lunes, agosto 16, 2010

Japonesadas: La Estatua de la Libertad

Una de esas cosas geniales de los japoneses, que hace días que no te contaba japonesadas, es que ellos tienen una "Estatua de la Libertad". Durante un tiempo la original, la que está en París (la de Estados Unidos famosa es una replica que el pueblo francés regaló al americano) fue trasladada a Tokio, se colocó en el barrio artificial de Odaiba. Un terreno ganado al mar y que fue fruto de la gran burbuja inmobiliaria japonesa, en medio del boom resultada rentable ganarle terreno al mar para construir más, así que construyeron una zona enorme en terrenos desecados y en uno de los parques con vistas a Tokio, trajeron la Estatua de la Libertad.


Los japoneses le cogieron tanto cariño a la Estatua de la Libertad que intentaron comprarla, la original, pero el gobierno francés se negó en redondo, pero si consintieron en venderles una reproducción, como la americana y hoy en día es la estatua que ves en las fotos. Con la que todos nos hicimos las fotos. !Ya he visto las tres! :-P

Y conectando Odaiba con el resto de Tokio esta el "Puente del Arco Iris" que ciertos días al año se ilumina con los colores del arco iris y debe ser una preciosidad, no coincidió ninguno de los días que estábamos nosotros, pero vimos fotos y es una preciosidad. Los japoneses lo hacen todo a lo grande :-D



Si quieres viajar a Japón te recomiendo:
Hoteles baratos que pagas al llegar al hotel en: http://www.hotelmania.com.es/
Comparador de vuelos para encontrar lo más económico: http://es.flightsmania.com/
Alquiler de coches en Japón
Aeropuerto Narita Tokio    Aeropuerto de Haneda Tokio    Estación de Tokio    Kioto    Tokio 

1 comentario:

  1. Marymarisol3:14 p. m.

    Hola gente muassssssss.
    Anónimo te contesto aqui, en ningún momento he dicho el comentario para generar pólemica, solo expuse una cosa, perdona si te ha parecido eso.
    Asi que cuando baje a Córdoba quedamos y nos vamos a tomar un VARGAS-VALGAS, vino con limón o como nos de la gana de llamarlo.
    Asi que ya sabes cuando vuelva a bajar a Córdoba te invito, un besazo,ciao.

    ResponderEliminar