martes, julio 27, 2010

Japonesadas: Culto a los Perros

Los japoneses son una cultura que tiene al perro como elemento de admiración. La mitología japonesa está llena de perros y su folklore convierte en héroes a los canes que realizan grandes acciones. Les admiran tanto que les ponen estatuas por la ciudad. De todos los perros famosos en Japón, el que más es Hachikō, este con el que me hago la foto:


Hachikō, nacio el 11 de octubre de 1923. Su amo, Eisaburō Ueno, un profesor del departamento de agricultura de la Universidad de Tokio. El dueño notó que las piernas delanteras estaban levemente desviadas, por lo que decidió llamarlo Hachi (ocho en japonés) por la similitud con el Kanji (letra japonesa) que sirve para representar al número ocho (ハ).

El perro era para la hija del profesor, que se quedó embarazada y se casó yéndose a la casa paterna de su esposo. Así, Hachi iba a ser regalado, pero el profesor se encariñó con el perro y se lo quedó.

El perro se despedía todos los días desde la puerta principal de la casa cuando Ueno iba al trabajo, y le esperaba a la vuelta en la estación de metro de Shibuya. Ueno se muere en mayo de 1925, pero Hachikō volvió cada día a la estación a esperarle, y lo hizo durante diez años, hasta que el perro murió (de causas naturales).

La devoción que Hachikō sentía hacia su amo conmovió a los que lo rodeaban, que lo apodaron el perro fiel. En abril de 1934, una estatua de bronce fue erigida en su honor en la estación de Shibuya, y el propio Hachikō estuvo presente el día que se presentó la estatua.

El metal de la estatua fue reutilizada en la Segunda Guerra Mundial, pero se erigió otra estatua en agosto de 1947, que aún permanece y es un lugar de encuentro típico. Esta estatua está frente al "Scramble Crossing", el cruce por el que pasa más gente del mundo, ese cruce famoso que se cruza en todas direcciones. Y esa plaza con ese cruce se llama la "Plaza Hachikō".


Y estos son otro ejemplo para los japoneses. Son perros de nieve que se utilizaron para la primera expedición a la Antártida organizada por el país, durante esta expedición dos perros se separaron del grupo y no pudieron ser encontrados. Se les dio por muertos y la expedición terminó y se volvieron a Japón.

Un año después el país envía otra expedición científica a la Antártida y para sorpresa de todos, aparecen los perros que habían sobrevivido un año en las peores condiciones imaginables. Los perros fueron llevados a Japon y convertidos en héroes populares por la superación de adversidades, como ejemplos para todos.



Si quieres viajar a Japón te recomiendo:
Hoteles baratos que pagas al llegar al hotel en: http://www.hotelmania.com.es/
Comparador de vuelos para encontrar lo más económico: http://es.flightsmania.com/
Alquiler de coches en Japón
Aeropuerto Narita Tokio    Aeropuerto de Haneda Tokio    Estación de Tokio    Kioto    Tokio 

2 comentarios:

  1. Anda que no lloré yo ni nada con el final de la peli de Hachiko, que el profesor era Richard Gere.
    Eso es fidelidad y lo demás es tontería.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:25 p. m.

    Querida Juana...
    Sos una estupida sin sentimientos

    ResponderEliminar