorde, y mire dos veces por si presenciaba algun asesitano... je je je

    ResponderEliminar
  6. Hola Manuela... me alegro de que te guste lo que lees, si tu aprendes imaginate nosotros...

    ResponderEliminar
  7. Ahora para que veais una lluvia de cebada, ja ja

    ResponderEliminar
  8. Que chulo vuestro viaje y digo lo que Manuela, cuanto se aprende con vosotros y cuantas cosas interesantes estamos viendo todos, besitossssss

    ResponderEliminar
  9. Un mensajito para las mamis, bueno, para todos tambien, ya estamos en el siguiente destino y hemos llegado bien, seguimos sin cobertura del movil yanki.

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  10. Sonia G9:27 p. m.

    Hola! Aquí son las 21.25 h y vamos a casa de Eva para celebrar su cumple. Vienen Marta y Javi (su santo esposo).
    Me han encantado las fotos y ahora espero las del nuevo destino. Cuidaros y muchos besos.
    Divertiros.
    Bs

    ResponderEliminar
  11. Anónimo4:40 a. m.

    Muy bueno como escribiste todo. Me quedó una buena imagen de los Amish. Tenia mucha curiosidad, asi que gracias.
    May.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo8:19 p. m.

    Me encanto tu articulo . me parecio muy interesante y me han dado unas ganas de ir a visitar esa comunidad de gentes tan trabajadoras .

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:34 a. m.

    Por que no seguimos con el mundo del respeto, no solo amish, tambien judio. No soy judia, pero fueron de muy mal gusto las aclaraciones.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo6:08 a. m.

    hola NUNCA HE VIAJADO Y ME IDENTIFICO CON TU EXPERIENCIA SANA DIVERTIDA TRASCENDENTE SI DIOS PERMITE QUE EXISTAN ESTAS FORMAS DE VIDA ESQUE SI SE PUEDE SER FELIZ VIVIR CON MENOS CREO QUE SE ENFERMAN MENOS NO CONOCEN EL STRESS ESPEREMOS QUE LA NACION EN LA CUAL VIVIEN EN SU MAYORIA LO VALOREN Y HAGAN UN ESFUERZO POR RESPETARLOS CHAO

    ResponderEliminar