miércoles, mayo 04, 2011

Fuerte Amber

Me alegro mucho que todavía te quedan ganas de seguir leyendo sobre India, porque ha sido un viaje tan fascinante que cada cosa que tengo que contar supera a la anterior. Así que sigo contándote cosas. Cuando estábamos en Delhi, Rocio decía que echaba de menos las cosas que ella tenía en mente que sería este país. Delhi es una ciudad grande, sucia y nada monumental, nada que recuerde a la imagen romántica de palacios, elefantes, exotismo y que da ganas de conocerla, que hemos visto en todas las películas toda la vida. 

Por suerte si que hemos visto algo de eso en el viaje y no nos quedamos con el ruido y suciedad de Delhi, sino que hemos llegado a esos palacios misteriosos, llenos de encanto y que parece que en cada rincón haya una gran aventura que contar. Quizá el mas esectacular de todos es el Fuente Amber, en Jaipur.

Se trata de un palacio enorme, que ademas es muy escenográfico, desde la carretera al acercarte ves en lo lato este edificio tan bonito y tan impresionante. Todos nos pegamos a los cristales del autocar y empezamos a hacer fotos como locos. Por que está en medio de ninguna parte, no estas en una ciudad y llegas entre otras muchas cosas, sino que vas por el campo y de repente llegas a esto y es como OOooooooohhhh!

Aquí fue donde hicimos la famosa subida en elefante, pero era un sitio tan chulo y lo de los elefantes fue tan divertido (¿Verdad Sonia?) que quería dedicarle una entrada a cada cosa.

Todo el complejo era un gran fuerte, que era la capital del imperio de turno, que a nosotros la historia de India nos es tan lejana que me costaba quedarme con todos los nombres de los marajás, imperios, razas invasoras, etc. Yo me he quedado con lo bonito del sitio. Pues todo el recinto era la ciudad capital, como fuerte militar principalmente, y dentro el palacio real. Lo que hemos visitado y está mejor conservado es toda la parte palaciega del sitio.

Está muy bien conservado, fue construido en el Siglo XVI, todo hecho con piedra arenisca roja, por lo que tiene ese color tan bonito, que yo creo que le da un montón de encanto.

Además es una arquitectura muy propia, es esta la imagen de la que hablaba Rocio, esa imagen de India romántica, monumental, exótica... creo que fue unos de los sitios que más nos gustó a todos, no te exagero si te digo que incluso mas que el Taj Mahal, que este no tiene tanto nombre, pero es mucho mas monumental. Juzga tú mismo por las fotos.



Dime que no miras, cierras los ojos (y abres la nariz) y puedes oler las especias, los perfumes, el agua correr, las flores... escuchar el ruido de las cortinas de seda movidas por el viento... el agua en las fuentes..... este sitio tiene magia.


No es que sea monumental, es que es un escenario, seguro que hay cuentos indios que empiezan con "Hace muchos años en el Fuerte Amber vivía una princesa que..."

Este es uno de los jardines exteriores. Imagina el sitio en silencio y dar un paseo por ese jardín... dan ganas de tumbarse en el cesped, de sentarse a la sombra del templete a leer... Dime que no es un sitio la mar de romántico.


Los capiteles son cabezas de elefante.
Y en la parte cerrada del palacio, los terrenos que sólo estaban disponibles para la corte, destaca este precioso jardín, que era un oasis en medio del desierto. Si ves los muros desde fuera no imaginas que dentro haya un jardín que nos puede recordar al de la Alhambra.





Las paredes todavía conservan el color de la pintura. Todo este corredor se cubría con cortinas blancas que el viento mecía para que no hiciese calor... debía ser una visión alucinante. A veces uno desearía tener una máquina del tiempo para ver este tipo de cosas en su momento de explendor.


Y este es el templete que se ve en el jardín, era el de los espejos, porque todo estaba cubierto de espejos, de modo que si una princesa se levantaba por la noche, con sólo una vela podía iluminarlo todo al reflejarse en cientos de espejos la luz.


Todo lo que ves son espejos pequeñísimos, para conseguir ese efecto en la noche de miles de lucecitas. Me habría encantado poder verlo. Todavía mantienen los espejos casi todas, pero en su momento debió ser una maravilla. 


Las palomas son los únicos habitantes del palacio, aunque seguro que hay un par de fantasmas por allí.

Y tienen esta curiosa forma de refrescarse, levantan las alas para que les llegue el agua que salpica de la fuente. Son listas las pájaras...
Cada paso que dábamos por el palacio nos sorprendía más que lo anteior. El sitio no es sólo magestuoso, sino que además es una preciosidad.
Normal que uno se sienta como un principe o una princesa en un sitio así, el efecto en Sonia, fue hacer que se sintiese como Cenicienta, así que se puso a barrer a ver si venía su principe Ignacio a encontrarla.


Y aqui tenemos a mi principe... (¡Que cursi me ha quedado eso!)


Y es uno de los sitios donde mejor queda ver a alguien con un colorido sari...
Un jardín sobre un lago... con un único árbol que de sombra, con su fuente al centro, flores aromáticas....
Desde lo más alto del palacio se ve un pequeño pueblo que hay cerca, que nació a la "sombra" de la fortaleza. Seguro que por la noche se tiene una vista perciosa de todo esto.
Esta es la muralla que hacía de fortaleza protegiendo los palacios.
Mmmmm hay una paloma que me está vigilando...

Estas eran las casas de las guarniciones de soldados que protegían el recinto.

De un sitio tan evocador de aventuras como este sólo hay una manera posible de bajar, en jeep. Uno que parece sacado de una película de Indiana Jones, para ser exactos.

Como las calles que bajan son tan estrechas, los vehículos normales no pueden acceder, así que la bajada se hace en el jeep. Decenas de ellos esperan a que salgan los visitantes.


Aquí tenemos a Augusto Jones, bajando en jeep por esas calles que nos llevaban a toda velocidad..

Y nosotros, los intrépidos aventureros.
Y de esta manera nos alejamos de una de las visitas más mágicas de todo el viaje. Un sitio con espíritu.





7 comentarios:

  1. Preciosas las fotos besitosssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Muy, muy, muy bonito!!
    Noelia, cuanto tiempo!!

    ResponderEliminar
  3. Manuela, me borré del facebook...y no tengo tu teléfono ni tu email.

    Si quieres aquí tienes email, enviame un correo con tus datos...que si no no podremos hacer ese café:

    nmartiti@gmail.com

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:56 p. m.

    Aahh que belleza !!! gracias por compartir estas bellas fotos con nosotros !! Betty

    ResponderEliminar
  5. Noelia, ya decia yo que no te veia por el facebook. Te mando un e-mail.
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  6. efectivamente es un ooooooooooooohhhhhhhhhhhh, enorme y fantástico !

    ResponderEliminar