miércoles, abril 14, 2010

Restaurante Sant Pau, de Carme Ruscalleda

El el Olimpo de los cocineros españoles, hay un casi monopolio de los hombres. Sólo hay 7 restaurantes en España con 3 Estrellas Michelin y 6 de ellos tienen la firma de un cocinero masculino, así que destaca más aún la labor de Carme Ruscalleda, cocinera catalana que tiene su restaurante en Sant Pol de Mar, en Barcelona. Mi otra sorpresa para Javi es una reserva para comer en este fantástico sitio.


El restaurante se llama Sant Pau y está en Sant Pol de Mar, en Barcelona. Hemos hecho una parada para comer aquí. Carme Ruscalleda es de este pueblo y se crió aquí trabajando en el negocio de su familia, que era la charcutería, luego montó el restaurante con su marido y ha llegado hasta lo más alto.

Restaurantes en Sant Pol de Mar
http://www.restaurantesdebarcelona.com.es/Restaurantes-Sant-Pol-de-Mar/
Restaurantes en Barcelona
http://www.restaurantesdebarcelona.com.es/
Como todos los restaurantes de esta categoría es muy pequeño, apenas tiene 9 mesas, eso si, trabajan más de 30 personas en él, más que comensales.


Hay una sala exterior, con vistas al mar, que es la de fumadores. Nosotros nos pedimos de no fumadores y es una sala interior, aunque da a la otra. De todos modos no se vió a nadie fumar, así que aunque pueda molestar el humo, las vistas son mejores desde esa sala, si repetimos ya sabemos donde ir ;-)


Muchos detalles muy elegantes, como el juego de colores con las flores frescas, Gerberas amarillas para la sala exterior, rosas rojas para la interior. Toda la cristalería de Riedel (eso es común a todos los grandes restaurantes, son las mejores copas del mundo para el vino. Se fabrican en Austria. Nosotros tenemos seis pequeñas joyas que nos regalo mi suegra.)


Cuando nos sentamos en la mesa encendieron esta vela y Javi comentó: "Verás como la vela dura, lo que dure la comida"... ¡Clavado! Cuando nos estábamos levantando (como 3 horas después), la vela estaba casi consumida.


Me ha gustado mucho que sea un entorno moderno, no juega a ser clásico, sino que directamente todo es diseño y modernidad. Con mucha elegancia, por supuesto, pero no va de clásico.


Estamos en Cataluña, así que empezamos la comida con un brindis de cava, en este caso es una edición especial que se hizo para la propia Carme cuando el restaurante cumplió los 20 años.


Lo primer que nos sirvieron fue un Caldo de pan, algo aparentemente sencillo, que estaba muy rico. A veces la alta cocina no necesita de ingredientes exóticos y esta fue la prueba. Luego una Coca con Boletus.

Estos cuatro primeros platos se llaman los "Aperitivos del Micro Menú de Abril", por que se cambian cada mes en función de la temporada y por aportar novedades. Esto era un "Flan de Flores salpimentado" que sabía realmente a flores.


Como cordobeses, nos encantó que uno de los entrantes fuese salmorejo, eso si, en helado, que nunca lo habíamos tomado y estaba muy bueno.


Colas de Cigala sobre endivias blancas y rojas. Este fue el primer plato, muy original el hacer una cama con tiras de envidias blancas y rojas, que al ser amargas contrastaba con el sabor del marisco. Además tenía una cama de plátado y aceitunas.


Como Javi no puede comer pescado, le hicieron una versión del mismo plato, pero cambiando las cigalas por trocitos de butifarra típica de allí.


Para mi: "Sepia y Guisantes"con caldo de patas y tinta. Yo no soy de comer guisantes, no me gustan, pero aunque me ofrecieron cambiar platos, siempre me gusta probarlo todo, aunque no vaya a gustarme, por que seguramente no tenga muchas oportunidades probar unos guisantes como estos. EEeeehh No me gustaron demasiado, no te voy a decir lo contrario, pero si que eran diferentes a los que había probado hasta entonces.


Me gustó muchísimo el tema del menú de Javi. El marido de Carme (Toni Balam) es el Jefe de Sala del restaurante y hablamos con él un par de veces durante la comida. Ya que el menú degustación tenía 7 platos, de los cuales 6 eran pescado o marisco, así que la propia Carme le organizó un menú paralelo. Pero lo bueno es que eran los mismos platos que yo, pero variados. Nos explicó Toni que ellos no preparan los platos antes, que los platos se preparan siempre en el momento, por eso se pueden hacer esas adaptaciones sin que sean demasiado problema, lo habitual en otros restaurantes (incluso de 3 Estrellas Michelin) es que le cambien esos platos por otros de la carta, pero de carne, no adaptar los platos. Los guisantes de Javi tambien tenían embutido en lugar de la sepia.


Javi estaba encantado con su sorpresa, se pasó toda la comida dándome las gracias.
¡Mira que guapo está!


Otra joya de la comida fue este "Ravioli vegetal y Jamón Soselito" hecho con zanahoria, calabacín, berengena y otros vegetales, relleno de jamón.


Un plato espectacular fue esta flor de alcachofa, el plato se llama: "Colas de Gamba" y te copio la descripción del menú por que no tiene desperdicio: "Las colas al punto a caballo de alcachofas cremosas, juliana, fritas y chips"


Esta la versión para Javi con carne.


Y este plato tan llamativo era sólo para Javi (aunque le rogué probarlo....). Toni vino a explicarnos el plato, por que nos vio reirnos al verlo, nos dijo que era un juego, que Carme había querido hacer un canelón.. al reves. El rollo era la carne y por dentro estaba la bechamel y la pasta. Un plato original y divertido. El trato fue verdaderamente escepcional.


Este si que no tenía adaptación posible para Javi, por que era: "Bacalao a la Santpolenca" con col y patata y una salsa de alioli cremosa.

Este común a los dos: "Pluma de Cerdo Ibérico de Montanera", una carne que se deshace en la boca acompañada "de migas monteras", orejones de albaricoque y una crema hecha de manzana ácida.


Eeehhh Bueno, mi cara lo dice todo. Javi sale guapo en las fotos... yo pícaro. Cada uno lo suyo.


Y una costumbre que me encanta, una de las pocas costumbres francesas que nos tragimos al volver a España es el terminar las comidas con queso. Aquí nos sirvieron un plato degustación de quesos y nos trajeron las piezas para que luego los pudiesemos reconocer (una buena idea para aprender sobre quesos).

Además nos dieron un pequeño menú para que nos lo llevásemos con los nonbres de todos los quesos. Cada queso lleva su "contrapunto", un dulce que tiene un sabor que complementa y potencia el del queso. Por ejemplo una gelatina de vino tinto y café para complementar un queso suave. Se va comiendo de izquierda a derecha para ir de los más suaves a los más fuertes (y apestosos je je je).


El pre-postre era un sorbete de manzana ácida. Con este plato salió Carme Ruscalleda a saludar a los comensales, vino a nuestra mesa y estuvimos un rato hablando con ella... pero no te puedo decir de qué... es que tenemos una sorpresa que tiene que ver con un viaje y con Carme Ruscalleda en Julio.... ¡Y hasta ahí puedo leer!

Carme fue muy amable, pero es muy tímida, se nota que sale por que tiene que salir, va con la categoría del sitio. Pero en esta misma situación a Arzak o Pedro Subijana se les notaba que estaban muy cómodos saliendo a charlar con los clientes, a ella se notaba que le costaba más. Yo la entiendo, si soy cocinero, quiero cocinar, lo de salir a saludar no me parece necesario, aunque es una manera de saber el cliente que estas pagando por un plato que realmente ha cocinado ella.


Este plato tan colorido se llama: "Rojo de Frambuesa" con helado de vinagre y queso Quark (que suave batido alemán). Lo rojo que asoma por debajo era un bloque que llevaba oro por que brillaba mucho y era una gelatina muy sólida de frambuesa. Y lo divertido del plato, que nos echamos a reir, es que llevaba ¡Peta Zetas! los pisquitos que se ven al borde eran esos polvos que al echarlos a la boca empezaban a crujir.


Esta vez el plato adaptado fue el mio, como no puedo comer canela, me hizo este plato, que era para colgardo de una pared de lo bonito, se llama el "Salir de la Luna". Sobre una piedra de marmol negro una luna que es una bola rellena de Agua de Azahar con bizcocho molido y helado de ¿Pitufo?. Riquíiiiiiiiisimo, pero sobre todo precioso.


Y este fue el plato que yo no podía comer: "Flores" con crema de arroz y almendras.


Y si ya queríamos llegar al éxtasis, los "Diez Divertimentos de Pastelería" que eran diez pequeños dulces para cada uno.


Aunque a mi lo que me gustó fue el plato, tras los platos más formales y todos claros, de repente un plato diseñado por Andy Warhol a todo color. El rojo en el centro.


Y el de servicio de cada uno, más pequeño en gris. No le pedí poder llevármelo de recuerdo por vergüenza, por que me encantó.


Lo malo de la cena fue el vino, me acordaba de la frase "Manolete, si no sabes torear pa que te metes". Me encanta el vino, pero no tengo apenas tolerancia al alcohol, así que no puedo tomar más de una o dos copas sin que me afecte. La carta de vinos era escepcional, pero elegimos que el soumiller nos hiciese el Marinado de vinos, que él eligiera un vino acorde a lo que comíamos. Lo habitual es que sea un vino blanco con los entrantes-primeros, uno tinto con las carnes y uno dulce con los postres.... pues aquí no, aquí te ponen una copa con cada plato: ¡11 copas de vino! A la tercera le tuve que pedir al soumiller que no me pusiese más que una gota, por que me encantaban pero me estaba sobrepasando y estaba bastante perjudicado. El soumiller me contestó "Pero si te va a costar lo mismo", estuve a punto de soltarle: "¡Que catalán te ha quedado eso!", por el tópico del catalán tacaño, aunque el soumiller era vasco. Para que te fies de los tópicos. Pero no lo hizo, me siguió poniendo la misma cantidad y me dijo que no me los bebiera enteros, pero claro, los vinos eran escepcionales... así que la comida casi termina en borrachera. Menos mal que no me los terminé. Lo que tengo que admitir es mi ignorancia en vinos catalanes, todos los de la comida eran de allí (salvo un blanco alsaciano ¡Que casualidad!). Los vinos nos encantaron, muy buenos, sobre todo los blancos. Nos hizo la lista de los vinos que tomamos en la comida y hay un par de ellos que tengo que buscarme.


En la recepción del restaurante tienen esta mesa de billar y al final pregunté el por que, me pudo la cursiodad. Me contaron que era una mesa antigua que tenía la familia Ruscalleda, cuando abrieron el restaurante la protegieron y la pusieron ahí.


El resto de la decoración era muy moderna tambien aquí, como te decía del interior.


Pero el verdadero éxtasis de la comida vino cuando ya habíamos terminado. Nos quedamos de charla en la recepción con la Maitre del restaurante y viendo nuestro interés, nos preguntó si nos gustaría bajar a la bodega y a la cocina y casi le gritamos que si... jejejejeje

La bodega no es muy grande, pero está llena de cientos de botellas diferentes. Estaba encantado de estar allí dentro, no se tienen muchas oportunidades de ver una bodega así.


En realidad Carme Ruscalleda tiene 5 Estrellas Michelin, tres de este restaurante y otras dos de otro que tiene en Tokyo, en Japón. De ahí los cinco azulejos del muñeco de Michelin. Las fotos son de este y del restaurante japonés.


Lo mejor poder ver la cocina, me podría haber pasado la comida entera viendo a esta gente trabajar, con qué precisión trabajaban, que velocidad y como cuidaban los detalles, ver como hacían los emplatados, tan vistosos. La cocina preciosa y lo mejor con esa gran cristalera con vistas al mar. Ha sido una gran oportunidad poder hacer esta visita. Estoy realmente muy agradecido por enseñárnosla.


Cuando salimos del restaurante los dos estábamos emocionados de la visita y yo un poco trompa de tanto vino, así que nos fuimos a dar un paseo por la playa de Sant Pol de Mar. Que es un pueblo costero muy bonito y tranquilo.





Ha sido una visita genial, el restaurante ha superado realmente nuestras expectativas  la comida genial, pero mejor aún el trato humano, el servicio, la oportunidad de probar productos típicos de la región, los vinos y la experiencia en si. Este sitio es un regalo no sólo para el estómago, sino también para el ánimo.

11 comentarios:

  1. Mmmmm.....como me he reído con la frase del camarero...pero es que tiene razón??? ;-)

    Supongo que alguna vez habéis estado de vacaciones o visitando la Costa Brava, si no es así, os recomiendo Cadaqués, Empuries, Roses....Os encantará!!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Noelia!

    Conozco Blanes y Lloret de Mar de la Costa Brava, pero de hace muchos años. Hace tiempo que no voy. Si que hemos estado en Barcelona varias veces, Salou y otros sitios de la costa. Pero si que nos falta mucho por conocer de Cataluña... tiempo habrá :-)

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Manuela8:35 a. m.

    Me alegro de que vuestra corta visita por Cataluña, os haya gustado. Pero como dice Noelia, lo mejor de la costa Catalana (para mi gusto) esta en la parte norte... si volveis no os perdais la zona de el Empurdá!!!

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que platos, que vistas, que momento... y yo comiendo todos los días en la ofi para terminar un par de proyectos.
    Bueno, a ver como se nos da la cenita de mañana.

    Ya nos vemos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Sonia G.1:18 p. m.

    Dios, ¡qué bueno debe estar todo eso! Me ha encantado el plato de la luna, me parece muy original y vistoso.
    Sorpresa, sorpresa en Julio...

    ResponderEliminar
  6. Pero que requeteguapos, estais los dos en las fotos y que platos, da pena comerselos de lo bonitos que estan presentados.

    Muchos besitos para todos y que os lo psaeis muy bien, con los papis alli.

    ResponderEliminar
  7. Hola Manuela!!

    Tomo nota, la próxima por el norte :-) La verdad es que estamos encantados con aquello, es tan bonito!

    un abrazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  8. Hola Monica!!

    No se puede comparar, tampoco se podria comer así siempre. Es un extra (muy muy extra)... precisamente para disfrutarlo más.

    Mañana vamos a comer genial, "El Choco" no tiene demasiado que envidiar, sólo es diferente.

    ¡Tengo muchas ganas!

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  9. Hola Sonia!

    ¡Secreto! Pssss no decir nada, que si empezamos a pinchar... al final lo soltamos je je je

    un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  10. Hola Conchi!

    Te echaba de menos :-D
    ¿Que tal por Italia?

    Mis padres no se les ve el pelo, se han tomado en serio lo de recorrerse Madrid. Ya te contarán.

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  11. Yo, de mayor, quiero ser como vosotros, ir a esos sitios tan bonitos y comer en esos restaurantes...

    ResponderEliminar