viernes, septiembre 30, 2011

Templo Hindú del Lago Grand Bassin

Cuando el dios Shiva sobrevoló con su diosa Parvatti Isla Mauricio, se enamoró de su belleza, de modo que derramó gotas del río Ganges, que llevaba sobre su cabeza, así nació el lago sagrado de Grand Bassin o Ganga Talao , el mayor lago sagrado para los hindúes fuera de la India. La mitad de la población de Mauricio es de religión hindú, por lo que el día del dios, en Febrero se reúnen más de 500.000 personas para celebrar su fiesta en este lago bañándose y purificándose. Para los hindúes es como si fuese el propio Ganges (aunque aquí no les dejan hacer muchas de las cosas que si hacen en India).

Durante todo el año el lago es centro religioso para las familias hindúes que se reunen allí para rezar y hacer ofrendas. No es que sea un gran destino turístico, porque no es muy conocido, pero para nosotros ha sido una de las visitas más chulas de la isla. Desde luego para nosotros es muy recomendable porque es muy interesante, incluso para nosotros que ya visitamos la India hace unos meses, hemos podido volver a ver la expresión religiosa hindú, con todo su colorido y actividad.

Todos los dioses principales están representados en torno al lago, justo al templo principal a Shiva.

Todo esto nos recordó muchísimo al viaje con Sonia e Ignacio a India, que fue un viaje chulísimo, que vimos un sitio tan diferente e interesante, que esto nos ha hecho tener un fashback a aquel viaje. 




Si quieres visitar Isla Maruicio te recomendamos:
Hoteles para reservar más barato online www.hotelmania.com.es y pagar al llegar.
Comparador de vuelos flightsmania.com

Alquiler de coches en Isla Mauricio  (Click aquí)
Aeropuerto de Mauricio (ver)    Port Louis  (ver)    Curepipe  (ver)  Grand Baie  (ver)
Oficinas de alquiler en hoteles de la Isla en los siguientes hoteles:
- Hotel Le Mauricia (Click aquí)  / Hotel Trou Aux Biches  (Click aquí) /  Hotel Ambre  (Click aquí)  /  Hotel Hilton Mauritius (Click aquí)  - Hotel Berjaya  (Click aquí) /  Hotel Coin de Mire  (Click aquí) /  Hotel La Palmeraie  (Click aquí)  /  Hotel La Plantation  (Click aquí)
- Hotel Le Paradis   (Click aquí)/  Hotel Le Victoria    (Click aquí)/  Hotel Royal Palm  (Click aquí) /   Hotel Sands (Click aquí)- Paul & Virginie Hotel   (Click aquí)/  Veranda Grand Baie Hotel (Click aquí)

Y el Dios Mono, que cuando estuvimos en India fue su cumpleaños y la gente lo celebraba por las calles.



Los hindúes no tienen misas según el concepto occidental de la religión, en general en las religiones orientales se expresa y vive la religión de un modo diferente. Aquí las personas se reúnen para relacionarse con sus dioses a su manera, en público, pero cada uno a lo suyo.

Era muy interesante ver como hacían las ofrendas con agua del lago.

Rezaban a cada Dios y le hacían ofrendas de incienso y fruta.

No entramos dentro del templo, por no descalzarnos.


Esto es lo que la mayoría de la gente dejaba para los dioses después de rezar.
Y estas señoras rompían cocos y los ofrecían a las aguas a modo de ofrenda. 


Y luego estaba el lago en si, que tenía un paseo que lo recorría para ir a otros templos, todo el lago está rodeado de otros templos a otros dioses.


Como todo el mundo va al lago a hacer sus ofrendas de comida, el lago está lleno de peces.

Y si te vas fijando, en el agua también encuentras otras ofrendas más materiales para los dioses.


Y fuera estas piezas de cerámica que se usan para quemar incienso a modo de ofrenda, es curioso que nos las hemos encontrado en el arrecife de coral.





Y por supuesto la vaca sagrada.



Y espectacular la gran estatua de Shiva, sobresale en el bosque que te deja impresionado.
Mide 30 metros de alto y está hecha de bronce.



Y el momento divertido de la visita ha sido cosa de los monos. Como si fuese la misma India, tienen un grupo de monos viviendo en el lago, en torno a los templos. 

Se ve el miedo en su mirada...

Los monos están en libertad allí y se alimentan de las ofrendas de los hindúes.


Los monillos tan graciosos como siempre.

Y el mejor momento, que más nos hemos reído es que estábamos tan encantados con los monos que Ana ha dicho que llevaba una lata de cacahuetes de las que hemos comprado aquí (¡Deliciosos!) y ha echado mano al bolso para sacarla. Los monos han entendido perfectamente que se trataba de darles de comer y todos ha venido hacia nosotros corriendo....
Sali y Ana han salido corriendo perseguidos por una horda de monos hambrientos...
Al final la lata se la he dado yo y hay fotos y un vídeo muy buenos sobre el rato que hemos pasado dando de comer a los monos, pero hasta que no volvamos a Alcobendas no los podemos sacarlo de la cámara de video, prometo que haré una entrada para que veas el video de los monos.






Y termino la entrada con la foto que más me gusta de la visita, me pareció que esta pareja expresaba mucho en ese momento y la foto me parece muy bonita, espero que te guste:





1 comentario:

  1. Que imagenes más bonitas, y que espectaculo tan chulo.
    Desde luego verlo en directo, tiene que ser apoteosico.

    ResponderEliminar