martes, septiembre 13, 2011

Comida comunitaria. El Fin del Verano

Todos los años, al día siguiente de la Fiesta de Fin de Temporada de la piscina, tenemos una tradición que es una segunda fiesta, de nuestro grupo, de despedida del verano. Una última comida en grupo en la pradera del jardín. Llevamos ya varios años y es una manera en común de despedirnos de la piscina hasta el año que viene. Después de la fiesta comunitaria, una celebración más íntima.

Pero este año ha pasado una cosa que me ha parecido muy bonita y es que muchos vecinos se nos han unido, sabían que lo hacíamos y también se presentaron con su comida, para compartir con nosotros ese cierre de la piscina. Vecinos que habitualmente no forman parte del grupo, aunque nos conozcamos todos y solemos hablar, pero no tenemos tanta confianza. Lo chulo ha sido que nos hayamos unido todos y cuando bajamos Javi y yo ya estaban montando ellos mesas, nos dijeron que nuestra idea era muy buena y que querían también participar, que como habían sobrado cosas de la fiesta de la noche de antes teníamos cosas para utilizar.

Así que hemos vuelto a tener otra fiesta en toda regla. Otra vez el desfile gastronómico de platos de toda clase, de nuevo cada vecino con su mejor creación. Y lo que íbamos a ser 20 terminamos siendo más del doble. Yo que ya sabes que soy muy ñoño para estas cosas me pareció muy bonito ver a todo el mundo llegar con su plato de comida para compartir, porque ya no era algo oficial, no es algo organizado, sino algo espontaneo y porque te apetece hacerlo.

Salvo en el caso de Encarnita, aquí en primer plano de verde, que le dimos tanta, pero tanta lata el día de antes con que nos hiciera Ajoblanco, un plato típico cordobés, que al final nos dio el gusto y se presentó con un tapper y me encantó, de hecho terminé embuchado de todo el que bebí.


Estas son las migas que preparó Patricia, la madre de Pilar.
Que yo que soy un loco de las migas me encantaron.

Cada uno bajaba lo que le apetecía, como estos champiñones de Pilar Strasse que estaban super ricos, tortillas de patatas, frutos secos, boquerones en vinagre, patatas fritas, embutido, etc. No es nada formal, así que cada uno lo que tenía en casa, como para algunos fue improvisado nos encontramos con litros y litros de bebidas.

Igual que el sábado las estrellas de la comida fueron las tortillas de patata, hoy han sido las paellas, nos hemos encontrado en un momento con 5 paellas y ya te puedes hacer una idea que estaban riquísimas! Con lo que me gusta a mi el arroz, ha sido una delicia probar tan diferentes.


Y este fue nuestro plato, que el sábado no pudimos bajarlo porque no nos dio tiempo, pero hoy si, se trata de rollos de hojaldre con queso y bacon y otros 4 quesos. Tengo que reconocer que caso todo el trabajo lo hizo Javi, aunque yo llegué justo a tiempo para salvarlos, porque hubo un malentendido de la receta al meterlos en el horno y casi no salen bien. Pero al final salieron deliciosos y son un plato de lo más vistoso y eso que son super fáciles de hacer, a todo el mundo le encantaron. 

Un picnic en toda regla....
Rollitos de queso con salmón ahumado y sobrasada con queso de Anita.

De todo para todos...

Y sobre todo de todo para los niños, que son los que suelen comer más y mejor en estos casos porque todos nos volcamos con ellos. Pibona hasta preparó un perolón de pasta especial para los niños. Y también una versión para adultos, con una salsa hecha con una reducción de calabacines que estaba deliciosa....


Durante el inverno muchos de nosotros no nos vemos, si no coincidimos sacando al perro o tirando la basura, después de vernos día tras día en la piscina, vamos a pasar mucho tiempo sin convivir, así que me parece muy chulo haber tenido esta despedida del verano con todos.


Pibona preparando el postre.

Hasta una vecina vino y nos regaló una Tarta de Santiago.

Y Paco y anita bajaron tambien un flan de limón que me encantó por que no era dulce, sino que tenía el ácido del limón, cuando debería ser un postre dulce.

Y tenemos una tradición que es que la piscina no se cierra hasta que Pilar cae el agua, todos los años intenta evitarlo, pero este año tenía que ser, así que entre unos pocos la quitaron todo lo que llevaba para evitar que la tirasen (movil, gafas, cartera y hasta una tele portatil) y....



Y no pudo evitarlo... me muero de risa cada vez que veo el video....
Y no fue la única, la socorrista Doris también terminó en el agua.


Esta es la última foto del verano 2011 en los Altos de la Valdavia. Para nosotros el verano no termina, con el próximo viaje a Isla Mauricio, donde tendremos más sol, más verano y más piscina. Pero de nuestra querida temporada de piscina, esta es la última foto cuando empezaba a anochecer, porque como todas las noches del verano, hemos sido nosotros los que hemos estado los primeros y hemos salido los últimos de la pradera. El año que viene volveremos ¡Que ya sólo quedan 9 meses para que la reabran!




2 comentarios:

  1. Me encanta vuestras fiestas comunitarias y las fotos y los videos muy buenos, besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Que cabrones........ mira que putear a MariPili!!!!!! Desde luego que os lo pasáis pipa!!!!!!! A ver si pones la receta de vuestro plato, que tiene una pinta genial!!!!!!'

    ResponderEliminar