miércoles, abril 20, 2011

Hotel Suryaa, Nueva Delhi

Como estamos en el país que estamos, sé que podéis estar preocupados en qué hotel estamos y como será nuestro alojamiento, de hecho Alfredo (hermano de Ignacio) quería saberlo, así que he pensado que está bien que veas el hotel en el que estamos en Delhi, que la verdad es que es muy bueno. Lógicamente las estrellas indias no tienen mucho que ver con las nuestras, que además tenemos un servicio hotelero en España excelente, aquí la categoría es inferior, pero no mucho. Estamos en el Hotel Suryaa de 5 ***** en Nueva Delhi, la ciudad nueva. es un edificio impresionante, muy moderno.

Las medidas de seguridad para acceder al hotel (y a todos los edificios públicos) impresionan, porque todos los coches son revisados, tanto por dentro, como por debajo, maletero, etc. India tiene serios problemas de seguridad por atentados musulmanes, así que toman muchísimas medidas: ¿Eficaces? Ni de coña, quiero hacer una entrada del Blog sobre las chapuzas indias, pero ya te aviso que las medidas de seguridad se las salta un niño de 5 años. De todos modos no te asustes, estamos muy lejos de todo, solo imagino que serán medidas de seguridad estandar para todos los hoteles grandes del país.

El hotel es muy señorial, un rollo colonial impresionante. Todo es super amplio y decorado de un modo muy indio y un poco británico, es un poco "quiero sen indio", pero para ser elegante, tengo que ser inglés.

Tiene un restaurante espectacular, con una bodega de cristal y varias fuentes y peceras que es una pasada, lo que pasa es que nosotros venimos a pensión completa, y es en el buffet (la manera básica de alimentar a los turistas en este país por que saben que su comida es rara), así que nos vamos a quedar con las ganas de saber como es.

Tambien tiene otra cosa que no vamos a catar, la piscina, que con los días tan buenos que estamos teniendo, dan unas ganas locas de bañarse, pero como no nos dejan ni un minuto va a estar difícil.

La habitación está muy bien, muy amplia con los muebles muy modernos. Es de un estilo mucho más moderno que las zonas comunes del hotel. La cama es comodísima!!!

El baño tambien muy bien, sobre todo por que tiene una ducha de estas que echan muchísima agua, que son una gozada. Algún día cambiaré el calentador de casa para poder tener una como esta, jejeje Que bien está en una zona tan seca tener tanta agua para ducharse. Eso si, con la boca cerradita, que el agua de aquí es caca.

Tiene un mini bar y una cafetera para hacernos el té para desayunar, pero no lo estamos usando, el desayuno es una maravilla y como lo llevamos todo muy organizado, estamos desayunando en el hotel sin problemas.

Y tiene una cosa muy chula, que es un control domótico de los servicios de la habitación, desde la cama puedes poner y quitar el aire acondicionado, regularlo, llama a la housekeeping, apagar y encender todas las luces de la habitación y además te dice la hora en diferentes partes del mundo... ¡Una chulada!

Y nuestro sitio favorito del hotel es el restaurante, por que la comida es muy buena, muy variada, es un buffet, con platos indios, no hay platos internacionales, pero hay mucha variedad, así que nos está sirviendo para probar cada plato, aptendernos los que nos gustan y descubrir los que pican como el demonio.

Los desayunos son igualmente variados, tienes de todo, aquí si hay cosas internacionales, como tortillas, bacon, tostadas y decenas de cosas más de aquí, sobre todo frutas exoticas que están super ricas.

Si alguien temía por nosotros por la comida ya puede desterrar la idea, porque estamos comiendo mejor que de maravilla. La comida india es una delicia y todos la estamos disfrutando un montón, además el servicio es muy majo y casi siempre traen lo que les pides.

Cuando llegamos al hotel nos pareció que era algo antiguo, quizá por el estilo artístico, que para nosotros es poco gracioso y se ve como viejo, pero la verdad es que es un establecimiento moderno y funcional, quizá no sea el cúlmen del lujo, pero si es muy bueno para una visita a la ciudad. Espero que el siguiente sea, por lo menos, como este.

Y bueno, vamos a la comida, que estos días no te he enseñado apenas nada de lo que estamos comiendo, que no es poco. Esto es mi desayuno, para que te hagas una idea, la mezcla de cosas occidentales e indias, pero la verdad es que todo muy bueno. Ellos usan queso para muchas cosas y eso hace que me guste mucho (salvo cuando pica) y suelen abusar de las especias, pero no en el desayuno, así que es una experiencia mejor.

Una gran mayoría de la población es vegetariana, que ya te lo he contado, así que hay muchos platos sin carne que están muy buenos, está super desarollada esta cocina, que nos gusta mucho. Y esos datos sobre el arroz tan amarillos son queso guisado con una salsa suave (ni idea de qué) que está riquísimo. La pena es que ni de broma me aprendo los nombres de los platos.

La base de todo es el arroz y como estamos en el norte-centro del país si que tienen muchas cosas hechas con trigo, como tortitas, chips, etc. La verdad es que lo que no pica está muy bueno, no estamos teniendo problema para comer, siempre hay cosas que nos gustan o que directamente nos entusiasman.

Además tiene en cada momento del día una estación en el buffet "temática", hoy ha tocado comida de Birmania, como ya te imaginarás Javi y yo hemos ido corriendo a probarla ¿Cuantas oportunidades se tienen de probar algo así? Resultado: ¡Pica como el demonio! Madre mia, esto no hay quien se lo coma, los birmanos deben tener el estómago de acero, porque apenas hemos sido capaces de "catar" los platos, que de lo picantes eran imposibles de comer, aunque estaban buenos, lo que alcanzamos a degustar antes de perder el sentido del gusto para lo que nos queda de viaje.

Aquí un plato de cordero y otro de langostinos de la comida esta inflamable birmana. Un restaurante de esta comida tiene poco futuro en España, te lo aseguro.

Y una de las delicias del hotel son los postres, porque los elaboran en la cocina y tienen decenas de pequeñas opciones para degustar muchas cosas diferentes, Sonia se lo está pasando pipa con sus "catas" de postres. Que tiene su propio método, alterna uno conodico que sabe que le gusta con uno nuevo de orden, así va probando cosas mientras sabe que otras seguro que le van a gustar.

Y sobre todo aquí tienes a los locos del Naan, que se han vuelto unos obsesos de estas tortas de pan de trigo que se hacen sobre una plancha caliente y que siempre se sirven recien hechos, son deliciosos, no sé la de bandejas que nos podemos machacar en una cena. Ya vamos pidiendo la sigiuente cuando vamos por la mitad de la que tenemos. La comida india está siendo otra cosa que nos completa muchísimo la gran (y hasta ahora grata) experiencia de este viaje. Y el hotel, que es de lo que va la entrada, lo mismo.

Y te dejo con un video de la vista desde nuestra habitación por la mañana, que no es bonita, pero es muy auténtica de lo que es la India:

3 comentarios:

  1. Anónimo5:45 p. m.

    hola cariño ya veo que te esta gustando la India .
    Nosotros lo estamos pasando muy bien.
    Muchos besos.
    Mari Carmen

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito el hotel chicos. Que comida más rica! ya verás cuando lo vea Alejandro. un besote.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito el hotel, la verdad es que al ver el hotel me quedé alucinado.
    Espero que los que esteis malitos os pongais bien y los que esteis bien no os pongais malitos.
    Saludos

    ResponderEliminar