jueves, abril 19, 2012

Restaurante La Torre del Remei

El restaurante perfecto existe y está en Bolvir de la Cerdaña, muy cerquita de Puigcerda. Es el restaurante del Hotel La Torre del Remi y el chef es Josep Maria Boix. Ya conocemos este restaurante que nos cautivó desde lo primero que probamos y cuando me han preguntado cual era el mejor restaurante del mundo en el que había comido, siempre he dicho que en este. No tiene muchas Estrellas Michelín, pero esque no le hacen falta. La cocina de este restaurante no se basa en hacer un plato super exóticos con unos ingredientes que han recorrido medio mundo, es todo lo contrario, se basa en hacer platos deliciosos, elaborados y muy bien presentados, con materias primas, de primerísima calidad, pero de la zona, productos autóctonos como firma de su cocina y eso me encanta. Por que traer carnes de Japón o Nueva Zelanda lo hace cualquiera, pero sacar unas hierbas que crecen bajo la nieve del deshielo sólo se puede hacer aquí.


Cuando vinimos la otra vez nos gustó tanto que aplazamos nuestra vuelta a Madrid para poder volver a comer aquí. Ahora ha sido todo lo contrario, hemos dicho que ya que estábamos en Barcelona, nos veníamos hasta aquí y hacíamos noche para poder cenar aquí y mañana ya entrar en Francia. Pero llevo un año esperando volver a comer aquí.

El propio Josep Maria Boix nos estaba esperando y nos ha saludado. Habíamos llamado por teléfono por la tarde para comentar que querríamos hacer un menú degustación, ya que la otra vez no tenían uno como tal y lo hicieron en el momento para nosotros, para que ahora estuviesen prevenidos que lo queríamos, así que vino a nuestra mesa y nos propuso el menú que había pensado y ni que decir tiene que por nosotros perfecto, aquí soy capaz de comer hasta los platos que en otro sitio no haría.

Es un antiguo palacio modernista de principios del siglo XX por un discípulo de Gaudi. Regalo para su hija de un acaudalado banquero de Barcelona. En un principio sólo vivían en el 10 mujeres, sin hombres en el servicio y era uno de los sitios con más prestigio de la región. El obispo de la Seo de Urgell siempre paraba en el Palacio en sus viajes.
Durante la Guerra Civil se utilizó como escuela y luego como hospital, aunque nunca se hizo nada que afectase a su estructura.
Comprado por el propio Josep Maria Boix y su esposa para convertirlo en un Hotel y restaurante, es un referente en la cocina y han servido banquetes para los reyes de España y el Reino Unido.
El sitio es muy elegante, es un hotel de 5**** asociado a la cadena Relais & Châteaux y algún día vendremos a probar también el hotel, que debe ser excelente. El hotel tiene sólo 11 habitaciones y cada una tiene el nombre de lo que se ve por la ventana (Tossa d'Alp, Pla de la Boira, Prat d'Aransó, Riu dels Estanys, Coma de Das, Puig de Saneja, Puig de Coma Dolça, Prats de Moixeró, Pas dels Gasolans, Pla dels Pastors y Roc d'en Vert).


Empezamos por una crema de verduras deliciosa

Y esto son las Chicoyas, unas hiervas que se recogen bajo la nieve del deshielo y son muy raras, tienen un poder de limpieza de la sangre excepcional. Nos las preparó con un aliño al ajillo y con nueces. Es un sabor muy suave, no lo que esperas que un brote verde.

El plato estrella de la cocina de Josep Maria Boix es el Ravioli de Foie que nos contó que lleva años en la carta porque todo el mundo lo pide. No soy capaz de transmitirte con palabras lo sumamente delicioso que está, algo increible. Javi no es un gran amante del Foie y el raviolí va relleno de él, pues le encanta, porque lo trata de un modo que resulta ser suave con una salsa deliciosa.

Bueno, tan deliciosa que aquí me tienes limpiando el plato a conciencia con el pan. No sé si no queda bien en un sitio tan fino lo de mojar pan, pero está tan rico que no pensaba dejar escapar esa salsa.

Crema de patatas con trufa, simplemente increíble.

Nos estaba gustando tanto la comida que no dejábamos de retransmitirla por el Wassup con los amigos
Y mi plato de pescado fue rape con pimientos de padrón y ajos, que estaba riquísimo

Aunque mejor estaba el cordero de Javi, que estaba increible

¿Y qué me dices de la presentación?

Y los platos de carne de magret de pato a la miel y revuelto de setas locales.

Y terminamos con el plato de quesos, que me vuelven loco

Sorbete de cítricos para terminar


Y mi postre un soufflé de chocolate

Y Javi el mismo de la otra vez, el Soufflé de Grand Marnier
Josep Maria Boix había leído el Blog y nos preparó un menú repitiéndolo que más nos gustó de la otra vez, como las chicoyas, la crema de patata y el ravioli y cosas nuevas para que las probásemos  Simplemente algo memorable. Trata los alimentos de una manera que resultan deliciosos todos siempre. No puedo dejar de admirarlo.
Y lo dicho, algún día a probar el hotel ¿Te apuntas?

3 comentarios:

  1. Lola Ariza11:13 p. m.

    Que poderío!!

    Que menú!!

    Porque vosotros lo valeis!!!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:07 a. m.

    Ana Urba:

    Qué preciosidad. Es un restaurante muy bonito y elegante. La comida tiene una pinta excelente y muy bien presentada. Me lo apunto...

    Mañana entráis en Francia. Pasadlo muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Todos los platos con una pinta sensacional!! Y el restaurante se ve elegantísimo!!

    ResponderEliminar