sábado, octubre 15, 2011

Despedida de Mauricio

Con las ganas de darte la sorpresa de que nos íbamos a Dubai, el último día no te conté nada de lo que hacíamos en Isla Mauricio.Y es que no quería hacer ninguna entrada del Blog que sonase a despedida, porque como nadie sabía que nos íbamos de la isla, debías creer que todavía nos quedaban días de playa. Ni nuestras madres, ni hermanos, ni amigos podíais saber lo qué tramábamos, así que mantuve el tono de normalidad contando cosas, pero el último día había cosas que contar que quiero meter en la narración del viaje, aunque ya haya terminado, ha sido un viaje memorable, realmente.

Tengo una entrada que te va a sorprender para pronto, con las cosas que hemos rescatado del fondo del mar en Mauricio. Para mi he sido fantástico poder pasarme horas dentro del agua, viendo las maravillas del arrecife de coral. Esta foto me gusta mucho, es de la ultima mañana que quería despedirme de los peces y me fui solo a hacer snorkel y Javi me pilló en el momento de sumergirme con las aletas por fuera, me parece una foto muy simpática.

Laura y Ruben, la gran sorpresa de este viaje. Los pocos días que hemos pasado juntos han sido realmente intensos y divertidos. Por supuesto sin olvidar la Boda y las fotos divertidas. Pero no te he contado nada de lo cotidiano de nuestra estancia con ellos. En la playa nos lo pasábamos genial con Ruben, porque tiene un inglés fluido y absolutamente inventado, así que volvía loco a los vendedores que no sabían en que idioma les hablaba, él le ponia el eishon a todas las palabras al final y eso era hablar el ingles "Me gusteishon tu caracoleishon" a los vendedores de caracolas... risas aseguradas.

Y es que no te imaginas como he echado de menos este mar, este color, esta luz. Mauricio no es ese paraiso de postal que te venden los catálogos de viajes, pero si que es un destino fascinante, interesante y diferente. Esta playa me ha cautivado, porque te digo que si volviera sería a este hotel y esta playa, no a otro.

Y es que he descansado, como no te imaginas, no recuerdo otro viaje tan relajante como este, justo lo que necesitaba ¡¡Me he leido 7 libros en dos semanas!! Es que no ha podido ser mejor para todo el estress que arrastrábamos con la salida de Tripmania.

Voy a echar de menos los safarís por la playa a buscar animales cuando bajaba la marea.
Que te podías encontrar cualquier cosa, como esta preciosa morena entre las rocas.
Javi ha transmutado en este viaje a otra raza, lo suyo no ha sido ya ponerse moreno.
Y bueno, yo sigo en la misma raza, aunque bueno he cogido mi colorcillo. Ya echo de menos estas preciosas puestas de sol sobre el Oceano Índico.
Y como el último día no teníamos ya comida incluida en el Hotel Trou Aux Biches, Javi ha cumplido su palabra y me ha llevado a probar la comida china de Mauricio, que el siempre come en McDonalds en todos los países y a mi me gusta probar la cocina china, que normalmente no tiene nada que ver con la comida china española (el McDonalds siempre es igual).

Hemos ido al Restaurante La Pagode, que está en la zona de Grand Bay, al norte de donde estaba nuestro hotel y donde está el Hotel Le Mauricia, que es hotel al que se han ido Laura y Ruben. Ellos vinieron al Trou Aux Biches porque era donde se celebraban las bodas, pero se iban a alojar en otro de la misma cadena.

Pero cuando han llegado al Hotel Le Mauricia han salido escopetados, es lo malo que tiene probar un hotel muy bueno y luego irte a otro, que las cosas no son iguales, este es de 4**** y el que estábamos era de 5***** gran lujo y claro, la diferencia es abismal. Sobre el catálogo en la agencia todo era muy bonito y seguramente si hubiesen llegado directamente a ese hotel les habría gustado, pero tras probar el otro, el que estaban ahora no les gustaba, así que lo han arreglado para volverse a terminar su Luna de Miel en el que nos conocimos.


Les hemos querido dar la sorpresa y nos hemos llevado a la comida la iPad para enseñarles la entrada del Blog de su boda, que ellos sabían que lo iba a publicar, claro, pero no habían visto las fotos. Te puedes imaginar la ilusión que les hizo.

Y bueno, un restaurante chino es un restaurante chino. En cualquier parte del mundo los motivos se parecen, lo chulo de este es que al estar en este clima tropical no tenía pared por delante, por lo que se comía como si fuese una terraza con vistas al mar.

Y la comida si que es diferente, esto es lo que se entiende en Mauricio por un rollito de primavera. No es un hojaldre como en España, sino un rebozado y frito.
El arroz si es parecido, aunque el grano no está tan suelo como el nuestro, sino más en masa y lleva más cosas, es menos arroz. En Estados Unidos tambien lo hacen así y en otros países de Europa, se ve que es en España donde lo hacen más diferente.


Si quieres visitar Isla Maruicio te recomendamos:
Hoteles para reservar más barato online www.hotelmania.com.es y pagar al llegar.
Comparador de vuelos flightsmania.com


Oficinas de alquiler en hoteles de la Isla en los siguientes hoteles:


Laura ha estado probando el uso de los palillos y cachondeo aparte, tengo que decir que lo ha hecho rápido con mucha destreza.
Los platos de carne con trozos grandes, que tampoco es normal en España y es que imagino que estos platos se adaptan mucho mucho al país, porque en China no hay tomates,así que... podemos creer que tanto esta como la nuestra son cocinas parecidas a la china.


En pollo al limón que en España siempre va rebozado, aquí va a la plancha solo con la salsa.

Y bueno, una sabrosa despedida de Mauricio, poder irnos habiendo probado la comida china de esta isla. Y toca despedirnos de Laura y Ruben, aunque esperamos que no por mucho tiempo, ya que hemos hablado de reunirnos en Alcobendas para la fiesta de Halloween de este año. Que lo van a intentar arreglar, ojalá puedan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario