viernes, diciembre 02, 2011

Templo Dag Shang Kagyü

En este viaje por Somontano estamos llevándonos las sorpresas una tras otra. Lo que te voy a enseñar hoy nos va a teletransportar a Japón, porque hemos estado visitando el Templo Dag Shang Kagyu, un templo budista en pleno corazón del campo de Huesca.


Los lo recomendaron en el Hotel Bodegas de Arnés y fue una visita que nos gustó mucho, sobre todo por sorprendente, este es un sitio que no te esperas encontrar en medio del campo.



El templo está en plena actividad y abierto a todos los visitanes, puedes visitarlo como quieras, no tienes que pagar nada y merece mucho la pena, es un sitio muy llamativo. No hace falta ser budista para disfrutar de un sitio tan colorista y en el que se respira la paz.



Para Javi y para mi ha tenido un significado especial, nos lo hemos tomado a la japonesa, porque los japoneses son poco seguidores de las religiones como las entendemos nosotros, ellos creen más en la buena suerte que en los dioses. Fue en nuestro viaje a Japón cuando nace la idea de Tripmania , durante el viaje fuimos pidiendo buena suerte en todos los templos que visitamos y creo que la hemos tenido, y ahora que estamos en plena fase de renovación de la idea volvemos a encontrarnos por sorpresa con un precioso templo, así que los dos nos lo hemos tomado como un chute de ánimo y una prueba de buena suerte.

El templo es una preciosidad, en medio del campo es una explosión del color.
Como era algo totalmente inesperado nos gustó muchísimo a todos.




Hay monjes budistas trabajando en la construcción y mantenimiento del templo.



Los modelos


Cuando uno llega al templo tiene que recorrerlo en el sentido de las agujas del reloj haciendo girar los tornos y así se obtiene la buena suerte.


Buena suerte para todos :-)


Un sitio muy curioso, muy recomendable, puedes llegar desde aquí.

1 comentario:

  1. Manuela7:33 p. m.

    Una grata sorpresa este templo!! Yo ni sabia que exsitia un templo budista en Huesca!!
    Como nos dijeron, lo recorrimos en el sentido de las agujas del reloj haciendo girar los tornos. Dicen que da suerte, haber si es verdad!!

    ResponderEliminar