jueves, febrero 25, 2010

Se Infiel y no Mires con Quien

Vamos a convertir los jueves en el día del teatro, esta claro, llevamos tres semanas, pero teníamos mucha cartelera por ponernos al día. Hoy hemos ido a ver un clásico: Se Infiel y no mires con Quien.

Es lo que se llama un Vodevil, una obra de teatro ligera, divertida y pícara. Una historia frívola e intrascendente de temática cómica. No es una obra de teatro dramática ni un espectáculo o musical como los que hemos visto estas semanas de atrás.

Cuando era pequeño recuerdo que ponían en la tele obras de teatro de este tipo y me gustaban. Es que era un niño muy raro. Recuerdo una que me gustó mucho que se llamaba "Cuatro corazones con freno y marcha atrás" ¿Alguien se acuerda?

Sé infiel y no mires con quién es una historia de enredo amorosos, aunque quisiera contarte de qué va no podría, por que la trama se va complicando por momentos provocando escenas divertidísimas. Es la historia de tres parejas, un matrimonio, unos amantes y otro matrimonio que son los que son infieles, pero la historia se va complicando y salpicando a todos los personajes, cuando lo tienes todo claro para otra cosa en la obra y se vuelve a complicar otra vez todo. Quien haya escrito esto es un verdadero genio para tener tanta imaginación y crear estos enredos. Las escenas finales es un no parar de reir de como se ha enredado todo.

No es una gran obra maestra del teatro, pero si es recomendable para pasar un buen rato, no vas a sacar ni moraleja, es ir a entretenerse.

Estoy muy contento de que estemos yendo ahora todos los jueves al teatro, las proximas semanas ya tenemos las entradas sacadas. Muchas veces nos quejamos de no tener tiempo y no hacer cosas, cayendo en la rutina, pero la verdad es que está en nosotros cambiar eso. Nuestras jornadas de trabajo rondan las 12 horas diarias y Javi además tiene dos días gimnasio a la semana y tenemos el perro... todos los ingredientes para que al salir de la oficina no quieras coger el coche y plantarte en Madrid. Pero nos lo hemos tomado justo a la inversa, me paso toda la semana pensando en el jueves, es una evasión, aunque estemos hechos polvo y lo que queramos sea tumbarnos en casa delante de la tele (cosa que no hacemos en toda la semana), salir de casa para ir al teatro es un cambio en nuestra rutina, que viene muy bien.

Tenemos la suerte de vivir en una ciudad llena de teatros, con muchísima oferta y además los precios están muy bien. Todas las entradas para estas obras las saqué en el web de Entradas del Corte Inglés que tenía una oferta al 20% de descuento y te salen por poco más que el cine. Hay obras para todos los gustos y además engancha enseguida y tienes ganas de ver más.

Los actores no son muy conocidos, sólo uno de ellos, el de la foto de abajo a la derecha me suena de la televisión. Pero da lo mismo, la verdad es que lo hacen genial y han conseguido que pasemos un buen rato.
El teatro es cultura, se aprende, se comprende, como en el cine, las cosas como son, no me voy a hacer el cultureta, que no es mi rollo. Pero ver a los actores en directo hace disfrutar las cosas de otra manera, estar delante cuando en un momento cómico a un actor le da un ataque de risa floja que apenas puede continuar es muy contagioso o la emoción de una canción cantada en directo. El teatro transmite mucho más que el cine o la televisión.

Y te dejo con un video resumen de la historia, para animarte a escaparte al teatro:


2 comentarios:

  1. Yo ya me sé la historia porque hay una pelicula española que se acaba así pero no es lo mismo ver un espectaculo en directo que verlo en la pequeña o gran pantalla.

    ResponderEliminar
  2. David: tomado nota. Ya te contaré el lunes. Seguro que me río, que es lo importante.
    Buen viaje y muchos besos.

    ResponderEliminar