viernes, abril 22, 2011

Fuerte Rojo de Agra

La ciudad de Agra es famosa por albergar el Taj Mahal, pero esta ciudad fue la capital del imperio Mogol, por lo que hay grandes cantidades de patrimonio por conocer. Todos hemos llegado al Taj Mahal cegados por su fama, como sitio romántico, dado su origen y nadie nos molestamos en saber que más había que ver en esta ciudad y de principio crees que todo lo que veas después del Taj Mahal va a ser algo de relleno para justificar el par de días de parada en la ciudad, pero ha sido todo lo contrario, por momentos todos hemos pensado que la fama del Taj Mahal era inmerecida y que hay cosas más espectaculares en esta ciudad, pero quizá es porque como no tienen tanto nombre, sorprende encontrar un sitio tan bello aparentemente desconocido.

Cuando estábamos en el Tal Mahal vimos al otro lado del rio, que es lo que sale en la foto de arriba, una gran fortaleza de color rojo y alguien comentó que era lo que íbamos a visitar también en la estancia. Pero la verdad es que no había oido hablar de ello en mi vida.

Cuando llegamos nos encontramos con un auténtico ataque, ya nos lo advirtió el guía, que era un sitio especialmente duro por los vendedores, que era donde más lata nos iban a dar, que otros son más respetuosos o hay menos, pero aquí había muchísimos, muy pesados, muy insistentes y todos vendiéndote lo mismo.
La fortaleza desde fuera es una pasada, porque además está muy bien conservada. Te cuento, las leyes mundiales dicen que nunca se puede reconstruir una ruina, se puede rehabilitar, restaurar, etc, llámalo como quieras mientras lo que hagas no pueda ser confundido con lo que había antes. No se peude "falsificar" un monumento reconstruyendolo como estaba antes para que parezca que se conserva intacto. Los indios esto se lo pasan por el sari (ojo al chascarrillo indio), porque casi todos los monumentos están reconstruidos, las pinturas repintadas, las ventanas rehechas, etc. No se han cortado un pelo de rehacer las cosas. Imagino que más pensando en sus propios ciudadanos, que siempre será mejor una cosa que se vea lo mejor posible para entenderla que una ruina hecha un montón de piedras, pero las leyes están por algo. Yo en general prefiero ver algo que se vea en su conjunto y la experiencia sea mejor, pero tampoco que todo parezca de ayer cuando tiene mil años.

Estamos en el Fuerte Rojo de Agra o Lal Qila, una gran fortaleza amurallada que luego por dentro está llena de palacios. Un conjunto realmente impresionante, pero que no es tan popular, ni de lejos, como el Taj Mahal, su vecino.

El rollo del conjunto de palacios es que los emperadores eran polígamos, así que construían un palacio para cada una de sus mujeres, así que son conjuntos monumentales muy grandes, llenos de palacios diferentes. Todo esto se hizo en el siglo XVI.

Este sitio tan mono en el que posamos es el Jahangiri Mahal, uno de los palacios construido para la esposa del emperador. Vayamos a la parte morbosa, esta esposa no quería a su marido, no quería tener relaciones sexuales con él, así que todas las noches le daba mucho vino mezclado con opio para tenerlo drogado y que no le diera la lata. Por contra él estaba cada día más enamorado de ella y le daba todo lo que quería, llegando a ser la mujer más importante de la corte.

Y aquí tenemos a la estrella del viaje, Begoña, no te puedes imaginar el rotundo éxito que ha tenido, le han hecho cientos de fotos los hindúes, sin exagerarte, era una cosa alucinante, donde llegaba todo el mundo sacaba el movil o la cámara para hacerla fotos. A la izquierda, Clara, su hermana.

Los palacios por dentro son impresionantes, creo que perdí la cuenta de cuantos palacios habría dentro, cosas muy monumentales. Cuesta imaginarse como debía ver la gente del siglo XVI un palacio como este, no me extraña que tratasen a sus gobernantes como dioses.

Cada palacio se construida para cada esposa del rey, por suerte los siguientes reyes no solían destruir lo que ya había y lo usaban o bien construian otro en otra parte del recinto, por lo que se conservan muchos palacios de momentos diferentes, bien conservados en el mismo recinto.



Esta foto me ha gustado mucho por las dos palomitas de abajo:

Y esta fue la coña de ponerme en plan místico...
Pero Javi ha salido mejor porque la luz le ha acompañado:
Y este es el patio donde el emperador conoció a su esposa favorita. Ella era vendedora en el mercado y el emperador acudió a comprar de incógnito. Ella no se fió de él y no le quiso vender la mercancia, él le compró toda la mercancia que tenía a precio de oro y ella se quedó toda sorprendida y enamorada. Lo siento, esta "romántica" anécdota deja fatal la las mujeres, desde mi punto de vista. Pero así me la han contado.

Aquí tenemos a Sonia, la fotógrafa:

Una de las cosas chulas que tiene esta fortaleza es que tiene una posición privilegiada junto al rio e igualmente que desde el Taj Mahal podíamos verla, tiene una vista preciosa del Taj Mahal.

La verdad es que de cerca pierde mucho, pero de lejos es precioso.



Gracias a Rocio y Augusto tenemos fotos de los 4 juntos, que en otros viajes nos hemos vuelto casi sin ninguna.


Aunque hay que hacer fotos a todo el mundo como aqui a Eva y Antonio, que tambien han sido nuestros compañeros de viaje. Son de El Escorial y son majísimos.









Y el final de la visita espectacular, tuvimos una escena que me recordó a la película "Braveheart" porque todos los vendedores nos estaban esperando, pero había una linea que todavía era terreno del monumento a la que no les dejaban pasar, asi que estaban todos puestos en esa linea y nos colocamos todos en una misma linea paralela frente a ellos, mirándolos de frente... empezamos a contar una cuenta atrás en voz alta y al terminar salimos corriendo gritando hacia ellos. Los dejamos totalmente sorprendidos y pudimos pasar corriendo, aunque claro, ellos eran muchos más  no sirvió de mucho, pero por lo menos nos reímos.


Y como siempre, termino con la foto del día que más me ha gustado, que nuevamente son los preciosos colores de los trajes indios los que atraen mi atención.

3 comentarios:

  1. Me está encantando el viaje, los colores son preciosos, la luz es una maravilla, aunque se os ve con calor y desde aquí huelo ciertos olores rarillos.

    ResponderEliminar
  2. hola, me gustaron mucho tus fotografias, me hiciste viajar, no solo al taj mahal sino a este nuevo destino de El Fuerte Rojo de Agra. espero encontrar de nuevo tu blog con otro destino..thank you so much!!!

    ResponderEliminar
  3. Excelente fotos, un aporte a la cultura de los pueblos , que debe ser conocida por toda la humanidad, un monumento a la posteridad.

    ResponderEliminar