jueves, marzo 25, 2010

Hotel Charing Cross

Hace cinco años de nuestra última visita a Londres, es una ciudad que conocemos muy bien, por que la nos movemos como por casa, pero la hemos dejado de lado por otros sitios y hace demasiado que no veníamos. Así que los dos hemos llegado muy ilusionados de volver a estar aquí. Además hay novedades, algunas muy prácticas. Estamos acostumbrados a los vuelos a Estados Unidos, así que cuando el piloto ha dicho que empezaba el aterrizaje en Londres Javi y yo nos hemos mirado y hemos dicho ¿Ya?. Al llegar uno de los cambios es que han puesto un tren rápido que va del aeropuerto al centro de Londres en sólo 15 minutos, que siempre se tarda mucho, así que hemos decidido probarlo y al sacar los billetes nos ha dado la opción de primera clase o segunda... nos hemos mirado los dos con cara de pillos y...

Ha sido un viaje corto, pero hemos ido comodísimos, un vagón muy elegante, con televisión y revistas de diseño y moda. No es algo para repetir (la verdad es que el tren es cómodo y el viaje rápido, así que no merece realmente la pena), pero hay que darse caprichos, que para eso se trabaja.

Yo siempre he dicho que los hoteles de Londres son bastante malos, son muy caros y en general viejos y sucios. Pero se ve que lo que me pasaba es que hasta ahora no había estado en un buen hotel. Javi se ha encargado de todo, yo soy sólo un invitado, así que él eligió el Hotel Charing Cross de la cadena Guoman. Un hotel que está super céntrico  casi todas las veces que hemos venido nos hemos alojado en los pequeños hoteles de Bayswater, el barrio de los estudiantes, que son cómodos y baratos, aunque no son gran cosa. Pero este hotel es espectacular, además un hotel con personalidad, no es un hotel más, tiene cantidad de detalles que nos han encantado, creo que ya hemos dado con el hotel que tendría de fijo para todas las futuras visitas.

Es un hotel muy elegante, muy monumental, columnas, una escalera gigante... pero toda la decoración es moderna, muchos detalles totalmente contemporáneos  Una mezcla que da como resultado un hotel muy personal con el que hemos encajado de maravilla.

Es un hotel grande que está justo encima de la famosa estación de tren y metro de Charing Cross, que está junto a la plaza de Trafalgar Square y la National Gallery. Es un hotel que te permite el visitar Londres paseando.

Mira lo que te decía de la mezcla, esta escalera tan clásica y monumental por un lado y por otro los elementos decorativos modernos.





Me ha encantado esto, son los ascensores, pero están decorados con espejos estallados y se queda super moderno.


Al hacer el check-in, una cosa que hace el hotel que nos ha gustado mucho es que te hace "ofertas" para que hagas una subida de categoría de la habitación, si tienen suites libres, te las ofrecen a un precio más barato, por lo que sólo tienes que pagar una pequeña diferencia. Nos han pedido sólo 30 Libras (las Libras y los Euros valen practicamente lo mismo) por cambiarnos a una Junior Suite. Ni lo hemos dudado.


La suite es comodísima con una cama grande y vistas a la calle "Strand" que ves pasar gente todo el tiempo y vistas muy urbanas.

La habitacion esta llena de detalles, es bastante grande, no llega a ser suite (por eso es Junior suite) por que tiene diferentes espacios pero no tiene diferentes habitaciones, no separa la zona de estar del dormitorio en dos piezas diferentes, sino que es una gran pieza separada en dos por medio de los mismos muebles.

La Libra siempre ha sido una moneda más alta que el Euro, bastante más, pero con la crisis la moneda ha caido muchísimo, por lo que las cosas aquí son más baratas que antes, que resultaba una ciudad carísima. El hotel nos parece que tiene muy bien precio para su categoría.

Tenemos una cama grande y una zona de estar, separadas por una mesa escritorio.

La zona de estar con sus sofás y la tele.


Y las vistas a través de la ventana de la torre de una iglesia.

Todos los días reponen las botellas de agua con gas y sin gas, que los ingleses la que beben es con gas, aunque aqui tienen de las dos.

Y me ha encantado que tiene un espacio para trabajar, desde aquí es desde donde estoy escribiendote ahora mismo.

El baño es muy grande, moderno y completo. Tiene una bañera grande y luego una cabina de ducha. Tenemos además albonoz y zapatillas.


Tiene una zona como un pequeño vestidor con un armario empotrado y una mesita con un espejo y tiene escondida en una puerta la tabla y la plancha.

Lo que te decía del cuidado de los detalles, tienes en la habitación todo lo que puedas necesitas. Como unas bolsas por si tienes que llevarte compras, un paraguas por si no traes, bolsas para la ropa y los zapatos, zapatillas, calzador, rascador, fundas para los trajes, caja fuerte, etc.

Y un detallazo para los desayunos, que tienen bandejas para que te lo prepares tu mismo en la habitacion y desayunes en la cama. Tienes tu cafetera con todos los elementos que puedas necesitar. Nosotros de todos modos tenemos contratado los desayunos en el restaurante del hotel, no nos esperábamos esto.

Como te decía el hotel está en todo el centro de Londres, junto a la National Gallery. Hemos salido un rato de paseo y nos ha encantado ver el centro tan comodamente, sin tener que coger metros o taxis.

Esta es la famosa columna de Nelson.



Para viajar a Londres te recomiendo:
Alquiler de Coches en Londres
Londres   Londres-Gatwick   Londres-Heathrow   Londres-Stansted   Londres City  Reino Unido  Victoria
Hoteles baratos que pagas al llegar http://www.hotelmania.com.es/
Comparador de vuelos baratos http://es.flightsmania.com/



Y mañana vamos de musical, que tambien se puede ir andando desde el hotel, ya hoy hemos paseado por la zona viendo la gran cantidad de teatros que hay aquí.

Cuando hemos vuelto al hotel por la noche nos hemos quedado los dos con la boca abierta. Por que han apagado las luces de todos los pasillos de la primera planta y han puesto todo el suelo lleno de cientos de velas, que da un ambiente increible, elegante y relajado.

Y al llegar a la habitación... ¡Una botella de vino tinto de regalo! un detalle del hotel por alojarnos en la suite. Así que mientras escribo esto para ti, estoy brindando con un vino de California a tu salud.

4 comentarios:

  1. marymarisol5:02 a. m.

    Hola chicos muasssssssssssssss.
    COGELO TODOOOOOOOOOOOOO madre mia, paraguas, cafe, jabones, os voy a registrar cuando volvais y como no venga todo.... jajajajaja.
    Disfrutar y pasarlo bien, por cierto ya puedes poner los 5 sentidos y comer muuuuuuuuuuchos rabos de pasas(PARA TU ALZHEIMER) que me tienes que contar el musical con pelos y señales.
    Javi me encanta como te queda ese Jersey, muassssssssssssssss para los 2, voy a seguir currando aqui en Loranca Street,jajajajajaja,ciao.
    Muas para toda la gente del Blog.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mari!

    Lo que ya ha caido es la botella de vino jejejejeje

    Le echan un perfume a las almohadas que huele genial, que cuando escribi el Blog anoche no me habia acostado y no me habia dado cuenta. Cuidan todos los detalles.

    Un besazo

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Chicos, a disfrutar en Londres!! ahhhh, me encanta el hotel!!
    Besito a todos.

    ResponderEliminar
  4. Nene, vaya escapadita que te ha preparado Javi...como para quejarte guapo!!!

    Por cierto, tenemos que organizar lo del 16. Haces tú la reserva en el Choco??? Me gustaría dar una sorpresa a Ana porque el 18 es su cumple y ya que estamos...había pensado en un postre especial con velas o algo similar. ¿Lo hablamos con el restaurante?
    Bueno, tú hoy disfruta del musical y ya lo vamos cerrando.

    Besitos

    ResponderEliminar