miércoles, noviembre 09, 2011

Restaurante Volvoreta


Hoy tocamos el cielo gastronómico de Madrid, cenamos en el restaurante más alto de la ciudad, el Restaurante Volvoreta, en el Hotel Eurostars Madrid Tower. En lo alto de la planta 30 de uno de los grandes rascacielos de la ciudad.

He recomendado ya este restaurante a amigos para que tuviesen cenas románticas, ya que es un sitio muy bueno para comer y luego tiene unas preciosas vistas de la ciudad, con un gran mirador panorámico hacia la sierra de Madrid. De hecho, ahora que estamos tú y yo solos y nadie lee esto, confieso que es uno de esos sitios que tengo reservado por si algún día le quiero dar a Javi una sorpresa romántica, reservar una habitación, el SPA y la cena en este impresionante hotel. Como ingeniero siempre le gustan los rascacielos y a mi es el que más me gusta de los de Madrid, así que es un sitio perfecto para dar una sorpresa. De hecho se lo presté a Jose, el hermano de Patricia, para un aniversario y la experiencia les encantó. Ya habíamos estado dentro del hotel, el año pasado para una muestra gastronómica organizada por Hotusa, los dueños del hotel (leer aquí) y comimos genial, pero no habíamos estado en su más famoso restaurante, así que cuando Koldo y Maider nos dijeron que reservásemos algo chulo, esta fue la primera opción. Aunque me sigo reservando la idea de darle la sorpresa a Javi y tener aquí un día romántico....

Así que hemos llegado al cielo de Madrid a toda velocidad, en un ascensor que corría tanto que hacía que te doliesen los oidos. Toda una experiencia y una oportunidad para visitar un edificio emblemático de la ciudad, porque las otras torres son oficinas y esta, como gran parte es un hotel es accesible.Además llegábamos con la reserva hecha, que se puede hacer online. (Reservar)

Su nombre, Volvoreta, significa mariposa en gallego, ya que las mariposas son el principal tema decorativo del restaurante. Todo el techo está cubierto de mariposas rojas que vuelan sobre los comensales, ya que toda la sala es un gran espacio diáfano. Este es el Menú del Restaurante Volvoreta

Es un espacio muy elegante, todo en blanco y negro, con mucho uso de cristales y espejos. Imagino que para hacer el juego visual con la parte de cristal que se abre al exterior y es donde ver las impresionantes vistas que el restautante te presta.

Si miras en la parte superior de la foto verás las pequeñas mariposas rojas que te digo. Y puedes apreciar el tamaño de la sala. Es un sitio muy elegante y moderno.

Y ¡Vuelven Koldo y Maider al Blog! Mucha gente los ha echado de menos y es que hace casi dos años que no nos vemos, aunque hemos estado en contacto. Ellos han vivido un periodo de cambios profesionales importantes y nosotros, como buenos amigos, simplemente hemos estado ahí, atentos y esperando a que volviesen a estar disponibles.

Por fin ese momento ha llegado. Curiosamente, en estos momentos de cambio profesional, nosotros nos hemos acercado a su sector, el turismo con la creación de la Agencia de Viajes y ellos se han acercado a Internet con la creación de una empresa de Marketing online. Es lo que tiene el escuchar a los amigos, que se aprenden y aportan muchas cosas nuevas.

Tenemos montado los 4 un grupo en WhatsApp que se llama "Los 4 degustadores" dada nuestra desmedida y compartida pasión por la buena comida, sobre todo a las Estrellas Michelín con nuestras visitas a Arzak y Pedro Subijana y otros buenos restaurantes en San Sebastián y Madrid. Así nos hemos mantenido en contacto y con ganas de vernos, que al minuto fue como si nos hubiesemos visto ayer... cosas de la amistad, que el tiempo no importa.

Y el sitio precioso, poder cenar en un sitio tan elegante, bonito y con estas vistas.
Ya sabes que me encanta probar cosas, así que lo peor para mi es empezar una comida enseñándome una cesta de panes diferentes y que sólo pueda elegir uno, porque los quiero probar todos. Hacen ellos los panes con especias, queso, tomate, frutos secos, etc.

Por suerte a lo largo de la cena los probamos todos, así que si vas a ir te recomiendo las tortas de aceite, es que te las puedes comer solas de lo ricas que están. El servicio es excelente, atento, profesional y a la vez simpático y cercano. Nos siguieron muy bien el rollo de los panes para que los probásemos todos.


Empezamos por unos aperitivos de queso liquido rebozado en nuez y crema de almendras. El problema es que los 4 tenemos nuestras taras, así que a Koldo le dio un poco de alergía con las nueces y es que los 4 tenemos alguna, yo ya sabes que la canela, Javi el pescado, Koldo las nueces y Maider el kiwi.

Cometieron un fallo en el restaurante y es que no nos ofrecieron la carta para el menú degustación, sino que nos dieron sólo el menú y no sabíamos que había otras posibilidades, luego lo pusimos al rellenar la encuenta de satisfacción, ya que nos habría gustado hacerlo, siempre los hacemos donde vayamos. Yo digo que es para probar más cosas y Koldo dice que lo hacemos porque somos unos vagos y así no tenemos que pensar...elige la opción que tú quieras, creo que las dos tienen algo de razón.
Como no supimos la opción de la degustación, que por cierto, a falta de una tienen dos opciones. Elegimos platos de la carta, bueno, tenemos escusa para volver otro día a hacer la degustación. Koldo para empezar se pidió un tartar, picante, muy picante....
Javi una "Ensalada de queso de cabra, mandarina y pistachos"

Y Maider y yo nos pedimos sendos "Risotto suave de carabineros", que de suave tenían en nombre, porque era un gran plato de delicioso risotto.

Pero bueno, nosotros somos de los que compartimos todos los platos y probamos todos los platos de todos, quizá no sea lo más elegante, lo sabemos, pero en Francia si es una costumbre socialmente aceptada y ya sabes que yo soy (cuando me interesa) francés, así que tenemos escusa.."mi ser extranjero y no conocer sus costumbres"...


Maider y yo nos pedimos el menú calcado, así que de segundo tuvimos "Taco de atún toro, miso blanco y salpicón de mar". El miso blanco es la salsa amarilla (?) del lado y el salpicon de mar es esa ensalada a base de algas que estaba deliciosa.

Koldo se pidió la "Ventresca de bonito ahumada, pimientos de Padrón y puré de tomate"
Y Javi "Cochinillo ibérico con manzana en texturas"


Koldo y Maider se pidieron "Ensalada de frutas tropicales, sorbete de cítricos y hierba luisa" que esta ensalada tan colorista, que tiene pinta de deliciosa.
Javi "Crema de praliné de avellanas y chocolate en texturas"
Y para mi "Albaricoque, requesón ahumado, miel y jengibre", porque me gusta mucho el requeson y me apetecía lo del requeson ahumado, que estaba delicioso. Aunque se ve que lo tenían congelado y uno de ellos estaba medio congelado y no estaba muy bueno.
Lo bueno de los buenos amigos que no importa para nada el tiempo que pasas sin verte, ahí siguen y cuando te vuelves a ver sigues como si no hubiese pasado más que un minuto desde la último vez, esa complicidad y buen rollo no se pierde. Así que hemos vuelto a hacer lo que más nos gusta... ¡Planear nuevos viajes! Si todo sale bien, a primeros de Diciembre nos iremos a verles a Donosti.


Página del Restaurante Volvoreta    Reservar   Como llegar    Fotos

4 comentarios:

  1. sonia g1:06 a. m.

    ¿Las mariposas eran de verdad?

    ResponderEliminar
  2. Je je je je No, que va. ¿A qué molan?

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuánto os costó todo?

    ResponderEliminar
  4. ¿Cuánto os salió por persona?

    ResponderEliminar