lunes, octubre 10, 2011

Restaurante Saffron Hotel Atlantis, Dubai

Dubai está cambiadno nuestra escala de como de grandes pueden ser las cosas. Hoy hemos ido a cenar al Restaurante Saffron (Azafrán) en el Hotel Atlantis, donde estamos hospedados, porque hemos hecho la reserva con Media Pensión, que así sale más barato. El hotel tiene 16 restaurantes, desde 3 Estrellas Michelín (un restaurante español, por cierto, del cocinero Santi Santamaria, que iremos cuando vengamos con Sonia e Ignacio) hasta hamburguesas en la piscina y tiene dos buffets, uno más occidental que se llama Kalidoscope y otro mas oriental que es Restaurante Saffron, que es al que nosotros hemos venido, ya sabes que nos gusta experimentar cosas diferentes.

Nosotros hemos visto los grandes buffets de Las Vegas (sobre todo el Bellagio y el Wynn) y creíamos que eso era lo más grande que se podía hacer, pero lo que hemos visto hoy nos ha hecho cambiar de idea, había tanta, pero tanta tanta comida que llegaba a parecer algo inmoral. No sé ha sido una sensación rara la de que hubiera "exceso" de comida. Cuando se supera la medida humana en algo así se hace un exceso y yo en esto me aprendí muy bien la lección de mi abuela de que la comida nunca se malgaste. La sensación era de que era imposible comerse toda esa comida, de que sobraba. Además, es política del hotel (y es muy buena en realidad) que la sensación sea que siempre está todo completo, es decir que si tu ibas y cogías un rollito de primavera, iban corriendo y lo reponían, para que la bandeja de los rollitos estuviese siempre totalmente completa, así que veías todas las bandejas siempre, nada a medio terminar y por supuesto ninguna bandeja vacía, ni siquiera las cosas con más demanda como las ostras o las langostas se acababan nunca. 

Hemos comido como nunca, genial, la variedad te deja sin palabras, tantas cosas que ni conocía, pero una sensación de hartazgo enorme, demasiada comida. Para que te hagas una idea mira sólo los tipos de panes que había:

Y empiezo por el final, para que veas parte de los postres, porque el restaurante se organiza por isletas donde preparan cada tipo de comida y luego isletas temáticas, como la de antes del pan, otra de bebidas o esta de postres. Como te decía siempre todas las filas llenas, no dejaban que se viese en ningún momento hueco, para transmitir la sesación de que comas con calma, que siempre habrá de todo.

No, no los he probado todos, imposible, había decenas de tipos de dulces diferentes.

Manzanas caramelizadas, dulces árabes, dátiles y todas las frutas imaginables.
Y luego las brochetas de dulces, de esponjitas o fruta y luego tarifa plana de gominolas.... a nuestro lado había sentadas dos niñas solas que han hecho toda la cena a base de gominolas.
Y es que las brochetas eran para esto, una fuente de chocolate tal alta como yo!!
Mira que tarta de chocolate, una obra del arte.
Y luego isletas por tipos de cocina, una oportunidad única de degustar platos de otros países, como estos de cocina vietnamita. Ni me preguntes que eran las cosas yo miraba la comida y a la gente servirse para saber qué tenía que hacer, porque nunca había visto la mayoría de las cosas.

La isleta estrella era sin duda la de cocina japonesa, era la única que siempre tenía cola de gente por que preparaban el sushi en vivo y era super fresco, el pescado sin congelar y con un sabor... mmmmmm Una oportunidad única, fuera de Japón de comer algo así de bueno.

Cantidad de marisco fresco, incluso crudo como langostas, mejillones, langostinos, percebes, etc.
Y por supuesto tarifa plana de ostras, todas las que quisieras, super frescas.
Esta es mi isleta favorita, la de cocina tailandesa, porque tenía una variedad enorme de platos fresco, además la habían orientado como la isleta de cocina vegetariana, por lo que eran todos cosas ligeras con ese toque especiado y con frutos secos de Tailandia. Otro destino a considerar para un viaje, en cuanto Sonia nos perdone por habernos venido sin ellos.





Platos chinos al vapor. Había dos isletas completas de cocina china, imagino que una más orientada a los gustos de China y otros a los de Hong Kong y Taiwán.
Y estas cosas tan chulas eran los platos de cocina árabe, platos suaves, especiados, pero no picantes. Me gusta mucho la gastronomía de aquí. Y es una pena porque en España es una cocina muy desconocida, incluso aquí con el rollo de ser internacionales puedes comer antes platos de Nueva Zelanda que del propio Emiratos Árabes Unidos.
Muchos cocineros preparando todo el tiempo los platos, porque además el sitio era tan pijo, que te preguntaban si querías servirte tu mismo o tener un asistente, nosotros nos servimos nosotros mismos, pero la familia del al lado si cogió el asistente y era un chico que iba contigo y le ibas diciendo que platos te gustaban y él se encargaba de llenarte el plato y llevártelo a la mesa. Demasiado para mi....






Lo malo de estos sitios con tanta comida que lo que quiero es probarlo todo.. ya! así que al final te llenas el plato de una cucharadita de cada cosa para irlo probando todo y cuando ya sabes lo que te gusta.. estás harto de comer... en mi caso 4 platos... ¡Que barbaridad!
Mi plato de comida japonesa.
Y el sitio muy grande, con mucha gente, pero con la sensación de que la comida sobraba, que había demasiada, ya te digo que al salir Javi se sentía culpable de estar en un sitio con tanta comida a tu disposición. Aunque quiero pensar que nada se tira, que imagino que la comida será para los trabajadores luego.




Si no vienes con Media Pensión el precio del buffet son 37 Euros por persona, que no es que sea tan barato como Las Vegas, pero es algo asequible, sobre todo porque es la oportunidad de probar cantidad de cosas y comer a placer.


9 comentarios:

  1. Anónimo3:44 p. m.

    Interesantisimas las ultimas entradas. Tendre que romper mi promesa de no gastar un solo dolar en paises musulmanes.
    A ver si pones alguna foto relaccionada con el Real Madrid y no solo con el Barca.
    Un abrazo
    Agustin

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:22 p. m.

    Estoy alucinada !!! Dios la mesa de postre !! quiero estar alli comiendo hasta morir !! jajajaa.. el mall es increible !! chicos los envidio !!

    ResponderEliminar
  3. Perdon aprete el boton sin querer el anonimo anterior soy yo jajajaa

    ResponderEliminar
  4. Sonia G5:41 p. m.

    Ahí va Ignacio y lo arruina!! je,je Teniais que haber avisado de que nosotros tal vez vayamos y que vayan subiendo el precio porque con Ignacio pierden dinero.

    ResponderEliminar
  5. Hola Agustín!

    Merece la pena gastárselo, la verdad. Hay veces que las ideas hay que guardarselas para disfrutar más :)

    Yo lo que me encuentro por el mundo y en Dubai gana el Barça.

    Un abrazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  6. Hola Betty!

    Sabía que ponía el de postre el primero porque impacta más y los dulces llaman mucho mas la atención que los platos de comida jejejeje Ellos tambien lo saben, porque era lo primero que te encontrabas al llegar al buffet.

    Un abrazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  7. Hola Sonia!

    Dile a Igna que no era capaz ni de probar sólo un poquito de cada cosa que tienen, es algo inimaginable. De todos modos como vamos a ir...

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  8. Joooo, no me falta na de na, para que me caigan lagrimones. Yo quiero ir ahí; yo quiero disfrutar, al menos mirando, en el Dubai MAll. Como en el Facebook: "Me gusta","Me gusta","Me gusta". Entre el que tengo en Washington, contándome cosas cada vez que hablamos y vosotros, buahhhhh, voy a llorar. A esto no hay derecho.

    ResponderEliminar
  9. ayyyyy eso es el paraiso de los dulces!!!! Madre mía que variedad...hay es dificil elegir!!!!

    jajajaa

    ResponderEliminar