sábado, abril 07, 2012

Volvemos a "The Hole"

Dije que volveríamos a ver The Hole tras la fantástica primera experiencia que tuvimos hace no mucho y como ves no hemos tardado demasiado en cumplir esa promesa. Aprovechando que en Madrid nos hemos quedado poco más que 4 gatos, es el momento perfecto para hacer estas salidas, porque como hay menos gente hacen promociones y nos han costado las entradas la mitad que un día normal. Madrid en las fiestas es como en Agosto, que es el momento perfecto para visitarlo, porque todos los madrileños se van de la ciudad y nos la dejan para los poquitos que nos quedamos para disfrutar de ella.

Así que esta noche nos volvemos a meter en "El Agujero" del cabaret moderno de uno de los espectáculos más irreverentes y divertidos de la temporada. 



Nuestros compañeros de experiencia son Alberto y Vero, que últimamente son nuestros conejillos de indias habituales y hemos cambiado también los asientos, que la otra vez lo vimos en la grada, esta vez en una de las mesas frente al escenario, en primera fila. Que además es una experiencia lo de ver un espectáculo sentado en torno a una mesa y no en una butaca. 


Estaba el teatro hasta la bandera, no había ni un sólo asiento libre en todo el teatro, que es algo que me ha encantado ver, cuando Vero me dijo que estaban las entradas más baratas por las fiestas me temí que es que no estaban llenando, pero no les ha costado nada hacerlo y me gusta ver un espectáculo español que tiene tanto éxito. 


Nos hemos tomado unos cócteles, porque para eso estamos en una mesa, con tu servicio de camareros, que además eran súper divertidos y con un muy buen servicio. Nos pedimos para empezar unos mojitos, que estaban riquísimos, muy suaves, entraban de maravilla. 


Aunque la estrella de la noche, que nos tomamos 3 rondas, fue el "Coctel The Hole" con vodka, azucar, fresa y mandarina, super refrescante, sin apenas alcohol y que entraba genial, nos pasamos toda la noche bebiéndolos. 


El espectáculo ya lo conocemos, aunque hubo diferencias, no era 100% igual, cabiaron algunos chistes, algunos no los hicieron e hicieron otros nuevos. Así que muy bien, porque no vimos lo mismo otra vez.


El maestro de ceremonias si que fue otra vez Alex O´Dogherty. 

A veces parece que nuestra vida gira en torno al Blog mucho, porque nos encontramos allí a una persona de la que te hablé hace no mucho, la hija de Verónica Forqué, protagonista del anuncio de la Polémica Loewe.

Unos artistas nuevos eran los "Peres Brothers" unos equilibristas muy muy buenos, hasta Javi, que suele ser muy crítico con esta clase de actuaciones, le encantó. Aunque son más famosos, porque uno de ellos era Adans Peres, el marido de Estefanía de Mónaco. Es el de abajo de la foto y tenía un cuerpo espectacular. Hicieron un número muy bueno, nos gustó mucho la novedad en el espectáculo.

Y como estábamos en una de las mesas frente al escenario, vero reservó la cena, para cenar durante el show, que yo no esperaba nada de la cena, porque pensé que sería un catering y que no iba a ser nada del otro mundo, pero como era un espectáculo muy tarde (11 de la noche) mejor cenar allí y luego no estar buscando. Pero la sorpresa fue muy agradable, porque cenamos muy bien. El primer plato esta fuente de entrantes, con un jamón serrano muy bueno y queso idiazabal riquísimo, en medio una ensalada de pasta con tomates cherrys y salsa pesto que estaba muy buena. 


De plato principal una ensalada de brotes con queso y algas que estaba muy buena y un tartar de salmón con aguacate que estaba delicioso. Es muy recomendable que, si vas a verlo que lo veas desde una mesa, que son todo el patio de butacas y el menú cuesta 25€ por persona y está bien. 


Te lo iban trayendo todo a la mesa y la verdad es que no interfería nada con el show, ni te distraía ni nada, como eran platos frios, los comes a tu ritmo. 

Y el show divertidísimo, nada que no te contase en la otra visita. 



Lo hacen genial y se merecen que estuviese lleno hasta la bandera. Te anima muchísimo todo lo que te ríes allí. 

Y ese toque picarón también gusta


Hay de todo para todos, aunque Alberto decía al entrar que se iba a hartar de ver tetas y al salir dijo que casi todo eran pichurrillas...



Nos lo pasamos muy bien y Alberto y Vero también, tanto que me han dicho que casi he ganado el derecho de volver a elegir una película en el cine. 



Mi consejo es que hagas un hueco en tu calendario para una visita a Madrid para que vengas a ver un espectáculo que va a hacerte reir mucho y sacar también tu lado picarón.





No hay comentarios:

Publicar un comentario