martes, noviembre 15, 2011

Restaurante Almudaina

Seguimos probando restaurantes con solera de Córdoba y esta vez le ha tocado al Restaurante Almudaina, un restaurante de toda la vida que está entre la Mezquita y el Alcazar de los Reyes Cristianos. Así que creo que es un sitio perfecto para una comida cuando se visita la ciudad, ya que está a un paso de los principales monumentos. Nosotros seguimos visitando para conocer los restaurantes de la Guía de Restaurantes de Córdoba que hemos hecho para el portal de Reserva de Restaurantes. Es una manera de mezclar el trabajo con el placer que nos ayuda a conocer sitios nuevos y así podemos hablar de ellos y darlos a conocer.

El edificio data del siglo XVI construído por Leopoldo de Austria, obispo de Córdoba y tío del Emperador Carlos V. Ahora es propiedad de Edelmiro Jiménez Rojo, que ejerce de director de la cocina donde se mezclan los platos más creativos con los más tradicionales de la gastronomía cordobesa.Aquí puedes ver la web del Restaurante Almudaina en la guía.

El Restaurante Almudaina tiene 7 salones, son pequeños espacios íntimos, se nota que es la adaptación de un antiguo palacio, es similar a las Bodegas Campos. Son salones clásicos, decorados con elementos tradicionales de los patios cordobeses, es un sitio con mucha solera y se nota, recomendado por todas las guías de restaurantes.

De precio es medio/alto, hay un menú de tapas de 20€ para probar las típicas cordobesas y si quieres un buen menú degustación para cenar son 50€ por persona. Puedes ver aquí el Menú del Restaurante Almudaina con los precios para hacerte una mejor idea. Nosotros, como buenos cordobeses hemos pedido los platos típicos cordobeses Salmorejo cordobés (8€) y Berenjenas fritas con miel de caña (8,75€).
A la entrada hay una bodega donde tomar algo, sobre todo vinos, ya que el restaurante tiene una amplia bodega de vinos españoles, sobre todo de Rioja y cordobeses. La carta de vinos es amplia y están bien de precio, no se pasan.

Al centro un patio típico cordobés cubierto por una vidriera emplomada y lleno de plantas. Es precioso. Imagino que cuando uno vive en la ciudad no se fija en estas cosas, porque habré pasado por delante de este sitio cientos de veces, pero ni me había fijado, ahora me parece una pasada.



Y esta es la carta del restaurante, hecha de cuero repujado, una técnica típica de la ciudad.


Para empezar panes en "telera" y aceite de oliva virgen, de primer prensado en frío.

Para la comida nos hemos pedido un Enate Cavernet Souvignon y Merlot, un vino tinto Somontano que nos gusta mucho, un vino fuertecito para acompañar las carnes que nos hemos pedido.Y ahora con el viaje de la semana que viene a Huesca, como se ve de otra manera haber bebido este vino el fin de semana.

El sitio no es que estuviese vacío, sino que por respeto siempre espero a que todos los comensales se vayan para hacer las fotos. Estaba casi todo lleno, eran muchos extranjeros, porque hay hoteles cerca y se fueron pronto. Era un salón muy chulo, decorado clásico para mi gusto, pero es lo que se espera de un sitio tradicional.




Uy! Si salgo en elBlog!

Mis chicos. Por que a Sole siempre la digo que es "mi mejor amigo" y se enfada, jejejeje
Ooopps! Se me escapó...

Y aquí nuestro salmorejo para empezar, que se echa de menos. Es un plato muy sano, porque tiene un secreto, uno de los mejores ingredientes del tomate es el licopene, un potente antioxidante, pero es de muy difícil absorción, sólo se absorbe en presencia de grasa, para eso es el aceite de oliva. Te puedes comer tres tomates y extraer el mismo antioxidante que de medio vaso de salmorejo cordobés.

Y otro plato típico, las berenjenas rebozadas con miel de caña, que tambien se pueden usar para dipear el salmorejo, es la combinación perfecta.

Y los tres teníamos el día carnívoro. El Restaurante Almudaina tiene una buena carta de pescados, pero los tres nos decantamos por las carnes. Yo un Entrecot con setas y salsa de trufa.

Sole por un Solomillo de buey con foie y reducción de Pedro Jiménez.

Y Javi...

Y nuestra guapísima Sole, que esta ya de los nervios pensando que en menos de dos meses estaremos en Miami Beach. Ella vino a Miami la primera, cuando compramos la casa, pero no ha vuelto desde entonces, no ha visto la reforma, los muebles nuevos, etc. Y como a todo el mundo, Miami la ha enganchado. Además este viaje va a ser muy chulo por pasar unos días en Los Angeles, que hace ya tiempo que no vamos y Las Vegas, que hace menos, pero ya sabes que estamos enamorados de esa ciudad.

Javi, como siempre adicto a los sorbetes para postre....

Y yo, a mis 12 años, siempre pidiendo yogures si los hay...
El sitio nos ha gustado mucho, así que si visitas la ciudad o si eres cordobés y un día quieres probar platos tipicos en un sitio muy bonito, puedes Reservar el Restaurante Almudaina online, y aquí puedes ver fotos y como llegar. El precio es medio/alto, pero merece la pena, el servicio es muy bueno y la comida deliciosa.

Y además tiene una localización perfecta para luego darte un paseo por la parte histórica de Córdoba, nosotros nos fuimos a dar un paseo por la Mezquita y la ribera del Guadalquivir. Una zona muy tranquila, segura y preciosa para un paseo tras la cena.


La mezquita por la noche es preciosa.

Y San Rafael, el Custodio de la ciudad. Hay estatuas suyas por toda la ciudad, ya que hubo una epidemia de peste y se llenó la ciudad de figuras para proteger a la gente.


Si es que Córdoba es muy bonita...

2 comentarios:

  1. Ahí me habeis dao!! Es uno de los restaurantes que más nos gustan a Tono y a mí, aunque el precio es un poco alto.

    Me han encantado las fotos del final, gracias por acercarnos Córdoba un poquito

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Uno de mis restaurantes favoritos. La primera vez q entré a este local fue en mi época de universitario, siendo integrante de la tuna de Derecho. Tocamos y luego comimos. Tiempos aquellos!!

    ResponderEliminar