Lo de ver cocodrilos da hambre, parece mentira que ver tanto reptil nos diese tanta hambre y eso que Hugo y Silvia no estuvieron en Nueva Orlenas, donde si estuvimos comiendo carne de cocodrilo, como si de pollo se tratase. En Miami los cocodrilos no se comen, están protegidos. Nosotros de todos modos somos más tradicionales y "donde fueres haz lo que vieres", así que como estamos en Estados Unidos nos hemos ido a comer hamburguesas. Y el sitio elegido ha sido uno que descubrimos en el viaje con los chicos, el Millers Ale House, un bar de deportes sobre todo. Donde los amigos se reúnen para ver los partidos de futbol, un sitio auténticamente americano. 



Uno se siente un poco vaquero o por lo menos menos turista cuando está en un sitio así, porque no es como ir al (terrible) Fosters en España o un sitio tematizado, esto es como son los sitios americanos normales, con su madera, sus uniformes, su decoración deportiva, etc. Nosotros tendemos a ver estas cosas como tópicos, pero la verdad es que son tópicos ciertos o por lo menos si que tienen una base. En este país hay toda clase de sitios, tampoco es que todo sea esto, entiéndeme, hay sitios que son el culmen de la elegancia. 


Lo mas importante del sitio es la barra, como ves decorada con los peces disecados, es como una escena de una serie. Es tan topicazo, que parece hasta exagerado. Pero los americanos son así, les gustan los elementos tradicionales, en imagineria avanzan muy pocos, como los buses escolares, que nosotros creemos que son cosas de las películas, pero han pasado décadas y siguen siendo exactamente iguales. 


Lo chulo es que es un sitio muy animado, los americanos tienen una vida social diferente a la nuestra. Son grupos mas reducidos que los nuestros, están menos los unos en casas de los otros, tienen menos relación familiar y con los amigos que nosotros, los latinos que somos mucho más sociables. Estos sitios es un buen refugio y un sitio donde sentir que no se está solo, porque se siente la masa cuando se reúnen para un evento.  


Hay una barra dentro y otra al exterior, este sitio es muy conocido, es una cadena por muchos sitios del país. 

Las mesas están separadas por muros, para que sean más intimas, esto también es algo muy habitual aquí. Otra cosa que se nota es que son más silenciosos, los españoles solemos ser bastante más ruidosos (y divertidos).



Recomendaciones para viajar a Miami
Alquilar coche en Miami
Alquilar coche en Miami Beach
Para llegar: Vuelos baratos a Miami
Para alojarse: Hoteles baratos en Miami (-- y lo pagas al llegar al hotel)
Guía de MiamiMiamisecreto.com


Y bueno, vamos al reportaje fotográfico-gastronómico. En este viaje me estoy haciendo más aficionado que nunca a la ensalada Cesar, la clásica americana que es muy sencilla, hojas de lechuga, queso parmesano y salsa Cesar (de anchoas) con crutones de pan (que yo siempre le quito). Ahora en casa que estamos solos me la hago todos los días.

Y para compartir para todos un cubo de nachos, aunque aquí le echan demasiado picante para mi gusto. 

Y Silvia eligió el plato más original de todos, una ensalada que llevaba frutos rojos, pero el resultado estaba delicioso! Parece mentira que al amargo de las hojas verdes le peque tan bien algo tan dulce como la frambuesa. 

Y Hugo, Pibona y Feli se pidieron el plato de los langostinos. Un plato enorme de pasta, tan enorme que ninguna de las dos se lo terminó y como es habitual (y genial) en USA, lo que uno se deja en el plato te lo llevas para casa, así que que sepan que gracias a ellas me di una buena cena al día siguiente de que se fueran a costa de sus espaguetis con langostinos. 


Este fue nuestro último día con las chicas, mañana te cuento como fue la última noche, que descubrimos un sitio fantástico de Miami. Espero que estos días desde casa ya les esté gustan ver los últimos días que pasaron con nosotros y por mi parte siento que se retrasase tanto el blog, sabes que me gusta que sea algo al día, pero bueno, por lo menos así te lo cuento todo todo... ¿A que te ha dado hambre esta entrada?

¿Te gusta esta entrada?


Por

Y si quieres las novedades en Facebook / G+ pulsa

4 comentarios :

Noelia Martí dijo...

Por diosssss que hambre me acaba de entrar..y yo ahora me voy al gimnasio a hacer dos clases seguidas...manda narices...no se me puede hacer esto...jejejeje

besos

Lola Ariza dijo...

Ya te he dicho en otro blog, que explicas tan bien como son las comdas que casi las saboreamos.
Muchos besos

David Fimia Zapata dijo...

Hola Noelia!!

TIENES UN BLOG DE RECETAS!!! Que crees que he pensado yo al ver cosas como esta (http://www.catapunchinpun.com/2012/01/paella-de-carne.html) jajajajaja que aquí la paella es un sueño!

Además si te vas con un puntito de hambre al gimnasio cunde más :-)

Un besazo!

DVD

David Fimia Zapata dijo...

Hola Lola!

Eso quiero, compartir las experiencias que tengo, cuanto más mejor.

Ayer me leí un libro (¡Vivan las vacaciones!) y echaba tanto de menos en él las descripciones, me pareció muy cojo porque no terminaba de meterme en la historia al no imaginarme nada, porque no ayudaba. Creo que hay que compartir las experiencias para hacer partícipes a todos de lo que haces.

Un besazo!

DVD

Publicar un comentario en la entrada