jueves, octubre 20, 2011

Restaurante Levantine - Hotel Atlantis The Palm

Ya voy a terminar con la narración del fantástico viaje que empezó con la boda de Sali y Ana, con alguna cosilla que me quedaba en el tintero, como la cena que nos dimos en el Restaurante Levantine. La cocina árabe es muy parecida en todos los países, tienen una base común de materias primas y formas de prepararlas y desde Marruecos a Turquía puedes comer prácticamente las mismas cosas y preparadas de la misma manera. Que sé que decir esto así es simplificar mucho las cosas, porque luego hay localismos y regionalismos en la gastronomía como en todo lo demás, pero no existen restaurantes tunecinos muy diferentes de los egipcios o de los kuwaities. En general se habla siempre de cocina árabe para todos los países. Con una excepción, la única gastronomía diferenciada y reconocida de entre todos ellos, que además se considera la comida más exquisita y todos los restaurantes de lujo que hemos visto eran de este tipo, son los Restaurantes Libaneses.

Hoy te cuento nuestra experiencia en Dubai, en una cena en el Restaurante Levantine, un libanés dentro del Hotel Atlantis. Dentro de toda la oferta de cenas del hotel, quisimos probar algo diferente y aunque hay un restaurante español, nos apetecía más probar algo diferente y sobre todo por que estábamos en un país árabe, y era comida para árabes, sería una cocina más auténtica.



Como todo en el Hotel Atlantis, el restaurante es impresionante desde la misma puerta. Con un bar para tomar copas, a un precio totalmente prohibitivo, como todo lo que tenga alcohol. Me encanta cenar con vino, pero durante la estancia en Dubai ha sido un sueño irrealizable, no te digo ya pararnos a tomar unas copas, para esto si que habrá que pedir una hipoteca para pagarlas. 

Esta ha sido nuestra primera experiencia en un restaurante libanés, te enfrentas siempre a algo así con un poco de miedo, por no saber los usos sociales que habrá, que costumbres, qué y cómo comerán, etc. Que seguro que hay algún camarero encantado de ayudarte, pero te mueres del corte, como comer con palillos en un restaurante asiático. Con el agravante de ser un sitio tan elegante, que siempre intimida. Uno quiere hacer las cosas bien y ser un buen invitado.

En general la cocina árabe me encanta. Esa mezcla de especias y sabores suaves, los vegetales y sobre todo los aromas de la comida hacen que sea una de mis favoritas, aunque es bastante difícil encontrar sitios donde comer bien, han sido todo arrasados por el concepto de los Kebab. Detrás de casa, en Alcobendas, hay un restaurante de Azerbaiján yera un sitio fantástico para probar platos de ese país, ahora es para ir a por un kebab para cenar mientras paseas al perro. Así que esta cena nos la hemos tomado como una oportunidad para tener una nueva y buena experiencia culinaria.



Por las fotos ya te haces una idea que es un sitio muy chulo, muy elegante y muy bien decorado. Con espacios para socializar después de la comida, imagino que con las cachimbas. Los libaneses tienen un concepto diferente del uso de las cachimbas, mientras que en otros países es sólo para hombres, para los libaneses es un acto social y familiar, todos los sexos y todas las edades mezclados fumando, es el país donde más costumbre hay. El 44,5% de los niños menores de 14 años libaneses han probado el tabaco de la cachimba. Que por cierto, tampoco es tabaco como el de los cigarrillos o puros, es un tabaco mezclado con miel, frutas, etc, más aromático que adictivo.


Aunque yo esperaba una experiencia muy árabe, la verdad es que casi todos los comensales del restaurante éramos occidentales. Imagino que a todos nos atraía probar un sitio diferente.


Como aperitivos nos pusieron altramuces, que en Córdoba se llaman chochos (¿En el resto de España también?). Imagino que será una aportación cultural árabe, porque son muy comunes para comerlo, como las pipas, sobre todo en verano, nunca lo había tomado así, pero al ver venir el plato lo asocié rápido. De hecho el nombre procede del árabe at-turmus.


Aunque personalmente me cuesta asociar la cocina árabe o libanesa con el pescado, por que nunca lo había visto, aquí si que tenían bastantes platos con ellos y exponían el pescado fresco. Imagino que el Líbano, por su apertura al mar si debe tener más tradición pesquera que otros países.

Nos hemos pedido menús de degustación, ya sabes, siempre es la mejor opción cuando no tienes ni idea de como son los platos, así te arriesgas, pero por lo menos la elección no es culpa tuya. Eran 4 platos, los que ves en la foto, dos de ellos diferentes tipos de humus (crema a base de garbanzos) que me encantan, de hecho me los comí yo, porque Javi no es muy amante. Él se comió el plato de abajo a la derecha, el rojo, que era una especie de pisto, muy bueno tambien y el otro plato era una ensalada, por llamarlo así, porque era alguna clase de queso fresco muy picado mezclado con vegetales y especias, delicioso.

Y una ensalada muy mediterranea.
También unos aperitivos calientes, rellenos de carne y vegetales. Más del estilo de Javi que del mio.
Ternera, cordero y pollo preparados a la parilla, macerados, deliciosos! La cena es bastante ligera, las cantidades bien, justo, no te sobre ni te falta. No es un buffet de esos mortales que hemos estado, al contrario, una cena de las que te sientan de maravilla.

Y terminamos con unos dulces árabes, a favor, que son poco dulces, no son empalagosos y tienen muchos frutos secos, en contra que terminas siempre con los dedos manchados, jejejeje

Y un toque de fruta...

Y una de las mayores tradiciones árabes en los social es la Danza del Vientre. Durante la cena había una chica actuando en varias ocasiones. Que siempre me ha sorprendido que una de las culturas más represoras con la mujer tenga como parte de su folclore una de las expresiones artísticas más sensuales. ¿No es un contrasentido  Que vistan a sus mujeres con sacos de pies a cabeza y luego las actuaciones sean tapando poco y insinuando más....

El origen de este baile es muy controvertido, no tiene un origen concreto, sino que es posiblemente una mezcla de bailes tribales africanos, con bailes rituales religiosos y el dejar el vientre al aire, seguramente venga de una tradición del bailar así buscando la fecundidad. Es difícil estudiar su historia, porque como el Islam prohíbe la representación de la figura humana, no se conservan registros de las tradiciones.

Lo curioso es que está socialmente aceptado cuando se actúa para hombres, pero cuando la actuación es pública, como en nuestro caso, para hombres y mujeres, los más conservadores lo consideran de mal gusto y en algunos países se ha pedido la prohibición. Para que las mujeres no puedan mirar a mujeres...

Tambien existe la versión masculina de la danza del vientre, pero es muy poco común, se reduce a Turquía. Los movimientos eran los mismos y se consideraba un movimiento relacionado con los travestís  aunque si que era socialmente aceptado. Luego se volvieron más conservadores y casi se perdió, ahora ya se ha puesto de moda y ha tenido su expansión.

Personalmente no me atrae demasiado, me pareció bonito y original, pero no es una expresión artística que me guste demasiado. Me ha gustado tener la oportunidad de verlo, pero no iría a ver una actuación en Madrid. Bueno, sólo si bailan amigas -)



Y unos vídeos de la actuación:




Y una pequeña sorpresita al llegar a la habitación es que nos habían dejado una cesta de fruta y un montón de botellas de agua como detalle.


Y por si te animas: Restaurantes Libaneses en Barcelona y algo de cocina árabe: Restaurantes Árabes en Madrid    Restaurantes Árabes en Barcelona    Restaurantes Árabes en Valencia    Restaurantes Árabes en Málaga

5 comentarios:

  1. Pues sí, yo también los conozco como "chochos" o altramuces. Un saludo desde Barcelona ;-)

    ResponderEliminar
  2. Me parece que con lo abierta que está últimamente la banca a la hora de prestar dinero, es seguro que no tengas problema en que te concedan un préstamo para tomarte "esas copas".

    Pregunta en "tu oficina bancaria"... que ya verás cómo no hay ningún impedimento, JAJAJAJA !!!!

    Y a los altramuces, sólo los conocía por ese nombre

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Mmmmmm vamos uno a chochos y otro no... interesante.

    Me imagino la cara del director pidiendole dinero para irme de copas a Dubai... jijijijiji Como para el Bolso de Louis Vuitton de Sonia :-D

    ResponderEliminar
  4. Manuela4:11 p. m.

    Buenasss!!! después de leer toda vuestra andadura por Dubai ya estoy en disposición de comentar esta parte de vuestro viaje .... "una pasada"!! Por cierto que calladito lo teníais.
    Tanto hoteles, restaurantes, centros comerciales, edificios, etc. etc. no se puede ser mas de lo mas ... que de los lujos, lujosos!!
    Yo me he tenido que conformar con una ofertilla de última hora (ya sabéis este año ha habido boda) eso si, estoy de un moreno que le hago la competencia a Javi, jijiji

    Un besazo guapos!!

    Por cierto yo también conozco los altramuces por los dos nombres.

    ResponderEliminar
  5. Hola Manuela!

    Lo de Dubai ha sido una pasada, queriamos daros la sorpresa, que como todo lo casco, siempre anuncio los viajes y esta vez queria dar la sorpresa de un destino tan chulo sin que nadie supiese nada.

    Me gustaria ver ese moreno al lado de Javi, que yo creí que no le dejaban salir de Mauricio porque era un negrito que se escapaba.

    He hablado con Natalia esta mañana y al final no pueden venir, sniiffffsss se lo habrian pasado pipa en Halloween :-)

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar