jueves, junio 24, 2010

Ventilador con efectos especiales

Yo nunca he creído que los ventiladores de techo fuesen realmente efectivos. En mi defensa diré que en Córdoba un ventilador es como el mosquito que pica al tren, no hace nada, allí se necesita aire acondicionado-congelador. Pero Javi llevaba una temporada dándole vueltas a lo de poner uno en nuestro dormitorio. Y ahí llegamos a la fase paranoia, porque yo pienso en un ventilador de techo sobre mi cuarto dando vueltas y pienso que se va a caer y me va a descuartizar.... si, lo sé ¡Cuanto daño ha hecho el cine! Pero yo suelo ser así de simplón. Así que con estos traumas míos le he ido dando largas al tema del ventilador de techo. Primero por pensar que no sirve para mucho y segundo por que me daba miedo.

Lo mejor para estas cosas es probarlas, sirven para descubrir lo que funciona y lo que no. Y los miedos se superan cuando nos enfrentamos a las cosas que nos los producen. Mi experiencia con el ventilador de techo ha sido en los hoteles de Wyndham, que suelen tenerlo en los dormitorios y lejos de darme miedo, me gustó mucho, porque las aspas en realidad se pueden parar con las manos, es totalmente inofensivo y en el peor de los casos no pesa más que un par de kilos, como mucho sería como un balonazo. Y luego ¡Claro que funciona! genera una brisa por el movimiento de aire de toda la habitación que es la mar de agradable. Vale que no servirá para mucho a 40 grados, pero una noche de calor y en Madrid son más suaves, funcionaría de maravilla.

Así que, sin argumentos ya en su contra, te presento a nuestro nuevo ventilador de techo:

Ya había llegado el momento y como el calor ha llegado tarde, pero con prisa, lo hemos puesto. Además ha sido inmediato, fuimos al Corte Ingles anteayer y ayer por la mañana ya vino el técnico a instalarlo. Nos gusta mucho como ha quedado, integrado en el dormitorio como si siempre hubiese estado ahí.


Y así nos enfrentamos anoche a nuestra primera noche con el juguete y la sorpresa fue.... un Ooooooohhh dicho a la vez por Javi y por mi. Como ya sabes, dormimos con el proyector de estrellas, que proyecta todo el firmamento en el techo del dormitorio. Lo encendimos como siempre y al apagar la luz para dormir encendimos el ventilador y resulta que las aspas cortan los haces láser que hacen las estrellas y la sensación es que estás viendo una "lluvia de estrellas". Es una tontería  sólo son las aspas cortando las luces, pero el efecto visual es una preciosidad. Nuestra "noche artificial" se ha llenado de estrellas que pasan a toda velocidad. Un efecto sorpresa que tengo ganas de que veas, así que he intentado grabar un video, es algo cutre, porque la cámara con tan poca luz no enfoca demasiado, pero espero que te sirva para que hagas una idea del efecto:

Así que hoy no pasaré calor y además tendré ese precioso efecto para dormir..... me está dando sueño sólo de pensarlo :-)




.

2 comentarios:

  1. Yo tampoco soy mucho de los ventiladores de techo, porque aquí en Córdoba, sí el ventilador no lanza cubitos de hielo no funciona y por eso tenemos aire acondicionado, pero he de decir que ha quedado chulísimo. Además no me parece de esos ventiladores catetos que te da depresión nada más verlos.

    Oye, lo que no sabía es lo del proyector de estrellas, puedes especificarlo o explicarmelo un poco mejor??

    Muchos besos, chicos, pasad un buen fin de semana. Nosotros vamos a celebrar el cumple de Miguel, así que seguro que lo pasamos bien. Ana

    ResponderEliminar
  2. Manuela8:19 p. m.

    Pues muy chulo el efecto que hace el ventilador con las estrellas!!!

    ResponderEliminar