sábado, mayo 05, 2012

Restaurante LaTruffiere

Restaurante LaTruffiere: Hoy te recomiendo un restaurante de París que es una de las grandes alergrías que me llevo de la ciudad, se trata de un restaurante con Estrella Michelin, al lado de la Sorbona con un menú que cuesta 195€ por persona. Un restaurante tremendamente exclusivo, elegante y de cocina creativa e innovadora de los que comer no es comer, sino vivir una experiencia. Pero, con una gran diferencia: hemos comido por 32€. Te presento el Restaurante LaTruffiere:



Mirando los restaurantes de la ciudad para hacer nuestras visitas gastronómicas también vimos este, con una pinta estupenda y la sorpresa fue ver que si ibas a medio día entre semana tienes un menú especial de promoción del restaurante por 32€, cuando es un restaurante carísimo. Así que hicimos la reserva y nos dejamos sorprender.

El Restaurante LaTruffiere ofrece otro menú más por 28€ sin postre. 

Es un sitio pequeño, como suele ser normal en los restaurantes de esta categoría y al entrar tienes la bodega, con las botellas de vinos a la vista, que tenían un montón de Chateau Petrus a 2000€ la botella.
Y esta es la sala de la parte de arriba, decorada muy moderna, pero no resulta un espacio frío  Han sabido darle su toque. 
Hago la foto porque terminamos de los últimos y esperé para hacer las fotos, espero estaba lleno. Es un espacio bonito, te hace sentir cómodo. 
El servicio con el bajoplato de cerámica grande. 

Y una copita de vino que nos hemos tomado para empezar
No es un menú para ir con mucha hambre, eso si te lo digo, es el restaurante de degustación, donde te pides hacer un menú de un montón de platos chiquitos, en nuestro caso, como es mucho menos dinero es un menú más reducido, que comes y bien, pero no te vas a hartar. 
A mi ya sabes que me encantan estos sitios de experimentar con la comida, cosas creativas y sorprendentes, creo que la comida da para mucho y hay que animarse a probar sitios así, donde vas a comer cosas que en la vida podrías hacer en tu casa y casi imposible que te lo hagan en un restaurante habitual. Y como además estás de turismo es una experiencia más que te llevas del viaje. 

Tiene su menú degustación, su carta y el menú de la oferta. 

Cara de interesante...

Y el aperitivo fue una crema de patata, muy rica. 

Los panes estaban deliciosos y la mantequilla buenísima. 
Como te imaginarás los nombres son larguísimos, te lo explico, eran láminas de carpaccio de carne, rellenas de espárragos picados sobre una salsa muy suave. Una cosa riquísima. Nos lo pedimos los dos. 
Y Javi se pidió el plato de carne
Y yo el de pescado, delicioso

Y llegamos a los quesos, por supuesto.

Que tenían un carro enorme de quesos, que cada vez que pasaba yo me quedaba embobado mirándolo y te lo preparaban según tus gustos. 

Y terminamos con un cafelito
Que me encantaron los azucareros tan coloridos, lo que tiene el color es el propio azúcar, de la rosa te echas sólo por probar si sabe diferente. ¿Llamativa verdad?
Y una cuenta que uno paga encantado. Hemos comido cosas riquísimas, no nos hemos hartado de comer, pero es uno de los  mejores restaurantes de París, el servicio ha sido fabuloso y nos llevamos otro recuerdo genial de la ciudad. 


1 comentario:

  1. Anónimo1:00 p. m.

    Ana Urba:

    Estupendo. Me parece acogedor y si la comida estaba bien, genial.

    Lo del azúcar de colores me parece una idea estupenda, además lo ponen en una bandeja muy mona con su pañito blanco y todo. Me ha gustado. Yo me echaría de la rosa, por probar.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar