sábado, abril 30, 2011

Indiosincrasias: El Indio del pelo rojo

En la cultura india está muy mal visto tener canas, se considera un signo de vejez y decadencia, cuando la gente tiene canas empieza a teñírselas enseguida, porque se asocian con la etapa final de la vida, en la que dejas de ser productivo. El problema es que ellos no tienen acceso a tintes químicos muy elaborados como los nuestros, que te pueden poner las canas de cualquier color que quieras para que no se note.

Además de que en nuestra cultura las canas no tienen ninguna mala consideración, yo luzco muy orgulloso todas las que tengo, que no son pocas y Javi igual y le quedan genial.
Pero ellos se las tienen que tapar, así que lo único que tienen en la henna, lo que se usa para pintarse las manos, así que lo que hacen es echárselo en el pelo para que vaya coloreando las canas, el problema es que no es un color natural, sino un tono rojizo que puede ser muy fuerte si los cojen las canas, porque blanco más marrón igual a naranja.

Pero ellos prefieren que se les vea el pelo de ese color tan antinatural antes de que se vean las canas, aunque todo el mundo sepa que te has puesto el pelo de ese color porque te estás tapando las canas, pero como las canas no se ven, que es lo importante, les parece perfecto.

Así que ves a hombres y mujeres con los pelos de color rojo, además muchísimo, que hasta que me enteré de lo que era me comía la curiosidad, jejejeje

viernes, abril 29, 2011

Fatehpur Sikri

India sorprende porque visitas cosas que no tienen nombre, o por lo menos yo no los había oído jamás, pero sitios que podrían parecer de relleno en el recorrido resultan ser maravillas. Si todo esto es lo que hemos visto en tres ciudades no me quiero ni imaginar las maravillas que habrá en el resto del inmenso país.

Hoy te hablo de la "ciudad fantasma" de Fatehpur Sikri. Una ciudad construida en el Siglo XVI para ser la capital del imperio mogol. Es un gran complejo lejos de otros núcleos urbanos de la época. Incluso hoy en día está relativamente aislada. Era una ciudad palaciega, llena de palacios y edificios de la corte. Artisticamente tiene una interesante mezcla de arte musulmán, hindú y mogol.

La ciudad fue abandonada repentinamente, lo que ha hecho que se conservase en muy buen estado porque se dejó abandonada, sin que fuese ocupada por nadie ni se volviese a usar. El motivo es que se quedó sin agua potable, empezaron a tener problemas de abastecimiento y tuvieron que cambiar la capital de imperio a otra ciudad. Solo estuvo ocupada 14 años, justo el tiempo que tardó en construirse. 

Yo no soy un experto en este tipo de arte, así que no te puedo hacer un análisis. A mi me ha gustado mucho por su buen estado de conservación, que además al estar tan aislado ha sido una visita muy tranquila. Cualquier país del mundo daría lo que fuera por tener un monumento de este calibre en su territorio, pero en India pasa casi desapercibido. A los indios sólo les preocupa que pagues lo máximo posible por todo, como los monumentos que tienen precios diferentes si es para indios o para extranjeros o tener que pagar en todos sitios por entrar con la cámara de vídeo.













Y ne medio de la visita de repente encontramos este murcielago, mira que chiquitín, que bonito :-D



Este es el acceso a la parte religiosa y aquí si que hay más público porque es un templo activo donde la gente va a obtener bendiciones. Estuvimos viéndolo en directo, la gente lleva un pañuelo y pétalos de flores, el pañuelo se extiende sobre el centro de la sala sagrada y se echan los pétalos por encima, cuando lo vimos nosotros había un montón de pañuelos.




Y esta es la puerta a la zona religiosa ¿Y te imaginas lo que son las cosas negras que se ven? Son avisperos, gigantes, grandes como un frigorífico. De unas avispas de color amarillo que son mucho más grandes que las de aquí. De hecho tuvimos que irnos a todo correr porque caían las moribundas desde arriba y el suelo estaba lleno además, por supuesto, de cientos de ellas revoloteando a nuestro alrededor.

Como los hindúes respetan tanto la vida, respetan todas las formas de vida, hasta las plagas, así que no existe el control de plagas en India. Los animales se les deja hacer. Pero en este caso a mi me parece demasiado peligroso para regirse sólo por criterios religiosos. Las avispas eran peligrosas y sobre todo eran muchísimas. Ya te puedes hacer una idea por el tamaño de los avisperos.


Como mucha gente pasa por aquí, es el sitio donde se ponen los vendedores de comida y artículos religiosos, eso si, ya te puedes imaginar como estaba la comida de avispas.



Aquí Javi perseguido por los vendedores... aquí eran especialmente pesados, porque además les dejaban entrar dentro del monumento, por lo que no te los podías quitar de encima.


Aquí Sonia otea en la distancia buscando la vía de escape de todos los vendedores que nos tenían rodeados.




Y bueno, se nos fue un poco la olla y nos hicimos fotos en plan Abba en una escalera del palacio.







Y mi foto favorita del día, un hombre reza dentro de la mezquita:



Indiosincrasias: Caca de Vaca

India es un país pobre. Empiezo así de tajante porque lo que te voy a contar, para nuestros cánones culturales y económicos es una cerdada, pero todo tiene que ponerse en su contexto. India tiene 1200 millones de personas, está a punto de superar a China y no tiene apenas recursos energéticos naturales propios, todo lo tiene que importar, cuando además tiene unos vecinos con los que se lleva fatal y no puede proveer sus necesidades. Los indios tienen que apañarse con lo que tienen para vivir.

Por tanto, la principal fuente de energía en India es la caca de la vaca. Te hablo a nivel doméstico, lo que la gente utiliza en la cocina para calentar la comida, en las ciudades hay otras fuentes lógicamente.

Lo curioso es como lo hacen, recogen las cacas de la vaca y hacen unas grandes tortas que se ponen a secar al sol, tienen el tamaño de las cocinas para queme y caliente toda la superficie de la olla. Lo curioso es que las ponen a secar preferiblemente en las medianas de las carreteras, porque así el paso de los coches hace que se sequen antes.

O en las zonas más rurales encima de las piedras. El caso es que no es nada raro, que no hemos visto sólo esto que te enseño en las fotos que lo hemos visto en decenas de sitios.
Ves a las mujeres en el campo preparando las tortas y poniéndolas a secar.

Cuando ya las tortas están secas, se construyen casas con ellas como si fueran ladrillos. La función de estas casas es ser a su vez un almacén de tortas de caca de vaca. Las tortas no sirven si están húmedas, el fuego no prende, así que tienen que tener una reserva seca para la estación de lluvias.

Construyen estas casas y el interior se conserva seco, el exterior si se moja, pero por lo compactada que está la "materia prima" mantiene la casa en pie pese a mojarse. En un sitio donde tambien es difícil dar con materiales de construcción, la caca se usa tanto para construir como para calentarse.

En realidad me parece muy ingenioso y una manera de aprovechar sus recursos, al final todo el mundo, hasta los más pobres tienen acceso a esta fuente de energía y como lo hace todo el mundo no es ninguna cosa mal vista. Choca con nuestras costumbres, pero nosotros tambien la utilizamos como fertilizante.


Y ya lo curioso es que a las cabras tambien se las "recolecta" la caca y como son más pequeñas y para que solo el dueño tenga acceso al tema, les ponen pañales, si te fijas en la foto que hice, verás que la cabra tiene una bolsa donde se van recolectando sus deposiciones y así no se pierden por la calle. Lógicamente con las vacas esto no se podría hacer. Si te gustan las vacas te recomiendo: Postales Animadas de Vacas (Click aquí),  Juego de Ordeña las Vacas (Click aquí),  Fondos de Pantalla de Vacas (Click aquí),  Juego Toro vs Vaca (Click aquí),  Salvapantallas de Rancho de Texas (Click aquí),  Juego Vaca Aventurera (Click aquí) y  Fondo de Pantalla de Vaca para iPhone (Click aquí)




jueves, abril 28, 2011

Montando en el "Helicoptero Indio"

Sigo con la narración de nuestras recientes aventuras por India. Decirte que ya estoy prácticamente recuperado de la infección de estómago que me he traído de souvenir de India y ya he vuelto al trabajo.

Al tema, sigo con nuestros medios de transporte extravagantes en India. En este país la gasolina es muy cara, cuando un suelo medio está en 300€ al mes, la gasolina cuesta casi como en España, un euro el litro, que para ellos es mucho dinero. Así que coches se ven muy pocos, la mayoría de la gente se mueve en moto para el transporte privado y los tuk-tuk son el transporte público más común, que además muchos de ellos son a gas no a gasolina, tambien algunos taxis, pero apenas hay de estos por el precio del combustible. Así que el rey de los transportes es aquel que no tiene gastos, por eso nacieron los "helicópteros indios" que son las bicicletas para el transporte de pasajeros, el nombre real es Rickshaw. En español se llaman "Bicitaxis".
Como somos unos valientes, otra de las locuras que hemos hecho en el viaje, en la ciudad de Japipur es montar en estos rickshaw, tirados por indios, por las calles de la ciudad para hacer un recorrido por la zona del "zoco" (eso es en los países árabes, pero para que te hagas una idea) comercial.

No es que la zona sea bonita, que ahora te pongo las fotos y vas a ver que es fea a rabiar, pero se trataba de hacer un recorrido en el aparato más que ver nada desde él. Como en el caso de los elefantes es algo bastante incómodo y estresante, por que circula por la carretera caótica, por lo que te pegas cada susto que alucinas cuando te ves venir un coche o un autobús a toda velocidad y sabes que no se va a parar. Pero bueno, hemos sobrevivido a la experiencia y te la cuento como otra aventura divertida del viaje.

Para nosotros ha sido una experiencia más que llevarnos como turistas de la forma de vida india, pero esto no es algo realmente para turistas, los rickshaw son un medio de transporte público básicos en India (y en casi todos los países del tercer mundo) y los indios los usan normalmente para ir al trabajo, de compras, etc. Su precio es muy bajo, por 1.2€ puedes estar media hora de recorrido y eso por ser turístas, me imagino que para los indios será mucho más bajo.

Es una experiencia divertida, lo primero es conseguir montarte y que se mantenga estable, luego el que parezca que se va a desmontar. Nosotros le pedimos a nuestro conductor que se mantuviera al lado de los rickshaw de Sonia y Rocio para poder hacernos fotos los unos a los otros y sobre todo por no perdernos, porque en medio del caos del tráfico da miedo ver que te has quedado solo.

De principio salimos todos los del grupo a la vez, pero no tardamos en quedarnos rezagados y nuestro rickshaw era el último de todos, que daba un poco de yuyu pensar que si te pasaba algo nadie se iba a dar cuenta.

La ciudad de Jaipur tiene 3 millones de habitantes, es la capital del Estado de Rajastán y para que te hagas una idea de lo común que es el uso de los rickshaw, hay más de 150.000 en servicio dentro de la ciudad.



Los conductores eran bastante majos, aunque su objetivo era sacarte más dinero por la "carrera" por lo que te contaban lacrimosas historias de sus hijos, como a Sonia e Ignacio o que trabajaban para otros y que ahora se iban a comprar su propio rickshaw para montar su propio negocio gracias a nuestro dinero. Lo que pasa es que al final no te puedes creer nada de nadie, los indios son bastante rollistas.



La experiencia en si fue bastante divertida, es una manera bastante original de ver un sitio, porque es lento, por lo que puedes hacer fotos bien y estás a nivel del suelo, por lo que no tienes la distancia del autocar. Así que fue una experiencia muy positiva.

Íbamos pendientes unos de otros para hacernos fotos, que no todos los días monta uno en "helicoptero"

Como te decía es una manera más cercana de hacer una visita a una ciudad, porque pasas por sus calles justo al nivel de la gente, puedes ver más cosas porque vas más rápido que si haces el recorrido a pie, pero mucho más cómodo que si lo haces en bus.

India, siempre tan fascinante e interesante (y si, sucia)....
Lo mejor era pasar por esas calles tan estrechas que todo el mundo se te quedaba mirando y te saludaba. Esta era la calle de los escultores y vimos varios talleres que eran una chulada. te pondré fotos de Jaipur otro día y podrás verlos, es que esta entrada la quería dedicar a los rickshaw.


A la gente le entusiasma ver a los extranjeros, así que se quedan mirando y te sonrien, te saludan, cuando estábamos parados se acercaban a darnos la mano.


Luego nos dieron 2 horas y media para que recorriesemos esta zona paseando para comprar en las tiendas y tambien fue una experiencia muy chula. Es una ciudad muy segura, antes de que pienses que estamos locos, Delhi si tiene más fama de ciudad insegura, pero esta ciudad es mucho más provinciana y tranquila.

Estos son los tuk-tuk, el otro medio de transporte usual en India. Este si es a motor, el de una motocicleta y caben todas las personas que te quieras imaginar. 






Y como te decía nos llevamos muchos sustos mientras estábamos montados, porque como se mezclaban con el tráfico te veías venir los coches y buses a lo loco... esto me ha dado para un par de fotos divertidas con las que terminar la entrada de esta mañana: Montar en rickshaw 75 rupias... sus caras no tienen precio.