Pasar varios días en un barco no es una experiencia nueva, en nuestra Luna de Miel pasamos hasta 5 días seguidos sin pisar tierra y estuvimos un mes de crucero. A veces cuando hemos hablado con alguien nos ha dicho que no sabía si sería capaz de aguantar tanto tiempo, que pesaba que se aburriría, espero que tú no seas de esos, porque la verdad es que uno no se aburre, salvo que quiera aburrirse. Los barcos están pensados para ser un resort de vacaciones, van de sitio en sitio, pero si no bajas a tierra no lo echas de menos, porque puedes pasar todo el día haciendo cosas y hay cosas para todos los gustos, sobre todo los niños tienen en un crucero un destino muy divertido. En este crucero hay cantidad de ellos y muchos adolescentes y notas que se lo están pasando de miedo.

Nosotros también estamos pasandolo bien, aunque en otro plan, hemos venido más con la idea de descansar y claro, conocer los puertos en los que el barco va a parar. Pero si pasásemos toda la semana sin pisar tierra no lo sentiría nada. Da lo mismo como seas, seguro que hay muchas cosas que te gustan por hacer.

Empiezo por la favorita de Javi y a este paso mía. se trata de simplemente tomar el sol, aquí abajo puedes ver como está hoy la zona de la piscina y la tumbona, los neoyorkinos (que son el 90% de los pasajeros) en cuanto han visto el sol todos han ido corriendo a tomarlo, así que al día de hoy podemos llamarlo "El Día del Guiri Frito" porque esta noche daban pena verlos, con unas quemaduras de las que dan miedo. Pero todo el mundo, nosotros incluidos, se ha pasado el día en la tumbona.

Ha pasado una cosa muy bonita y es que hemos visto ballenas, nunca las había visto y me he sentido como un niño viéndolas, se ponían de costado y sacaban la aleta gigante y parecía que saludaban al barco, ha sido algo precioso.



Comida, caso aparte, en los cruceros siempre te he dicho que se come bien, si has hecho alguno lo sabes. Es verdad que este no es de los que mejor hemos comido, pero se come bien. El buffet de desayuno está muy bien, sobre todo porque tiene una parte de cocina asiática y yo que soy así de raro, lo de desayunar arroz oriental y platos indios y chinos me encanta. Hemos bajado al restaurante y la verdad es que no merece mucho la pena, te lo traen a la mesa, pero es mucho más limitado y más lento.


Estamos solitos los dos en una mesa, porque somos los únicos españoles e hispanos del barco. Nos pusieron con un par de familias de Nueva York, pero eran muy sosos, pedimos si podían ponernos con gente que hablase español, pero como no hay nos han dejado en una mesa solos, así que mejor.


Este es el salón principal del barco para las cenas y desayunos

Simplemente impresionante.

Uno no imagina un comedor tan grande dentro de un barco ¿Verdad?

Por cierto, si ya nos gustaba el Albariño "Paco y Lola" que ya ha salido un par de veces en el Blog, ahora super fans, ya llevamos dos botellas en lo que va de crucero, nos ha encantado que lo tengan aquí. ¿Vinos de California? ¡Las narices!


Carpaccio de gambas

Mousse de queso con vegetales para dipear

Tarta de frambuesas

Helado de coco con crema de mango


Ensalada de gambas

Aquí paro un momento. Una cosa es que los platos son pequeños, sorprendentemente pequeños para ser para americanos. El menú son dos platos y la verdad es que te quedas con hambre, así que nosotros siempre nos pedimos un tercero, aunque el menú sean dos no te ponen objeciones a que pidas un tercero o lo que quieras. Así que nos acompañamos las cenas con una ensalada cada uno.


Noodles estilo Singapur que me encantaron

Espaguetis bolognesa

Tarta de nueces pecanas

Y mira que soy poco dulcero, pero este postre de chocolate con frutas me encantó.

Pero puedes comer mejor todavía, eso si pagando. Hay dos cosas que no me gustan en general de los cruceros, la primera no me queda mas remedio que aceptarla, que es lo del rollo del simulacro de emergencia (que en este crucero lo tenemos que hacer dos veces, porque es obligatorio repetirlo cada 7 días de navegación) y la otra, que me toca mucho las narices es lo de las "Noches de Gala" "Noche del Capitán", etc. Esa escusa tonta para hacerte poner un traje. Ya sabes que odio los trajes, si me los pongo es estrictamente por imperativo legal (es decir, o me obliga Javi o me obliga mi madre), pero que me obliguen en un crucero me pone de los nervios. Pero tiene solución, en los cruceros de la Royal hay un restaurante además del principal, es un restaurante de pago, aunque sólo cuesta 20$ (16€) y ahí no hay protocolo, así que hemos reservardo la cena para eludir la "Noche de Gala" y así no hemos tenido que venir cargando con los trajes para disfrazarnos... ¡Que estamos de vacaciones!


Si yo me pongo guapo, o más bien lo intento, cada vez que salgo, pero de ahí a ponerme traje hay un abismo (innecesario).

De todos modos también hay un buffet nocturno por si no quieres ir a cenar al restaurante principal, que tampoco lo tienen todos los barcos.

Así que hemos eludido el traje y además hemos cenado en maravilla en el "Restaurante Portofino" (que está en todos los barcos de la Royal).





La idea es que haya un espacio másíntimo y selecto donde cenar en vez del restaurante principal, un sitio donde celebrar algo especialo tener más intimidad, ya que en general se cena en mesas grandes con mucha gente.



Y el servicio muy bueno, mejor que en el restaurante principal, que lo que es traer la comida y servirte bien, pero si pides algo diferente los tienes perdidos. La primera noche nos pedimos la botella de "Paco y Lola" y el sumiller (y yo pescadero) abrió la botella, nos llenó las copas hasta arriba, como si fuera Coca-cola y nos dijo que si dejaba la botella en la mesa, le pedimos que por favor la metiera en hielo y debió entender que la tirase por la borda, porque no volvió en toda la noche para rellenar las copas, menos mal que ya nos las había dejado bien llenas. Pero no es ese en concreto, nos cambiamos de mesa y con el siguiente sumiller pasó exactamente lo mismo y dos de dos es demasiada casualidad. Ahora tenemos una camarera nicaraguense majísima y ella es la que nos protege el vino.

Aquí los panecitos y cosas para dipear del Portofino, que me encanta eso de tener tantos panes diferentes. En el restaurante principal tambien y además cada día los cambian. No he comido tanto pan en toda mi vida.



Saltimbocca, uno de mis platos italianos favoritos de siempre, un filete recibierto de bacon (yo siempre muy light, ya sabes) que se acompaña de salsa de bacon y setas, ya sea con risotto como en este caso o con pasta (como lo hacen en Córdoba en Pizzaiolo, el restaurante con el Record Guiness de la carta más extensa del mundo)

Y Javi unos riquísimos tallarines con salsa de setas



Golosones....







El servicio en los camarotes excelente, el chico filipino es un encanto y cualquier cosa que le pides no tarda un segundo en hacerla. Otra cosa es la limpieza del barco, inmejorable. Este barco se construyó en el año 2000 (y costó la friolera de 650 millones de dólares) pero está tan bien mantenido y limpio que parece nuevo. Esta figura es un detallito de Ade Chandra, que es el chico.

Y el elefante, que nos lo hemos dejado sin desmontar de decoración en el camarote


Y por supuesto el gimnasio, mientras escribo esto Javi está arriba quemando calorías, yo también claro, que pensar gasta mucho, jejejeje

El barco tiene un gimnasio enorme y muy bien equipado

Hoy no he ido, pero ayer si que fui y hoy ando como John Wayne al bajarse del caballo... maldita elíptica, que agujetas tengo!

Si te gusta el arte, hay una galería de arte, con muchas obras, además unas pocas de Romero Britto que nos han gustado mucho.

Cantidad de cosas horrorosas, porque los aeuropeos y americanos tenemos conceptos bastantes diferentes sobre lo que es el arte. Pero otras muchas están muy bien y hay un par de cuadros que me han gustado mucho. Cambian las obras a menudo y hacen subastas. Si te gusta este mundillo está interesante.

Hay cursos y clases de todo, desde clases de español a como mantener el vientre plano (eso a los americanos con diapositivas, que al ver la ballena en el mar creí que se nos había caido alguien por la borda, que no veas lo que hay por aquí), decenas de cursos y como nosotros así de raritos (si es que hay gente para todo) nosotros hemos hecho uno de como doblar servilletas. Oye, no veas que divertido. Tenemos una, que no pienso poner la foto, para cuando volvamos dar una cena con las chicas de la urba y poner así las servilletas. Javi quiere hacer una web con todo el proceso y todo.


Una curiosidad, en las vacaciones tiendes a perder la noción del día que es, todos los días son iguales, así que ponen en el suelo del ascensor el día de la semana en el que estamos, para que no te pierdas.

Hay una pista de hielo para patinar y han hecho un espectáculo, que nunca había visto uno en vivo, aunque patinar sobre hielo si sé y no se me da mal, que Javi quiere que vayamos un día a probar. Prometo llevar cámara de fotos y video.

A lo que iba, el espectáculo sobre hielo, nos encantó, nos quedamos alucinados, la pista es pequeña, pero lo hicieron francamente bien y ya tenemos entradas para el siguiente espectáculo.

Y es que tenemos un enchufe. Te cuento, el barco es 100% en inglés, todas las actividades son en inglés, megafonía, información, etc. Pero hay lo que llaman "Embajadores" que son pesonas que se encanrgan de atender a personas que hablan otros idiomas. En nuestro caso una mujer que se llama Enlizabeth y como resulta que somos los únicos españoles del barco, sólo está con nosotros, así que ella nos lo arregla todo, es una maravilla. Las entradas para el espectáculo de hielo estaban super agotadas y ella nos consiguió dos y ya nos ha dado otras dos para el siguiente espectáculo, cuando todavía no han empezado a repartirlas. Nos ha dado información de todos los puertos del viaje, nos ha resuelto cualquier duda que hemos tenido. La verdad es que no echas de menos tanto el idioma cuando sabes que cualquier cosa puedes tener alguien que te ayude. En los barcos que salen desde España nos ha dicho que habrá más personal de habla hispana. De todos modos en el servicio si hay personas de latinoamerica y en la parte de video hay un chico de Madrid trabajando, pero el pobre es más soso que un jardín sin flores.

Nosotros no somos muy noctámbulos, pero después de cenar nos damos un paseo por el casino cada noche, con un presupuesto de 2$ cada uno para las tragaperras y así nos damos un paseo.

El casino del barco es el mas grande que he visto nunca en un barco y siempre está lleno.

Y nuestro sitio favorito del barco es el "Nido del Cuervo", el mirador más alto del barco, desde donde se ve la proa.

Un sitio perfecto para tomar algo tranquilos. Hacen unos cocteles sin alcohol super ricos por 4$



O salir a tumbarte a ver las estrellas....


Y sólo te enseño lo que nosotros hacemos, que te puedes hacer una idea de las cientos de cosas que no estamos haciendo, da lo mismo la edad que tengas y lo que te guste, aquí tienes de todo por hacer.
¿Te gusta esta entrada?


Por

Y si quieres las novedades en Facebook / G+ pulsa

9 comentarios :

Anónimo dijo...

Ana Urba:

Hola chicos, qué envidia de barco, parece muy completito en todo. Yo también pienso que podría navegar durante días sin aburrirme, me encanta.

Dices que no fuísteis a la cena del Capitán por no poneros traje ¡pero si estáis guapísimos con traje! Siempre que os he visto, me parece que os queda genial. Pero bueno, como se puede ir a otros sitios....

Lo de las toallas o servilletas con formas me parece una chulada, igual que la decoración que hacen con las frutas o las esculturas de hielo.

Muchos besos.

Noelia Martí dijo...

Voy a confesarme.

Yo soy una de las que opina eso de que me agobiaría en un barco tantas horas, pero reconozco que siempre lo digo con la "boca chica", porque pongo por delante que nunca he hecho un crucero y como soy de la opinión de que para poder opinar hay que hacerlo con conocimiento de causa...pues es algo que no puedo asegurar al 100%, solo es una sensación que tengo.

Por lo demás, lo que enseñas, desde luego es una miniciudad, todo espectacular y yo sería también de las que estaría todo el día tostándome al sol y en remojo!!!

Besos!!!!

Manuela dijo...

Muy chulo todo lo que nos has contado de la vida a bordo...ya veo que no hay tiempo de aburrirse y mas en un barco tan grande que tiene tantas y diversas actividades!!
Bueno, yo no me aburro nunca en un crucero, a mi me encantan y me lo paso pipa!!
Que pinta tiene la comida, ummmmm!!
Javi, queremos la web de doblar servilletas, jijiji
Un besazo y a seguir disfrutando.

Conchi dijo...

Que pasada de barco,,,,,me encantaaaaaaaaaa,,que chulada y no da tiempo de aburrirse con tantisimas cosa que hacer,,para todos los gustos,,,tiene que ser alucinante tomarte una copita en lo mas alto del barco,mirando las estrellas,,eso es descansar y desconectar de todo,,,,,besitossss

Conchi dijo...

De lo que dije ayer que el barco parece un Centro Comercial,,,nooooo,,, parece una Ciudad y muy grande,,estoy alucinada con el barco es impresionanteeeeeeeeeeee

Betty dijo...

¡¡Quiero saber como se hace la decoracion de las servilletas !!! jajaa estan buenisima !! la comida se ve genial bah todo ali es increible.besos !!

Lola Ariza dijo...

Que bien os lo pasais!! verdaderamente no teneis tiempo de aburriros.
Una pregunta:No vais con todo incluido? por lo que decís de pagar ciertas cosas, el último que yo hice fué por el Báltico y con una tarjeta que teniamos teniamos todo lo que queriamos sin pagar nada extra.
Lo de las servilletas es algo que me encantaría aprender.
Muchos besos

Anónimo dijo...

Qué bonito todo. Me encanta.

Mari Cruz Melero dijo...

Que rico tiene que estar todo lo que enseñas, me ha hecho mucha gracia lo de Saltimbocca, porque es mi plato favorito de Pizzaiolo, cada vez que puedo ir me lo pido. Que vacaciones más relajantes, yo como Noelia estaría todos los días cargando de energía tomando el sol, haciendo un poco de ejercicio que ahora con las. niñas no puedo, me está gustando mucho este crucero y te voy a pedir un favorcito que una noche cuando mires las estrellas pidas un deseo por mi que pueda vivir alguna vez una experiencia como está, gracias y muchos BESITOS .

Publicar un comentario en la entrada