lunes, noviembre 01, 2010

Halloween 2010

Este año hemos superado las mejores expectativas que ni en nuestros mejores sueños hubiésemos podido tener. Lo que se planteó como una cena temática, con disfraces ha terminado siendo una de las fiestas más divertidas de nuestra vida... y terroríficas... y no para nosotros precisamente. 





Dime que no tiene hasta Thor cara de ser malo malo....


Bueno, ya has visto la guisa de la que íbamos. Como estábamos de bien disfrazados y caracterizados todos. Pero esto en realidad era casi lo de menos, porque lo mejor fue la ambientación que creamos. Lo mejor de Halloween ha sido este año el día entero que hemos dedicado a preparar la fiesta, así que hemos estado super-entretenidos en hacer algo que nos encanta. Desde por la mañana organizando la decoración y toda la tarde decorando y preparando los regalos para los niños. El resultado es que creamos una atmósfera totalmente tétrica. Nuestra casa se convirtió en una verdadera trampa para niños...

Y esto es lo primero que se encontraban nada más salir del ascensor era esto, un rellano en el que no se podían encender las luces (desenrroscamos las bombillas), estaba todo lleno de humo (una máquina especial con un humo sin olor), que apenas se veía, la pared llena de lápidas, algunas de ellas detectaban el sonido de la puerta del ascensor y empezaba a sonar una canción super trétrica con efectos de calaveras que se encienden, a la vez todas las paredes cubiertas de tela de araña con arañas fluorescentes y toda la pared de lado a lado con cintas de la policia para señalar asesinatos..... eso nada más salir del ascensor....


Y no sólo eso....


Siempre uno de nostros se colocaba para esperar a que los niños saliesen del ascensor y darles un susto de muerte. Nosotros les ecuchábamos cuando iban a subir y ya estábamos todos "en posición" cuando las puertas se abrían. Los niños apenas se asomaban por las puertas cuando veían todo el humo, la música, la oscuridad....¡Y un monstruo!


No fue algo preparado, al llegar los primeros niños surgió espontaneamente la idea de hacerles pasar un verdadero "Pasaje del Terror" para poder llegar hasta las chucherías. ¿Truco o trato? con nosotros era mas "Susto o Muerte"...


Y el siguiente paso era llegar a la entrada de casa. Ahí les esperaba Freddy Krugger siempre detrás de la puerta, que les daba un susto total... y no les dejaba entrar. La norma para poder entrar a por las chucherías es que solo podían entrar los niños de dos en dos, nada de grupos. Así se asustaban más al separarse de los amigos.

El salón de casa estaba diáfano, habíamos quitado las mesas y cualquier cosas que pudiese provocar un accidente, porque aquí lo vas a ver claro, pero quitamos las luces y lo llenamos todo de humo, apenas se veía nada.

Nada más pasar por el rellano desde detrás les dabamos un nuevo susto por parte de la bruja o los vampiros y no nos separábamos de ellos, el objetivo de los niños era llegar hasta el fondo del salón, donde sobre el sofá estaban las bolsas de chucherías.


Nuestro objetivo es que ese corto trayecto, de sólo unos metros, estuviese lleno de sobresaltos.


Ellas siempre salían por la parte de detrás para asustarles...


Sobre todo imagina que todo está lleno de humo, oscuro y con la música más tétrica posible...


Y cuando por fin conseguían llegar hasta el sofá y cogian la bolsa, de una esquina, escondida surgía la "Niña del Exorcista" (antes conocida como Lorena...)... no te imaginas la de niños que salían corriendo sin bolsa....


Y por supuesto, los detalles más terroríficos estaban presentenes. Como Eva, nuestra terrible esqueleto. Que no te puedes imaginar el efecto psicológico sobre los niños de ver un bebé asustándoles..


Eva estaba graciosísima....


Y esos preciosos ojos que son super expresivos. El remate era Freddy, que si algún niño le preguntaba por el bebé les respondía....¡Está muerta!


Todos estábamos metidos en nuestro papel. Super serios, si los niños intentaban identificarnos, porque se quedaban más tranquilos si sabían que yo era David, o Javi era el vampiro con ojos amarillos... les decíamos que no éramos, que esos ya no estaban.... ¡No veas como se acojonaban!





En nuestra defensa, alego que nuestra intención no fue llegar a tanto, que la idea de asustarles de este modo, en vez de darles los caramelos cuando llamasen a la puerta, que se suele hacer, fue algo que surgió espontaneamente entre todos.

Todos seguíamos un guión, que nos salía a la perfección. Puedes ver a Thor sobre el sofá, él se quedaba ahí y cuando los niños estaban cerca de él empezaba a ladrarles.... lo que les faltaba a los pobres, te puedes imaginar los gritos.

El premio de todos estos sustos merece la pena, porque la bolsa era un regalazo, lleno de toda clase de chucherías traidas de Estados Unidos y además con otras cosas como lápices, libresta, gomas de borrar, etc. Cosas que luego se lleven al cole. En el momento en que tenían la bolsa les dábamos el susto final para que saliesen corriendo, y así pudiesen entrar los siguientes porque tuvimos verdaderos momentos de tumulto de niños.


La voz se corrió por toda la urba y todos los niños se avisaban para venir aquí primero. Llegaron hasta niños de las urbanizaciones de alrededor. El miedo gusta en realdiad y si nosotros nos lo estabamos pasando bien, ellos se lo estaban pasando mejor.


Tuvimos nuestras crisis, porque algunos niños se echaban a llorar desconsoladamenete, en ese caso parábamos y les tranquilizábamos, les dábamos los dulces y les hacíamos salir del "decorado".


A mi que no me gustan las películas de miedo, nunca creí que fuese tan sumamente divertido hacer algo como esto y dedicarte a dar sustos. Pasase lo que pasase despues, en la fiesta propiamente dicha, el dar los regalos a los niños estaba siendo divertidísimo.



Los niños se lo estaban pasando increiblemente bien. Lo que para ellos era un plan de ir casa por casa de sus vecinos a por caramelos, de repente era una verdadera aventura, de ocuridad, humo, vampiros y monstruos. El premio además espectacular, de hecho varios niños metían la mano en la bolsa para coger sola alguna cosa y les teníamos que decir que era la bolsa entera para ellos.

Los grupos de niños se reunían en el portal y se avisaban unos a otros para subir y al bajar todos contaban sus aventuras en la experiencia. Como además no podían entrar en grupo, todo llegaban emocionado deseando contarles a los amigos como había sido la suya.




Un momento agridulce... pero prueba del efecto que teníamos sobre los niños es que bajé al portal a asustar a los niños y encontré una niña pequeña sola, me acerqué a ella sin asustarla y me empezó a llorar, me decía que había subido a nuestra casa un grupo de niños y que su hermano pequeño estaba entre ellos y no había bajado, que lo teníamos nosotros cogido. La pobre lloraba y yo intentaba tranquilizarla. Pero para ella lo de arriba era una cosa de miedo y si su hermano no estaba es que los "monstruos" le tenían cogido. Por mucho que le decía que nosotros no teníamos a su hermano, ella lloraba y lloraba y como una valiente no se movía  de la puerta esperando a su hermano "cazado por los monstruos".

Por suerte unos minutos después apareció su hermano que salía del portal de al lado de pedir caramelos y ya se quedó más tranquila.

También hubo casos de niños que no se atrevieron a subir, como todos bajaban emocionados contando lo que les había pasado ¡Freddy me ha tocado! ¡Una vampira me ha arañado! ¡La niña me ha agarrado!
Algunos se asustaban y no se atrevían a subir. ¿Por qué será?

Y esto era lo que teníamos en el balcón. Una telaraña gigante iluminada con arañas de luz por todo el toldo. Además dos fantamas colgando por la fachada, uno de ellos con luces de colores y otro con un motor y un cable que iba de nuestro balcón al de nuestros vecinos y se movía cuando se oía ruido agitando los brazos y soltando alaridos. Los niños desde abajo se quedaban embobaos.


Repartimos 40 bolsas de chucherias, que se dice pronto. Por que mucho niños repitieron la visita y hasta la tripitieron, nos avisaban que ya habían estado antes y no les dábamos bolsas... ¡Aunque si los sustos!

Ya más tarde llegó la hora de los adultos y llegaron nuestras invitadas a la cena. Todas las chicas de la urba habían quedado para disfrazarse juntas. Cuando las vimos venir me bajé al portal y arriba todo estaba preparado, igual que les habíamos dado el susto a cada niño, ahora era el turno de los adultos.

Yo me puse detrás de la puerta del portal a oscuras, todo serio trás el cristal. Cuando la primera me vio todas se asustaron. Lo que más impresionaba eran los ojos, fue un gran acierto comprar las lentillas, porque nadie se resistía a la la mirada con esos ojos. Todas se sobresaltaron y yo salí fuera. Con voz grave y muy serio les dije que sólo podían entrar de una en una, intentaban hablarme y yo siempre con la misma cara de serio no les hacía caso, para crear más ambientación.

Cogí a la primera y la separé del grupo llevándola hasta la puerta del ascensor, que al abrirse empezó a echar humo del que se había llenado estando arriba. Te pudes imaginar el efecto, además de los fantasmas en el espejo. Yo pulsaba el botón de subir desde fuera y el ascensor se cerraba con ella sola dentro... NO TE IMAGINAS LAS CARAS DE SUSTO QUE TENÍAN!!!!!!!!! Peores que las de los niños.

Cuando llegaban arriba, nada más abrirse la puerta Javi estaba todo serio esperándola y la guíaba hacía la puerta donde empezaban los sustos....


Yo estaba abajo, Javi era quien les esperaba arriba.... ¿Quien estaba dentro de casa?


Como no esperaban a nadie.. cada paso era un susto más...


Detrás de la puerta siempre Freddy y justo antes Noelia, la bruja.



Juana, alias el fantasma asustado. Por que tenía más miedo que nadie.


Maria Luisa que se nos daba la vuelta y se volvía... juas juas juas


Yo desde abajo las acompañaba de una en una, pero mientras una esperaba en la puerta del ascensor lo que se escuchaba perfectamente eran los gritos de la predecesora al llegar arriba. Así que te puedes imaginar la absoluta sugestión con la que entraban al ascensor. El ir muerto de miedo y escuchar a la persona que ha ido antes chillando desde arriba como una loca... Susana la pobre estaba muerta de miedo preguntándome todo el rato "¿Qué me van a hacer arriba?"... la sugestión lo es todo...


Simplemente A C O J O N A D A S cuando llegaban a arriba, su predecesora no estaba, todo lleno de humo, sin luz, las lápidas.... lo mismo que los niños, porque nadie les había contado nada. Y sobre todo, los mismos sustos que tenían el mismo efecto :-)


Feli sin duda quien más se asustó, cuando yo subí al rato todavía no se había recuperado...


Estas caras no tienen precio... mejores que las de los niños... (y eso que no les dábamos caramelos)


Juas juas juas juas... ¡Me encantan!


Tras el último susto llegaban al salón donde estaban esperando las demás, que la tranquilizaban y le decían "ya está, ya no hay más sustos" y le hacían sitio en el sofá, al final del todo... justo al sentarse saltaba a su lado la Niña del Exorcista... ¡ INCREÍBLES LOS CHILLIDOS!


Hasta que ya por fin estuvimos todos arriba y dejaron de venir niños, porque ya era tarde y nos tocaba pasárnoslo mejor a los adultos.


Y aquí todos los disfrazados, la verdad es que el nivel ha sido increíble. Los disfraces geniales, muy currados.


Y bueno a comer. Que habíamos puesto una mesa preciosa, llena de cosas de Halloween y mucha mucha comida, que dar sustos abre el apetito.





Mucha comida y muy buena para acompañar una fiesta DIVERTIDISIMA. Nos lo pasamos genial haciendo juegos entre todos, hasta la madrugada. No me podría haber imaginado un Halloween tan divertido, que serían tan bueno compartirlo con personas del Blog como Noelia y Lorena, que estoy encantado de haber dado el salto del Blog a la vida real. Que esta fiesta no se va a olvidar en mucho tiempo, que los niños estaban entusiasmados con todo lo que hicimos y muchos de ellos no paraban de darnos las gracias. Que sustos aparte es algo que te encanta, saber que te lo estás pasando bien, pero ellos se lo están pasando todavía mejor, para nosotros era divertido, para ellos emocionante. 

Ha sido algo inolvidable, que me daría para llenar más entradas del Blog de lo divertido y emocionante que fue todo. Ojalá hubiese algo así todos los meses. ¡Viva Halloween! Y el año que viene tenemos que supera este, que desde esta mañana ya hemos empezado a pensar en como hacerlo todavía mejor, que asuste más y sea más completo... ¿Te apuntarás?

Y para los amantes de Halloween, te recomiendo:

11 comentarios:

  1. Anónimo11:54 p. m.

    La verdad me encantaria apuntarmeeeeee,
    Luisa alli la primeraaaaaaaaaaa.
    Un besote a los 2.

    ResponderEliminar
  2. ayyyayyyyyyyyyy....que risa que me he echado al ver las fotos!!! La verdad es que yo creo que ha sido la fiesta más larga a la que he asistido, porque no empezó a las 20h cuando los niños comenzaron a venir, si no que para nosotros empezó antes de comer con todos los preparativos!!! La casa quedó espectacular y nuestro "teatrillo" improvisado se iba perfeccionando a cada "función"

    Viva Halloween y...el año que viene más!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que chulada de fiestaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! Que bien lo habeís pasado!!!
    Para el año que viene vaís a tener que poner habitaciones con camas supletorias porque yo me apunto!!!

    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Para la próxima me apunto, porque yo pensé que a Pablo le iba a dar más miedo y disfrutó de lo lindo con los disfraces. Vaya fieston que os habeis montado. Me ha encantado compartirlo aunque sea a través del blog. Digo como Ana, el año que viene a alquilar un piso en la urba que nos vamos todas para allá.

    Besos guapos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno...Las caras de Meri y de Pibona, no tienen precio.
    Como se enteren los de la Universal, os contratan fijo para los decorados y efectos especiales de Halloween 2011.Yo creía que me daba algo cada vez que os miraba a los ojos.Qué yuyu!!!!.
    Salió todo perfecto, porque tanto esmero tiene su recompensa.
    Muchas gracias y besos para todos, en especial a Eva, que es la bebé más bonita que yo he visto.

    ResponderEliminar
  6. Manuela1:25 p. m.

    Que PASADA!!! Ya veo lo bien que lo pasasteis!!! pues eso, que el año que viene nos tendremos que apuntar!!!
    Todos muy bien disfrazados, ese guión improvisado y la ambientación estupenda!! UN 10!!
    Muchos besitos!!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2:03 p. m.

    ¡¡¡ Como me hubiera gustado estado estar alli !! y eso que soy muy miedosa, mis gritos se escucharian en toda la ciudad ...jajajaa ¡¡felicitaciones el decoradoy los disfrazes de diez !!! saludos Betty desde Argentina

    ResponderEliminar
  8. Que sepais que yo tambien me apunto el año que viene, que chulada, me ha encantado los disfraces y toda la decoracion, sois unicos, para organizar todo y con los vecinos tan aparentes para todo, da gusto, besitossssssssssssss.

    ResponderEliminar
  9. Hola! Muchas gracias Juana por lo de Eva, la verdad es que nos esforzamos mucho haciéndola y por eso ha salido tan bien, jeje.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  10. Hola a todos!

    Ha sido una fiesta irrepetible. Yo os quiero dar las gracias a todos por la ayuda y el entusiasmo que habéis puesto en estar con nosotros en nuestra locura de fiesta :-)

    Muchas gracias a Lorena, Pablo y Noelia por hacer el esfuerzo y venirse estos días con unos casi-desconocidos. A Sonia por venir. Y a todos los invitados de la fiesta que tanto han contribuido.

    Espero que el año que viene todos los que decís que os apuntais lo hagáis de verdad, porque me encantaría compartirlo con todos vosotros.

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  11. Anónimo10:24 p. m.

    Hola, chicos:

    sólo quería daros las gracias por vuestra dedicación y esmero en preparar esta fiesta tan estupenda. Nos lo pasamos genial! Y los sustos fueron de órdago....!Me ha gustado el comentario de Conchi, creo, lo de vecinos aparentes.... Un besito!
    Pilar Hernández

    ResponderEliminar