miércoles, mayo 23, 2012

Restaurante Els Brancs

Desde hoy mismo declaro mi amor por el Restaurante Els Brancs, no es que me guste, es que he disfrutado como un niño de una de las experiencias gastronómicas más originales de mi vida. ¿Dónde narices están los de las Estrellas Michelín que no han llegado ya con un cubo de estrellas para dárselas a este restaurante? Bueno, también a su favor que no tiene el precio de los restaurantes de 3 Estrellas Michelín, aunque el servicio y la experiencia gastronómica sean similares. De hecho la maître trabajaba en El Bulli hasta el cierre, así que ya tiene puedes imaginar el servicio del que te hablo. El Restaurante Els Brancs está dentro del (excelente) Hotel Vistabella de Roses. 

Restaurante Els Bracs

Teníamos reserva en el Restaurante Can Fabes, en Sant Celoni por error, lo habíamos confundido con el Celler de Can Roca que si está en Girona. que es muy lejos del hotel, así que tuvimos que cancelar la reserva y nos quedamos a cenar en el hotel, nos habían recomendado su "Restaurante Gastronómico" y como el hotel nos estaba gustando tantísimo, les hicimos caso, pero lo que no esperábamos es que nos iban a alegrar la noche de esta manera. 

Restaurante Els Bracs
El espacio del restaurante es uno de los salones que dan al mar, por lo que las vistas son preciosas, en verano además se cena en la terraza, que debe ser una pasada. Es un espacio sencillo, no tiene una decoración especial y nada que te haga sospechar la clase de comida que te espera, ya que esta comida suele estar asociada con restaurantes con decoración ultramoderna, algo como el Restaurante Moo.

Restaurante Els Bracs
Es un espacio con sus detalles, sobre todo íntimo. Además tuvimos la suerte de estar en la primera noche de apertura, ya que tanto el hotel como el restaurante cierran en temporada baja, así que hemos ido su primer día y hemos sido los únicos comensales, lo cual nos ha permitido tener una cena tremendamente tranquila y además tener a la maitre para nosotros solos, que era una chica con unos conocimientos extensísimos sobre gastronomía y que daba gusto hablar con ella. Se ha pasado toda la noche con nosotros.

Restaurante Els Bracs
Nosotros creíamos que sería un restaurante bueno, como el que tienen sobre la playa, de cocina mediterránea, pero para nada. La imagen no tiene nada que ver con lo que se come.
Restaurante Els Bracs

Restaurante Els Bracs
El aperitivo ya fue una sorpresa cuando me trajeron este bloque de hielo y el aperitivo era un mojito, que estaba riquísimo!
Restaurante Els Bracs
Y huevos de queso líquido que te comías con el pan.
Restaurante Els Bracs
Los panes muy buenos, quizá lo único que he visto más flojo, que no tenían una gran variedad ni demasiado creativos, para lo que fue el resto de la comida.
Restaurante Els Bracs
Mini mozzarella con sorbete de rúcula y tomate dulce al jerez.
El sorbete en helado, como el tomate, que solo lo estaba por fuera y al morderlo explotaba.
Restaurante Els Bracs
Crema de sandía y tomate de Montserrat regando un jardín de micro vegetales
Restaurante Els Bracs
Aguacate relleno
Restaurante Els Bracs
Concha fina con espuma y vegetales
Restaurante Els Bracs
"¿Remolacha? con láminas de vieiras" Se llama así, con la interrogación, porque al verlo te parece remolcha, pero al morderlo es sandía, que maceran en jugo de remolacha para que te de esa imagen y te sorprenda al morderla. 
Restaurante Els Bracs
Espejo de cigalitas encurtidas con helado de vinagreta
Restaurante Els Bracs
Ñoqui de patata y kuzu con ñoqui de polenta y terciopelo de hierbas
Restaurante Els Bracs
Y el plato que me dejó loco: "Esqueixada coulant con gas-pacho" La bola blanca del centro del plato es el bacalao de la Esqueixada, una ensalada típica catalana de tomate y bacalao. La copa es la sorpresa, porque parece cava, tiene la imagen, color y .... ¡Es tomate! No sé como, pero es puro tomate, con olor y sabor intenso de tomate verde, no es un saborizante, es de verdad, todavía estoy intentando entenderlo.

Restaurante Els Bracs
No dejaron de sorprenderme !
Restaurante Els Bracs
Y un ahumado plato de Javi... porque las presentaciones son también sorpresas.
Restaurante Els Bracs
Romerillo tratado como bacalao, naranja, aceitunas y caviar de aceite de oliva
Restaurante Els Bracs
Guisantes del Maresma fundiendose en un caldo de especias y berberechos. Los guisantes eran en su mayor parte falsos y cuando los ibas a coger se deshacían, porque estaban hechos de líquido un poco más denso que el caldo.
Restaurante Els Bracs
Sepietas con sus croquetas, tuétano de ternera caramelizada y sopa tibia de ajo con almendra
Restaurante Els Bracs
Lubinada concinada al vapor de hierba Luisa, crema de hinojo y fundente de espinacas
Restaurante Els Bracs
Carrillera adobada de cerdo ibérico, con patatas bravas y su salsa reducida crujiente
Restaurante Els Bracs
Sopa de frutas con quesos tibios y brioche
Restaurante Els Bracs
Aéreo mouse de chocolate con pistacho, coco y lichi
Restaurante Els Bracs
Helado de fresa con pimienta rosa, col lombarda y pétalos de rosa
Restaurante Els Bracs
Espiral Dalí: Cítricos - Habatonka
Restaurante Els Bracs
Y el plato no es sólo sabor, sino que prepararon un efecto de Cocina Molecular, al echar hielo seco con agua de rosas, de modo que el florero empezó a echar humo con un fuerte aroma de rosas. ¡Chulísimo!
Restaurante Els Bracs
Hemos tenido una cena realmente sorprendente, deliciosa y muy divertida, superando no sólo las expectativas sino alegrándonos la noche. 
Restaurante Els Bracs

Restaurante Els Bracs
Y la caja de dulces final, fue la apoteosis que me hacía a mi falta. Esta caja es típica en todos los restaurantes de cierto nivel, suelen ser dulcecitos, bizcochos, galletas, etc. Y yo no suelo ni probarlos, no soy dulcero, pero no, esta claro que este restaurante lo han hecho pensando en mi porque TODOS los dulces eran en realidad chocolates, blancos y negros, deliciosos, me iba a dar algo, tengo que admitir (con vergüenza), que no dejé ni uno.... fui un glotón total. Chocolate blanco con violetas, con peta zeta, rellenos de queso, etc.

Restaurante Els Bracs
Iba a decir que no tengo palabras para decirte lo divertida y original que fue la noche, pero creo que si lo he hecho en toda la entrada, porque cenamos super bien, fue super interesante toda la conversación con la maitre y salimos de allí con un sabor de boca fantástico de una noche que no olvidaremos. Volveremos, sin duda y lo recomiendo muchísimo, es toda una experiencia.

Web del Restaurante Els Brancs
Información del Menú, Fotos del restaurante, Como llegarReservar el Restaurante Els Brancs

6 comentarios:

  1. Anónimo8:52 a. m.

    Ana Urba:

    ¡Qué buena pinta tiene todo! Me llama mucho la atención el agua de rosas con hielo seco, la sensación es muy buena y el olor debía ser muy bueno.

    En cuanto a los platos, me gustan todos, pero me parece estupenda la espiral Dalí y los postres en general...es que soy golosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que buenoooo!!! Eso no me lo pierdo yo, con lo que nos gusta ese tipo de cocina .... ya mismito estoy mirando para reservar!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Lola Ariza12:20 a. m.

    Y yo voy y os pongo croquetas!!

    Bueno, y alguna cosita más que me parece os gustó.

    Esto lo encuentro de una altura y creatividad impresionantes.

    Muchos Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana!

    El de Dalí nos encantó a nosotros también, fue un detalle muy chulo. La comida es fantástica y el servicio igualmente.

    Un sitio para ir,

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  5. Hola Manuela!

    Pues no te pierdas como es el hotel, que os va a enamorar. Tan bueno para comer como para descansar, nosotros hemos venido enamoraaaaados de él.

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar
  6. Hola Lola!

    Hay que saber disfrutar de todo, la buena comida no es la que sorprende sólo, sino las cosas bien hechas y más si están hechas con cariño.

    La comida es super creativa, de mucha calidad y sobre todo dentro de un juego que hace que tengas una experiencia muy diferente a "salir a cenar". Muy recomendable.

    Un besazo!

    DVD

    ResponderEliminar