lunes, abril 23, 2012

Hotel 111 Carcassonne

El Hotel 111 de Carcassonne es el hotel más sorprendente que he visto en mi vida. Javi no hace más que preguntar ¿Cómo es posible que este hotel esté aquí? Por que Carcassonne o Carcasona es una ciudad pequeña, no es un sitio cosmopolita ni nada similar, sin embargo el Hotel 111 es el hotel más moderno que haya visto nunca. Si alguien me pregunta ¿Cual es el mejor hotel de Carcassonne? O donde alojarse, lo tengo clarísimo, es que casi recomendaría venir hasta aquí sólo para probar este hotel que nos ha dejado locos.

Un hotel de 5 estrellas gran lujo, pero a un precio realmente asequible, de hecho esta mañana hablando con Mari se lo contaba y alucinaba, por que ellos en un viaje de trabajo le cobraron 79€ por una habitación en uno de estos hoteles de plástico que no tienen personal, que en teoría son baratos y sin servicios, mientras que este hotel, que en teoría es bastante caro, porque cuesta 350€ la noche si reservas en el hotel, a nosotros a través de Hotelmania nos has costado 150€. Y el servicio es algo FUERA DE SERIE, increíble, una atención total, nunca he visto un servicio tan atento como este. Si quieres alucinar con un hotel... Hotel 111



Elegí el hotel por el precio, viendo otros precios de hoteles de menos estrellas y que costaban igual y por su localización, a unos minutos del centro en una ciudad con pocos hoteles, este tenía buen precio para su categoría y está en un sitio muy bueno. Así que la elección nos ha salido de maravilla.


Lo primero que llama la atención del hotel es la fachada exterior, con esos cristales de colores en tonos fucsia y el resto en blanco, un edificio que parece un dibujo animado manga. Es futurista por un lado, pero a la vez tiene un toque infantil, así que nos ha encantado.

El hotel es pequeñito, sólo tiene 10 habitaciones, así que es un pequeño edificio, pero si es un sitio muy popular por su restaurante, que es muy bueno (por lo que hemos visto), aunque nos hemos quedado con las ganas de probarlo, esta noche estaba hasta la bandera.


Esta es la recepción, cuando entras te encuentras una hilera de cojines blancos con peluches y cosas de colores. El recepcionista super atento, salió con un carrito para ayudarnos con las maletas y nos acompañó hasta la habitación para enseñarnos como usar todo.


Es lo menos hotel que te puedes imaginar


Parece una galería de arte o un museo mas que un hotel

Como un cuarto de los juguetes, pero para adultos

Y estos son los asientos para esperar en la zona de recepción.

Un detalle del parking

Esta es la cafetería, todo diseño mires donde mires. Las cosas son de primerísima calidad, nos hemos tomado un café, que estaba delicioso y nos lo han acompañado con unos bombones buenísimos. 

Esta es la piscina, que tiene las paredes de cristal para ver a la gente bañándose dentro. 

Y llegamos a lo mejor, la habitación. Muy grande y toda blanca, la sensación de luz y espacio inmejorables. Al entrar te quedas con la boca abierta, impresiona, por el tamaño y por los muebles, parece una tienda de diseño, como dormir en un escaparate de BO Concept.

La cama enorme, comodísima. Javi decía que para hablar conmigo en la cama tenía que mandarme un fax.

Aunque todo es en blanco tiene sus toques de color como estos sofás naranjas

Todo el hotel está decorado con cuadros chulísimos y la habitación no iba a ser menos y este es el escritorio desde el que escribo el Blog. 

El teléfono me ha enamorado, porque en realidad el auricular es inalámbrico y cuando pulsas un número suena como los teléfonos de dial. 

En la habitación hay una cafetera Nesspesso y cápsulas que son gratis, que las reponen todos los días.

Y el baño es una pasada, muy grande, con una ducha de lluvia amplia en el techo, con luces, de las que me encantan. Cualquiera me sacaba de ahí hace un rato. Y el espejo tiene un marco de luz que me lo compraría para casa. 

Los amenities son de marca, pero de primeras marcas, que nunca había visto amenities de Azzaro, que un bote de gel cuesta 18€ y aquí tenías 4 y el jabón de manos de la misma marca. Me acordé mucho de Vanesa, porque es la marca que a ella más le gusta. Me los voy a llevar y ya tengo regalo de bodas para ella, juas juas juas

Y no sólo hay un juego de amenities, sino que hay dos y el otro es de Clarins. Son las mismas cosas, simplemente para que elijas que productos quieres usar. Feli y Sole se habrían peleado por ellos, porque a las dos le gustan los productos de esta marca. Pero vamos, que da igual, porque me los he quedado yo también, ya haremos negocio con ellos.

Y la bañera era una pasada, grande, profunda, con un diseño chulisimo.
Con sus sales de baño y todo lo que puedas necesitar. 

Javi es el que ha disfrutado de la bañera con un largo baño de espuma

Y nos hemos bajado un rato al SPA, porque un hotel así de chulo tiene que tener un sitio bien montado.


Y efectivamente el SPA está muy bien, pero lo mejor es que ha sido sólo para nosotros, de hecho me he echado, al salir de la sauna, una siesta de más de una hora que he sido el hombre más feliz del mundo



Mientras Javi entraba y salía de la sauna, que le encantan

Y yo a las burbujitas. 

También tiene su gimnasio para el que le apetezca, yo hoy no. Estoy de vacaciones. 



Y lo que no hemos probado, aunque si hemos desayunado, ha sido el restaurante, aunque por lo lleno que estaba debe ser realmente bueno y los precios no son de los que echan para atrás. Me sigue sorprendiendo que las cosas en un hotel de este nivel no sean tan caras, Francia no es un país barato precisamente.

Todo siempre en blanco y con cuadros muy chulos



Y llegamos al desayuno, que se toma en la sala que está tras los cristales, de ahí el color ese MÁS rosado que se me ve. 

Te llevan una carta y tu pides todo lo que quieras, se paga un precio único de 22€ por el desayuno. Es algo caro, pero los productos son una calidad extrema, mucha variedad y el servicio absolutamente excepcional que caracteriza al hotel. 

Tienes un surtido de pan, que a Javi le encantan los panes franceses, que son más densos que los nuestros y luego croissants y dulces. Con miel y mermeladas. Hay zumos de todas las frutas, zumos frescos muy buenos.

Y todo siempre blanco, que da una sensación de calma total. Hasta los camareros van vestidos de blanco con chaquetas marrones claritas. 

Y hemos comido una tortilla que estaba deliciosa y una degustación de quesos y un plato de un salmón ahumado de primerísima calidad. 

Da gusto despertar en un sitio así y da gusto desayunar de esta manera. 

No sé porque tengo la sensación de que volveremos a este hotel alguna otra vez..y ojalá fuese una cadena con más similares en otros sitios, porque iríamos seguro. La relación calidad/precio excelente y te sientes como un niño con un montón de cosas para jugar. 





Lo que siento es pobre el hotel al que vayamos después de este, porque sé que no me va a gustar tanto y es que algo así es difícilmente superable.

Web de reserva del Hotel 111

4 comentarios:

  1. Que triunfo con el hotel me encanta, es un relax total , a seguir disfrutando chicos, que la vida corre deprisa y vosotros tenéis mucho que ver. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mari Cruz!

    Ha sido un premio este hotel, nos encanta. Lo mejor es poder recomendartelo tambien a todos los lectores :D

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  3. Manuela9:05 a. m.

    Que pasada de hotel!!
    Pues ya tenemos una salidita organizada, visita a Carcassonne y alojamiento en el hotel 111.
    Segurísimo que vamos un fin de semana de estos!! Ya os contaremos que tal nos va!!

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla de lugar, inspira relax y tranquilidad, aunque lo que más me ha gustado de todo el hotel es la súper bañera. Francia es preciosa, menudos paisajes tan bonitos estáis viendo, estáis hasta más guapos! Jajaja
    Muchos besos!

    ResponderEliminar